Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Austeridad

Buscan auspiciantes para la coronación en Holanda

El Mundo

El gobierno quiere el apoyo de fondos privados para financiar la entronización de Guillermo

Por   | Agencia EFE

LA HAYA.- Cuando falta menos de un mes para la ceremonia en la que la reina Beatriz abdicará a favor de su hijo mayor , Holanda acelera los preparativos para la entronización de Guillermo y de Máxima , una ceremonia sin exceso de lujos y cuyos costos las autoridades quieren financiar con ayuda de auspiciantes privados.

El protagonismo corresponde a Amsterdam, la capital del país, donde según la Constitución se tiene que firmar el acta de abdicación, aunque para ello hay una estrecha colaboración con La Haya, la sede del gobierno, cuyas autoridades realizan gestiones para que no falle el más mínimo detalle.

Esos preparativos, que van desde mejorar el pavimento de las calles hasta la designación de lugares especiales para manifestaciones de protesta, están en marcha desde que Beatriz anunció su abdicación, el 28 de enero pasado.

"Tres meses es muy poco tiempo para la organización de un evento de esta categoría, pero notamos que el entusiasmo de la gente crece a medida que se acerca el día", declaró la vocera de la municipalidad de Amsterdam, Tahira Limon.

El alcalde de la capital holandesa, Eberhard van der Laan, ya ha señalado que el objetivo es que la entronización se produzca en un ambiente festivo y que Holanda olvide por un día la crisis.

Acorde con ese contexto económico, el primer ministro, el liberal Mark Rutte, ya adelantó que la celebración será "sobria", siguiendo la política de contención de costos de los últimos años.

Tampoco habrá regalos para la monarca saliente ni para la nueva pareja de reyes, que ya rechazaron presentes para evitar gastos extraordinarios y sólo pidieron el entusiasmo de los ciudadanos.

Las autoridades quieren evitar que se repitan los disturbios de 1980 durante la coronación de Beatriz, cuyo ascenso al trono fue contestado por el movimiento "okupa" que protestaba por la política de vivienda en la capital holandesa.

Sin contar gastos de seguridad, el evento costará a las arcas públicas 11 millones de euros, de los que seis millones salen de las arcas municipales de Amsterdam y los otros cinco de los presupuestos nacionales, según fuentes locales.

"Amsterdam busca patrocinadores para financiar los gastos, para lo cual hay también cada vez mayor predisposición", declaró la vocera municipal.

De acuerdo con el programa oficial, la abdicación tendrá lugar a las 10 de la mañana en el Palacio Real de Amsterdam, situado en la céntrica plaza Dam, y luego la actual monarca y su hijo pronunciarán un discurso en el balcón del palacio, que será retransmitido en directo por la televisión pública.

Lágrimas

La ceremonia de entronización comenzará a las dos de la tarde, en la Nieuwe Kerk (Iglesia Nueva), cercana al Palacio Real, donde Máxima y Guillermo se casaron en 2002 y donde la argentina se ganó el corazón de los holandeses con las lágrimas de emoción que no pudo reprimir al escuchar el tango favorito de su padre.

Jorge Zorreguieta tampoco estará presente el día en que su hija sea nombrada reina consorte de Holanda, una decisión de la propia Máxima para no herir susceptibilidades por el pasado de su padre como ministro de Agricultura en el gobierno militar.

Sí estarán en cambio las tres hijas de la pareja real (Catalina Amalia, Alejandra y Ariadna), además de los miembros del Parlamento y del Senado, los herederos de las casas reales europeas y delegaciones extranjeras.

Guillermo vestirá de frac, sobre el que llevará la capa de armiño que ya lució su madre hace casi 33 años, una prenda que se ha adaptado en muchas ocasiones desde que se usó por primera vez en 1815. La única exigencia del protocolo es que la reina consorte vaya de largo.

El programa incluye un recorrido vespertino en barco por el mar interior Het IJ, en el norte de Amsterdam.

Por motivos de seguridad, se descartó usar para esa ruta el balandro real construido en 1900, lo que ha sido un motivo de decepción para los administradores del Museo Marítimo, que se comprometieron a restaurarlo para la ceremonia.

Guillermo y Máxima serán los primeros príncipes herederos europeos en asumir el trono en el siglo XXI, y serán así la pareja real más joven de las monarquías occidentales..

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015SuperclásicoConsejo de la Magistratura