Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sugerencias para todo el universo hispanohablante

LA NACION
SEGUIR
Graciela Melgarejo
Lunes 01 de abril de 2013
0

La elección del papa Francisco sigue siendo todavía un tema lingüístico. La semana pasada, Fundéu distribuyó una comunicación con este título: " Ecuménico e interreligioso no son sinónimos". ¿Alguien creyó que lo eran? Parece que sí, a juzgar por lo que sigue: "El adjetivo ecuménico hace referencia a las relaciones entre los cristianos (protestantes, ortodoxos, evangélicos, católicos, etcétera), mientras que interreligioso alude a las relaciones entre el cristianismo y otros credos".

El adjetivo ecuménico en el Diccionario de la Real Academia Española, en la versión en línea, está definido así: "Universal, que se extiende a todo el orbe". La palabra, bella por sonido y por significado, puede usarse en muchos casos. En los señalados por Fundéu es donde se da, evidentemente, una confusión: "Con motivo de las declaraciones del nuevo papa respecto de la importancia de mantener y mejorar el diálogo ecuménico y el interreligioso, se han podido encontrar noticias como éstas: «El papa Francisco convocó a un diálogo ecuménico con los distintos credos», «El encuentro de Francisco con Bartolomé I es un hito en el diálogo interreligioso». La Fundéu (que trabaja en la Argentina con el asesoramiento de la Academia Argentina de Letras) recuerda que ecuménico e interreligioso no son sinónimos, sino que ecuménico hace referencia al ecumenismo, que es el movimiento que busca la unidad entre los cristianos, mientras que interreligioso se aplica a las relaciones de los cristianos para con otras religiones en pos del bien común y la paz, por ejemplo, el judaísmo, el islam, el hinduismo, etcétera. De ahí que hubiera sido mejor decir: «El encuentro de Francisco con Bartolomé I es un hito en el diálogo ecuménico» o «Francisco había conmemorado en la catedral metropolitana el 74 aniversario de la Kristallnacht en un encuentro interreligioso»".

Fundéu se refiere al ecumenismo entendido como la tendencia o movimiento que busca la restauración de la unidad de las distintas confesiones religiosas cristianas, definido así en el DRAE (" ecumenismo. 1. m. Rel. Tendencia o movimiento que intenta la restauración de la unidad entre todas las Iglesias cristianas"). En 2014, en la próxima edición del Diccionario , podría considerarse agregar una segunda acepción en ecuménico, ca : "Perteneciente o relativo al ecumenismo (tendencia o movimiento)", por ejemplo. Otra posibilidad es enviar ya un tuit a la RAE , con esta sugerencia, como la propia entidad lo pide: " @RAEInforma Las propuestas relacionadas con el diccionario pueden remitirse a la Unidad Interactiva del DRAE (unidrae@rae.es): http://ow.ly/hnqMQ ".

Hay otra observación hecha por Fundéu en estos días: "El nuevo papa concede una bendición urbi et orbi, no urbi et orbe, en cursiva y en minúscula, tal como señala la Ortografía de la lengua española".

La entrada en el Diccionario en línea define así: " urbi et orbi (Loc. lat., literalmente 'para la ciudad y para el orbe'). 1. loc. adj. A la ciudad de Roma y al mundo entero. U. por el Sumo Pontífice como fórmula para indicar que lo dicho por él, y especialmente su bendición, se extiende a todo el mundo. 2. loc. adv. A los cuatro vientos, a todas partes."; pero como la versión en línea ya no utiliza la cursiva, concluimos que ya se la considera latinismo adaptado.

© LA NACION

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas