Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las intensas lluvias son consecuencia del cambio climático

Pablo Canziani, experto en clima del Conicet, advierte sobre las consecuencias del calentamiento global y el tener una urbanización descontrolada

Sábado 06 de abril de 2013 • 18:59
SEGUIR
LA NACION
0

"Mejorar la capacidad de predicción temprana de los fenómenos meteorológicos extremos y buscar mecanismos para adaptarse a los cambios son dos de los grandes desafíos a enfrentar ante el cambio climático".

Esas palabras, que cabrían perfectamente para describir cómo debe anticiparse y enfrentarse una tragedia meteorológica de gran magnitud como la que sucedió esta semana en la Capital Federal, y especialmente en La Plata y sus alrededores las pronunció el jueves último David Grimes, el presidente de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), durante una conferencia en Costa Rica.

"Lo que observamos actualmente es un incremento en la variabilidad del clima con eventos extremos cada vez más frecuentes, lo cual plantea desafíos a estos países [por Centroamérica], al igual que a los de otras regiones del mundo", afirmó Grimes, quien resaltó que la OMM impulsa proyectos que buscan fortalecer las organizaciones de emergencia locales y regionales en su capacidad de respuesta.

En coincidencia con lo expresado por la máxima autoridad meteorológica a nivel mundial, Pablo Canziani, doctor en Física y director del Equipo Interdisciplinario para los Estudios de Procesos Atmosféricos en el Cambio Global de la Universidad Católica Argentina (UCA), explicó a LA NACION que desde hace varias décadas hay un incremento cada vez más notable de grandes precipitaciones en la región por efectos del cambio climático.

"Los eventos de precipitación extremos sufridos por la Ciudad de Buenos Aires la noche del 1 al 2 de abril y el 2 de abril en La Plata, se insertan dentro de una tendencia muy marcada que afecta la región de la Pampa Húmeda [Sur de Brasil hasta el sur de la Provincia de Buenos Aires] desde principios de los años 1980 y se evidencian en el incremento de la frecuencia de eventos de precipitación severa o extrema, con grandes cantidades de agua caída, de más de 100 milímetros en pocas horas", explicó Canziani, investigador del Conicet.

"Tales cambios en las frecuencia de eventos severos y en la forma de precipitación responden a lo que es dable esperar en una situación de Cambio Climático debido tanto a la acumulación de gases de efecto invernadero (GEI), como también a las consecuencias climáticas del agujero de ozono austral, que durante los meses de verano también afecta el clima de esta región de igual manera que los GEI", profundizó el experto, que indicó que "esta tendencia en la que las llamadas tormentas del siglo han dejado de ser ocurrencias que tenían lugar cada 100 o 70 años a repetirse cada tres o dos años o quizás cada año, indican que efectivamente estamos ante una señal concreta del cambio climático y que estas han llegado para quedarse durante las próximas décadas por lo menos.

Poca absorción

Según Canziani, las precipitaciones de la magnitud sufrida en estos días "superan la capacidad de absorción de los suelos", que ante tanta cantidad de agua, prácticamente se impermeabilizan solo absorbiéndola en los primeros milímetros, sobre todo en suelos con escasa o perturbada cobertura vegetal. "Esta situación permite que grandes masas de agua acumuladas en poco tiempo se desplacen rápidamente por los desniveles, arroyos y viejos cursos secos que tiene aún esta planicie causando estragos y pérdidas materiales. La situación empeora aun más cuando esto ocurre en zonas urbanizadas y modificadas por el hombre, con escasos espacios abiertos, topografía modificada y mucho asfalto y cemento, con inadecuada, insuficiente o mal planteada infraestructura", precisó el especialista en clima de la UCA.

El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: EFE
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: Télam
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: Télam
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN
El temporal tuvo un fuerte impacto en la ciudad y el conurbano. Foto: DyN

Y agregó: "Estas evidencias concretas nos llaman a aceptar de manera definitiva que los cambios climáticos causados por el hombre y sus acciones existen, que sus consecuencias tienen efectos ambientales y sociales y que por lo tanto los problemas ambientales no son cuestiones que sólo afectan a la naturaleza sino que son concretamente problemas socio-ambientales".

Una tendencia que preocupa

La tendencia al calentamiento global se afianza año tras año y preocupa a la comunidad científica mundial que ya se manifestó en diciembre último durante la Cumbre Mundial de Cambio Climático de Naciones Unidas, en Doha, Qatar, en donde denunciaron que el planeta Tierra va camino a un calentamiento global extremo, donde pocos seres vivos podrán adaptarse y millones de personas morirán.

