Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Amenaza nuclear

Corea del Norte desplegó un misil capaz de llegar a Japón y a una isla de EE.UU.

El Mundo

Corea del Sur informó que es un proyectil mediano que no tendría posibilidades de alcanzar territorio continental norteamericano; una prueba inminente

 
 

SEÚL.- Con la misión de alimentar la batería de amenazas militares de las últimas semanas, el régimen de Corea del Norte desplegó ayer un misil de medio alcance en la costa este de la península, como parte de lo que se presume será una prueba inminente o un adiestramiento militar.

Durante una exposición ante una comisión parlamentaria, el ministro de Defensa surcoreano, Kim Kwan-jin, informó sobre el movimiento de esa arma estratégica de Corea del Norte y descartó que el misil sea un KM-08, capaz de cubrir 10.000 kilómetros y golpear territorio norteamericano.

Sin dar detalles sobre el proyectil, Kim explicó que se considera que puede alcanzar una "distancia considerable", pero no las costas continentales estadounidenses. "Podrá ser una prueba o ejercicios militares", dijo.

Las evaluación de Kim, ex general, ex jefe de Estado mayor y considerado un "halcón" en las relaciones con el Norte, llegaron después de que la prensa surcoreana difundiera estimaciones de los servicios de inteligencia que afirmaban que el misil sería de la serie Masudan, capaz de cubrir entre 3000 o 4000 kilómetros, distancia que alcanzaría a Corea del Sur, Japón y la base estadounidense de Guam, a pesar de que no ha sido probado hasta ahora.

Según especulaciones de la agencia de noticias surcoreana Yonhap, el régimen comunista de Pyongyang podría efectuar el lanzamiento a mediados de abril, en ocasión de los festejos solemnes por el cumpleaños del fundador del Estado, Kim Il-sung, abuelo de Kim Jong-un, el actual dictador del aislado y empobrecido país.

El informe del ministro surcoreano ocurrió horas después de que Pyongyang advirtiera que autorizó a sus fuerzas armadas a atacar Estados Unidos utilizando armas nucleares "más pequeñas, livianas y diversificadas".

Esa última amenaza obligó a Washington a acelerar el despliegue en Guam de los sistemas de defensa antimisiles Terminal High-Altitude Area Defense (Thaad), baterías que en principio iban a ser estacionadas en Medio Oriente ante el avance de la ambición nuclear de Irán.

También ayer, y por segundo día consecutivo, Corea del Norte bloqueó su frontera a los surcoreanos que se dirigían a trabajar en el complejo industrial binacional de Kaesong, amenazando el futuro del último símbolo que sostiene la cooperación intercoreana.

En ese parque industrial trabajan por lo menos 800 surcoreanas y cerca de 50.000 norcoreanos en varias empresas cuya actividad le aporta a la economía de Corea del Norte unos 2000 millones de dólares.

Después de que las Naciones Unidas impusieran una nueva ronda de sanciones a Pyongyang por el lanzamiento de un cohete, en diciembre, y por su tercera prueba nuclear, en febrero, el régimen de Kim, con una espiral de amenazas, retomó con virulencia su retórica belicista.

Además de rechazar cualquier negociación de su programa y arsenal nuclear, Pyongyang anunció que reactivará todas sus actividades atómicas y que sus fuerzas armadas ya tienen aprobados los planes de ataque contra Estados Unidos.

Más allá de despertar, profunda preocupación en los centros de poder de Washington, los analistas internacionales descartan que la dictadura comunista norcoreana cuente con la tecnología necesaria para agredir el territorio continental norteamericano..

Agencias DPA, AP, ANSA y EFE
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsLa muerte de García MárquezElecciones 2015Semana Santa