Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Turismo

La costa atraviesa la mejor Semana Santa desde 2008

Sociedad

Tras un flojo verano, esta vez se decidió recibir a los visitantes con promociones; Mar del Plata y Cariló, colmados

Por   | LA NACION

 
 

MAR DEL PLATA.- Mejor imposible. El marzo que se caracterizó por el mal clima y momentos de temperaturas invernales, en este fin de semana híper largo tendió alfombra roja a unos 230.000 turistas que desde anteayer disfrutan de una ciudad a la medida de sus sueños: con mucho sol y en la playa, casi como en los mejores días del verano.

Las imágenes de las últimas 48 horas parecen escapadas de un álbum fotográfico de un brillante domingo de enero. Desde el municipio inflan el pecho y celebran este fantástico momento. "Es la mejor Semana Santa de los últimos cinco años", afirmó con cifras en la mano el titular del Ente Municipal de Turismo (Emtur), Pablo Fernández. Hasta ayer a la mañana se habían contabilizado 229.000 ingresos. Y se esperaba todavía un poquito más.

En los hoteles confirman una ocupación de casi el 90%. Con los dedos de una mano, y quizá sobren, se podrían contar las veces que semejante cifra se había logrado en la última temporada, por cierto una de las más tibias de los últimos años.

Alcanzaba ayer con echar una mirada sobre Playa Grande. Imponente con la presencia de bañistas, muchos de ellos entre las olas, y como valor agregado un gran espectáculo de surf internacional que llenó esa franja de arena con música, cuerpos bonitos y muchos extranjeros que llegaron para acompañar a los competidores.

Así se entiende el entusiasmo de los prestadores de servicios al ver que la ciudad está a pleno. Además de la impactante imagen de la costa, mediodía y noche el fenómeno se extiende a la gastronomía, con los pescados y mariscos como platos estrella en esta Semana Santa, y el puerto y sus restaurantes, claro, favoritos a la hora de elegir menú.

El éxito del fin de semana largo alcanza a todos los destinos de la costa bonaerense y las inmediaciones, como Tandil. Balnearios como Pinamar, Cariló y Mar de las Pampas están con ocupación por encima del 95%. Se lo mire por donde se lo mire, ya por afluencia turística supera ampliamente al rendimiento de igual fecha del año anterior. "Por lo menos un 45% superior a la última Semana Santa", señaló el titular del Emtur en referencia a Mar del Plata, donde ayer aún seguían llegando turistas. Vale recordar que en aquella oportunidad la celebración fue en el cierre de la primera quincena de abril y sintió el impacto de otro fin de semana largo en los últimos días de marzo.

Lo concreto es que en términos de resultados, estos seis días habilitados para escapadas turísticas empiezan a competir de manera directa con los logros de los feriados de Carnaval, considerados el mejor fin de semana largo del año.

"Es una experiencia nueva este fin de semana con tantos días y la gente lo aprovechó al máximo porque ha tomado como mínimo cuatro noches", dijo a LA NACION el responsable del Sheraton Mar del Plata y titular del Mar del Plata Bureau, Herman Sheelling.

Buenos precios

La gama alta de hotelería, entre tres y cinco estrellas, tiene capacidad casi completa al menos hasta mañana. Tanto ese rubro como el de alquileres de departamentos habían comprometido valores por debajo de los que rigieron en enero y febrero. Los niveles de ocupación permiten deducir que no hubo mayores quejas en materia de precios.

También se aprovechó esta fecha para aplicar medidas tendientes a incentivar al turismo y mantener preferencias por este destino. La temporada con resultados magros dejó su lección y los operadores comienzan a trabajar para recuperar algo de lo perdido.

Este fin de semana se implementó por primera vez el beneficio de entradas al teatro como parte de paquetes de alojamiento en alguno de los más importantes hoteles. La obra elegida es Conversaciones con mamá, con Pepe Soriano y Luis Brandoni. Con otros establecimientos, siempre con el mismo espectáculo, el acuerdo es de descuentos muy importantes para sus pasajeros.

"Es el primer paso de otras acciones que tenemos en mente y en marcha para reposicionar a Mar del Plata y mantenerla como alternativa de escapadas turísticas durante todo el año", dijo a LA NACION el titular de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, Eduardo Palena.

En los balnearios se mantienen los servicios. En algunos casos han bajado líneas de carpas, pero mantienen un servicio para los clientes que, favorecidos por temperaturas de 26 a 27 grados y la ausencia de nubes, se reencontraron con la playa y la disfrutaron como a comienzos del año.

Y para la gastronomía, un fin de semana que trae mucho trabajo y también alivio a un sector que elevó muchas quejas al cabo del verano. Sentarse a comer en restaurantes del centro y el puerto requiere una reserva previa o, de otra manera, no menos de media hora de cola. Anteanoche como ayer al mediodía, el complejo gastronómico del puerto desbordaba. La espera valía la pena, todo sea por una porción de rabas, alguna cazuela o paella o una buena parrillada de mariscos..

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa muerte de García MárquezElecciones 2015Semana Santa