Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un día después, la TV se enfocó en la tragedia más allá de la Capital

Buenos Aires

Para las señales informativas y los canales de noticias nada ocurrió ayer en el país y en el mundo fuera de la tragedia de los inundados. Todos los recursos técnicos y humanos fueron dispuestos para el seguimiento ininterrumpido de la catástrofe y sus tremendas consecuencias, que en la víspera se fueron alejando de la Capital para concentrarse definitivamente desde el mediodía en la devastada zona de La Plata. La TV de aire, en tanto, no modificó la columna vertebral de su programación, pero algunos ciclos optaron por sumarse al tema excluyente del día. A su manera.

En el comienzo de la jornada lo que más llamó la atención fue la insistencia de C5N en señalar las culpas del gobierno de Mauricio Macri. Con títulos asertivos, fuerte adjetivación y citas permanentes de voceros del gobierno nacional (con el ministro de Planificación, Julio De Vido, a la cabeza), la señal cargó durante largas horas con dureza sobre el gobierno porteño. No le quedó otra en un momento que orientar las antenas hacia lo sucedido en La Plata, aunque en este caso con alusiones visuales más neutras y el detalle de ser el único medio televisivo en mostrar desde el aire la imagen de la llegada de la Presidenta a Tolosa y su primer contacto con los damnificados.

En esa línea, desde Twitter, el dirigente Luis D'Elía señaló por la mañana que "los medios hegemónicos magnifican y agrandan la situación en La Plata" para proteger a Macri. Luego debió disculparse y reconocer su error.

Mientras la situación en La Plata se agravaba minuto a minuto, la TV pública estaba en otra cosa. El programa Vivo en Argentina proponía notas de color desde Castelli y una charla acerca de qué cosas nos hacen reír. Más tarde, cerca de las 18, en su franja de documentales, incluyó al pie de la pantalla un videograph que en movimiento continuo indicaba direcciones y otras referencias de ayuda a las víctimas.

El resto de la cobertura se caracterizó por el registro constante de dramáticas historias humanas de quienes perdieron todo, el casi nulo lugar para el análisis y la poco feliz costumbre de reiterar las imágenes más conmovedoras como si se tratara de hechos ocurridos en ese mismo instante. Todo ayudó a elevar el rating de los noticieros, en especial los de América, que ayer llegó a estar (sobre todo en la franja matutina, con un programa especial conducido por Ernestina Pais y Paulo), segundo detrás de Telefé. Con algunos conductores transformados en movileros (al ejemplo inicial de Mónica Gutiérrez se sumó ayer Luis Otero), los informativos también lograron ganar espacio: Telenueve utilizó ayer las dos horas habituales de Más Viviana para una edición extra.

Fuera de los espacios noticiosos, en Dale la tarde, Mariano Iudica reunió a varios damnificados y lanzó duras críticas contra las autoridades, en tanto Santiago del Moro (en Infama) matizó la tragedia con un largo informe sobre el regreso de Susana Giménez y otras cuestiones mundanas..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYPresupuesto 2015Accidentes aéreosElecciones 2015Inflación y preciosTorneo Primera División