Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El futuro de la ópera en manos de jóvenes con buenas ideas

Con propuestas innovadoras, se muliplican los grupos dedicados al género

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 06 de abril de 2013
0

El florecimiento de la actividad operística en Buenos Aires últimamente adquirió particularidades tan inesperadas e inéditas como para llegar a caracterizar el sentido de una generación musical. Por cierto, todavía las cosas no aparecen tan pulcras ni tan sencillas para dar la imagen de un alud operístico sobre Buenos Aires. Aunque nadie puede negar un evidente cambio en la vida musical urbana, que ya no está monopolizada por los conciertos ni las programaciones del Teatro Colón. No es que aquellas manifestaciones hayan caído en desuso por la competencia de nuevas incorporaciones, porque en arte no hay reemplazos sino bienvenidos recién llegados. Pero, de todos modos, es evidente que los protagonistas de los nuevos aportes han logrado legitimar con sobrados méritos su derecho de piso.

Hasta ahora, salvo algunos espectáculos aislados fuera de plan, sólo Buenos Aires Lírica y Juventus Lyrica, concentradas en el teatro Avenida, se repartían las actividades operísticas off Colón de manera escrupulosamente planificada. Pero esta misma semana, como para asegurar su presencia desde el comienzo de la nueva temporada, hicieron su aparición, cuatro instituciones líricas locales de las que muchos adictos a la ópera no tenían demasiada idea. No surgieron de la nada, por generación espontánea. Existían, y en ocasiones habían exhibido equipos estructurados y repertorios de interés, aunque escasamente visibles por una incompresible exigua exposición pública.

Por ejemplo, esta noche, la Compañía Lírica Giuseppe Verdi inicia su temporada 2013 con La vie parisienne , sin duda, la más célebre de las operetas escritas por Jacques Offenbach. En la sala del Avenida, sesenta artistas serán dirigidos por la soprano Adriana Segal, encargada además de la producción y la régie.

Una escena de La vie parisienne que la Compañía Lírica G. Verdi presenta hoy en el teatro Avenida
Una escena de La vie parisienne que la Compañía Lírica G. Verdi presenta hoy en el teatro Avenida.

La propuesta no pertenece al órden de las pequeñeces, porque la frescura, el desembarazo, la elegancia, el sarcasmo, y la ironía con distinción, no son fáciles de comunicar desde un escenario. Para lograrlo, la Compañía Verdi cuenta en el foso con una agrupación musical de 40 instrumentistas dirigidos por Ramiro Soto Monllor y un equipo de experimentados técnicos escénicos, entre los que la coreógrafa Gabriela Castro Barros carga con la responsabilidad de conseguir un final con la más entusiasta participación del público.

Dos puestas óperísticas más, ambas vinculadas a aniversarios, completarán la temporada de la Compañía Verdi. La primera es el estreno argentino de Oberto, Conde de San Bonifacio , considerada la primera ópera de Verdi (porque la compuesta inicialmente se ha perdido) con la que se conmemora el 200º aniversario del nacimiento del compositor. La segunda tiene que ver asimismo, con el aniversario de La vida breve , de Manuel de Falla. Las tres puestas programadas tienen carácter aperturista y desdeñan con hidalguía el posible reproche de incurrir en la rutina o lo convencional. Esta noche, en el Avenida, comenzará a advertirse si este énfasis se identifica con la realización práctica y los vaticinios. Sería muy deseable que así fuera.

Todo por descubrir

Sin duda, el barroco francés magnetiza la atención del creativo Marcelo Birman, un músico e investigador que cada vez que hace una aparición con su conjunto coral e instrumental Compañía de las Luces, produce un destello inesperado en el espacio musical. La vida artística de este grupo especialmente amplio, se inició en 1999 en el Colegio Nacional de Buenos Aires con una puesta del Orfeo y Eurídice de Gluck.

Por suerte, su actividad no se interrumpió, ya que cada uno de sus espectáculos sentaba cátedra de seriedad artística y desparramaba la novedad de lo recuperado con fiel legitimidad.

Sus versiones de David y Jonathas de Marc-Antonio Charpentier y de Castor & Pollux de Rameau no fueron para nada, intentos de aficionados. Pero esto sucedió hace ya tres años, en 2010. La falta de continuidad en la aparición de estos valiosos grupos es un hecho realmente insalubre para nuestro medio cultural.

Por su parte, el grupo Lírica Lado B, el domingo 19 de mayo, presenta un espectáculo operístico particularmente significativo que hasta puede contribuir lateralmente como desmitificador de un invento impune, en circulación desde hace unos 200 años. De Antonio Salieri, su dramma giocoso en dos actos Falstaff, o las tres burlas , con libreto basado (tal como el de Verdi) en el Shakespeare de Las alegres comadres de Windsor . Y en intencionada comunión, el estreno argentino de El sueño de Escipión, K. 126 , acción teatral en un acto de un Mozart de 16 años, sobre texto de Metastasio, para tres tenores, dos sopranos y orquesta, y media docena de arias de especial encanto. Tendrán ocho funciones en la sala del teatro Hasta Trilce.

Ensemble Lírico Orquestal se llama la cuarta agrupación de actividad no demasiado divulgada, injustamente. El domingo 28 de este mes, en el Auditorio de Belgrano, solistas, el coro y la orquesta de la institución, dirigidos por Gustavo Codina, repetirán una versión de Carmina Burana y Catulli Carmina , ambas de Carl Orff, que el año pasado cosechó excelentes opiniones críticas. Siempre en el Auditorio de Belgrano, el 30 de junio pondrán Un giorno di Regno , segunda ópera editada de Verdi. Y el 22 de septiembre, interpretarán la Novena sinfonía de Beethoven. Mientras tanto, harán un ciclo de Música de Cámara Instrumental y Vocal que comienza en estos días y se extenderá hasta noviembre, en la Biblioteca Café.

Algo nuevo y bueno sucede en la vida musical de la ciudad, como si se tratara de una búsqueda del tiempo perdido.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas