0

Macri dijo que da la cara y ofreció ayuda a la provincia

El jefe de gobierno justificó su ausencia en las horas iniciales de la inundación; ministros y legisladores salieron a "escuchar" los reclamos
Jaime Rosemberg
0
4 de abril de 2013  

Esta vez, Mauricio Macri no se dejó madrugar por la tragedia. A diferencia de lo ocurrido anteayer, cuando la inundación que azotó a Buenos Aires lo encontró en las playas brasileñas, el jefe de gobierno porteño trabajó desde bien temprano para paliar los daños del desastre, que en la Capital dejó como saldo al menos seis muertos y varios miles de damnificados.

Reunión de gabinete matinal con llamada a Daniel Scioli incluida; recorridas y varias horas monitoreando junto a su equipo los avances en las tareas de asistencia conformaron el trajinado día del jefe de gobierno. Más allá de sus esfuerzos por "mirar hacia delante", el líder de Pro volvió a enardecer los ánimos de sus detractores al justificar su nueva ausencia del país. "Soy un servidor público y como tal necesito unos días de descanso por año", afirmó Macri en declaraciones radiales. Y aclaró: "No me tomé más que cinco días en el verano, porque teníamos alertas durante el verano. Entonces dije: me voy a quedar acá", agregó el jefe de gobierno y aspirante a la presidencia en 2015.

Anteayer, Macri volvió de apuro a la ciudad, calificó de "tragedia climática" a la inundación y culpó al gobierno nacional por la falta de obras pluviales en las zonas más afectadas por las intensas lluvias.

"Esto se resuelve con obras de la magnitud del arroyo Maldonado. El trámite del arroyo Vega está en el Banco Mundial. El Gobierno acaba de firmarnos el trámite para empezar a mover ese crédito, cuyo trámite estaba trabado desde 2008. Ahora dicen que el Banco Mundial está viendo qué cupo tiene la Argentina", explicó el jefe de gobierno.

En la reunión de gabinete, realizado en la sede de la Policía Metropolitana en el barrio de Chacarita y según contaron dos de sus asistentes a LA NACION, Macri insistió en la necesidad de "dar la cara ante la gente" y "salir a la calle" a dar soluciones a los afectados. Durante el encuentro, Macri llamó a Scioli para "ponerse a disposición" luego de conocida la magnitud de los daños que ocasionó la inundación en amplias zonas de La Plata, la capital bonaerense. Macri pareció sorprendido, durante la conferencia de prensa posterior, cuando una periodista le preguntó por su llamada al gobernador jaqueado por la Casa Rosada. "Qué veloz es la información", balbuceó el jefe de gobierno.

Volvieron a faltar a la cita el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta y los ministros Daniel Chaín (Desarrollo Urbano) y Francisco Cabrera (Desarrollo Económico), mientras Marcos Peña (secretario de Gobierno) llegó tarde porque su vuelo de cabotaje estaba atrasado. En la reunión, distintos ministros explicaron las tareas a realizar y Esteban Bullrich (Educación) advirtió que muchas escuelas podrían tener más problemas si continuaban los cortes de luz en las zonas más castigadas por las intensas lluvias.

Una de las encargadas de transmitir su mensaje fue la vicejefa de gobierno, María Eugenia Vidal, que junto a Diego Santilli (Medio Ambiente) pilotearon el operativo de ayuda a los damnificados desde las primeras horas del martes.

Mensajera

Fue Vidal quien se reunió más tarde con legisladores de Pro para explicarles las nuevas directivas. Estuvo acompañada por Santilli y Eduardo Machiavelli, número dos de Larreta en la jefatura de gabinete.

Allí se decidió por consenso que había que salir "ahora mismo" hacia los barrios más perjudicados por el agua para estar junto a los vecinos. Los diputados porteños Cristian Ritondo, Fernando de Andreis, Enzo Pagani, Francisco Quintana, Sergio Bergman y Daniel Presti fueron algunos de quienes participaron, y también allí hubo notorias ausencias de legisladores del propio macrismo. ¿Qué ocurrió? Los dirigentes que llegaron al viejo edificio del diario La Prensa se dividieron las zonas para recorrer, en conjunto con comuneros y el equipo de emergencia que también integran el SAME y la Policía Metropolitana. "Hay que ir a dar la cara, escuchar a la gente. La diferencia con el gobierno nacional es (la obra del arroyo) Maldonado. Cuando nos dan la posibilidad, hacemos las obras", explicó Bergman.

A pesar de su esfuerzo por mostrarse activo, Macri fue blanco del kirchnerismo. "Démosle descanso a partir de 2015", fue el latiguillo más repetido en las redes sociales, junto a las declaraciones de ayer en las que justificaba su viaje a Brasil con su familia.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.