En aquella reunión, en donde 195 países acordaron un débil pacto para no aumentar las emisiones de gases contaminantes y en donde varias potencias como Japón, Canadá y Rusia se alejaron del Protocolo de Kyoto, el presidente del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), Rajendra Pachauri, afirmó a LA NACION, que es imperioso que los países alcancen un acuerdo que reduzca las emisiones de GEI para impedir inundaciones, sequías, olas de calor y crecimiento en el nivel de los océanos.

"La subida del nivel de los océanos supone una amenaza particular para quienes viven en áreas a nivel del mar, desde Bangladesh a ciudades como Nueva York, Londres y Buenos Aires, ya que se incrementa el riesgo de tormentas, erosión costera y, en el peor de los escenarios, inundaciones de grandes áreas de terreno", había adelantado el científico, como presagiando la tragedia que dejó más de cincuenta muertos en la Argentina esta semana.

El influyente comité del clima de la ONU había analizado que la probabilidad de que la actividad humana sea la causante del cambio climático es de "al menos el 90 por ciento" en su último informe del 2007. Sin embargo, Pachauri dijo que esperaba que el comité elevara aún más esa probabilidad en su próximo informe, previsto para este año.

En coincidencia con Pachauri, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, alertó a los países en Qatar que "el cambio climático es una crisis y una amenaza". "Las señales de peligro están por todas partes. Las emisiones de gases de efecto invernadero han alcanzado un nivel récord. Nosotros, colectivamente, somos el problema", advirtió la máxima autoridad de la ONU.

Problema de urbanización

El entubamiento subterráneo de arroyos de llanura y la fiebre de la construcción indiscriminada de edificios, sumados al cambio climático, son para varios expertos las principales causas de las trágicas inundaciones que azotaron a Buenos Aires y La Plata, con un saldo de 57 muertos.

"Tenemos un problema histórico-cultural grave, que la actual crisis socio-ambiental deja a descubierto en distintos puntos del territorio nacional. Hay un avance descontrolado de la urbanización, desde Rosario hasta La Plata. No sólo hemos perdido fauna y flora autóctona irrecuperables, suelos valiosísimos para la producción de alimentos, sino que hemos invadido cuencas hídricas por donde se escurre el agua de precipitaciones en esta extensa llanura de baja altura sobre el nivel del mar", explicó Canziani.

Las severas lluvias que azotaron CABA y La Plata son eventos extremos producto del cambio climático
Las severas lluvias que azotaron CABA y La Plata son eventos extremos producto del cambio climático. Foto: Archivo

"Hemos pretendido "domar" a la naturaleza, entubando y desviando arroyos y ríos, rellenando bañados y lagunas, sin pensar que el agua siempre va a buscar el mejor camino para llegar al punto más bajo de la región, al Rio de la Plata o la Costa Atlántica en otros casos. En un afán de urbanizar todo, hemos permitido la ausencia de una correcta gestión del territorio, mediante el cual se definen zonas de urbanización, tanto para la vivienda, la industria, la agricultura, el esparcimiento y la preservación de la naturaleza", agregó el especialista.

El arquitecto Roberto Livingston explicó en la semana que las inundaciones en Buenos Aires y La Plata tienen orígenes semejantes porque son ciudades que no tuvieron en cuenta a ninguno de los arroyos que existían en el terreno donde se levantaron.

"Para algunos arquitectos los cursos de agua son molestias y suelen entubarlos. Pero a los ríos no les gusta correr dentro de cañerías, como sucede con varios cursos de agua debajo de la capital argentina. El Maldonado fue un río que ha tenido márgenes verdes, que atraviesa Buenos Aires como el Támesis de Londres o el Sena de París, pero muchos porteños desconocen que está bajo sus pies", señaló el profesional que también es profesor de posgrado en varias universidades de la región.

Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: DyN
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Aníbal Greco
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Aníbal Greco
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Aníbal Greco
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Santiago Hafford
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: DyN
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: AFP
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION
Cayeron 181 milímetros de agua, una cifra récord, que inundaron zonas densamente pobladas de la ciudad; la peor catástrofe de La Plata. Foto: LA NACION

Según Canziani, la suma de estos factores nos indican que no estamos simplemente ante un desastre climático, ya este se transformó en un desastre socio-ambiental como consecuencia de décadas de falencias en la gestión desde lo municipal a lo nacional en materia territorial, ambiental y social".

Radiografía de la tragedia en La Plata
Radiografía de la tragedia en La Plata. Foto: LA NACION
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas