Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Murió Margaret Thatcher, la dama de hierro que derrotó a la Argentina en Malvinas

El Mundo

La líder conservadora fue primera ministra entre 1979 y 1990; murió a los 87 años tras sufrir un ACV

 
Los comienzos de la carrera de una mujer que dejó su huella en Gran Bretaña. Foto: Archivo 
 

La ex primera ministra británica conservadora Margaret Thatcher, quien encabezó la isla europea en su guerra contra la Argentina, murió ayer de un ataque de apoplejía, según informó su vocero, Tim Bell.

La "dama de hierro", como era conocida mundialmente, lideraba Gran Bretaña en la guerra contra la Argentina por la soberanía de las islas Malvinas. Murió hoy a los 87 años, tras sufrir un accidente cerebrovascular.

"Es con gran tristeza que Mark y Carol Thatcher anunciaron que su madre, la baronesa Thatcher, murió tranquilamente después de un ataque cerebral esta mañana", indicó Lord Bell en un comunicado.

Por deseos de sus familiares, el Gobierno británico realizará una ceremonia fúnebre con honores militares, pero que no será un funeral de Estado, según informaron desde Downing Street, sin dar precisiones de la fecha. La ceremonia se realizará en la Catedral de Saint Paul.

"Un amplio y diverso rango de personas y grupos cercanos a la señora Thatcher serán invitados", dijo la oficina del primer ministro David Cameron en un comunicado. "El servicio será seguido por una cremación privada. Todos los arreglos que se están realizando están en línea con los deseos de la familia de la señora Thatcher", agregó.

Thatcher fue la primera mujer en acceder al máximo cargo del Ejecutivo en Gran Bretaña, y se mantuvo frente a Downing Street por tres períodos, aunque no llegó a culminar el último.

Margaret Hilda Roberts nació el 13 de octubre de 1925 en Grantham, un pequeño pueblo británico al norte del país, donde tuvo una infancia humilde. En su juventud, gracias a su capacidad intelectual, logró estudiar en la Universidad de Oxford, donde se recibió de química y más tarde también de abogada.

En las elecciones generales de 1959, Thatcher dio su primer paso en la política, cuando se convirtió en miembro del Parlamento por Finchley, lugar que ocupó hasta 1992 pese a sus avances en el poder Ejecutivo. Desde ese momento comenzó a delinearse su perfil conservador y de fuerte oposición al Partido Laborista.

Su padrino político fue Edward Heath, líder de los conservadores entre 1964 y 1970, quien le dio distintas funciones dentro del Partido Conservador cuando los laboristas estaban en el poder. Cuando Heath fue electo primer ministro, designó a Thatcher secretaria de Educación.

Sin embargo, en 1974, cuando el Partido Laborista volvió al 10 de Downing Street, Thatcher sorprendió cuando desafió a Heath como líder de los tories y ganó, en un resultado que llamó la atención de muchos. Desde entonces, comenzó una carrera de popularidad dentro del Partido Conservador, e incluso entre la sociedad británica, que la llevó a convertirse en la primera ministra de la isla en 1979, en un contexto de crisis económica y huelgas extendidas por todo Gran Bretaña.

Estilo agresivo y decisiones polémicas

En casi once años de mandato, su personalidad extremadamente severa la llevó a tomar decisiones polémicas. Entre ellas, la más cuestionada al día de hoy fue la de responder al desembarco de tropas argentinas en Malvinas con una guerra desigual, que terminó con una victoria británica luego de tres meses. Con el triunfo bélico, el nivel de aprobación -que estaba en niveles históricamente bajos- volvió a subir, lo cual le valió su primera reelección en 1983.

Los tres períodos de Thatcher -el último inconcluso- significaron una completa transformación del Reino Unido por sus medidas económicas neoliberales, como la privatización de industrias estatales y el transporte público; la reforma de los sindicatos, a los que prácticamente despojó de poder; la reducción de los impuestos y del gasto público; y la flexibilidad laboral.

Su plan económico logró bajar una inflación fuera de control, pero con un alto costo en la población británica, por el aumento del número de desempleados.

En 1984, en tanto, su vida corrió peligro cuando el movimiento secesionista Ejército Republicano Irlandés (IRA) instaló una bomba en una conferencia del partido Conservador en Brighton. Sin embargo, siempre con la intención de mostrarse indestructible, la premier no dudó en continuar con el encuentro pese a los destrozos en el hotel.

En el plano internacional, se ganó el apodo de la "dama de hierro" por su férrea oposición al comunismo, en el marco de la Guerra Fría, aunque sí apoyó al reformador soviético Mijail Gorbachov hacia el final del conflicto bilateral entre la Unión Soviética y Estados Unidos. Con esta última potencia forjó una fuerte alianza, especialmente durante el mandato del republicano Ronald Reagan (1981-1989).

Hacia el final de la década del 80, comenzó el declive de la líder conservadora con su impopular "poll-tax", un impuesto municipal cuyo impago se castigaba con la negación del derecho al voto. Además, en el ámbito de las Relaciones Internacionales mostraba una continua intransigencia respecto de la integración europea.

Su caída llegó desde el seno de su propio partido, que el 22 de noviembre de 1990 la castigó con una revuelta interna por su implacable determinación, la misma que la había llevado al poder once años antes.

Su última comparecencia en el Parlamento, en 1990

Tras su salida en llanto de Downing Street, Thatcher dejó la Cámara de los Comunes en 1992, ya con el título de baronesa. Desde entonces se refugió en el elegante barrio londinense de Belgravia, donde continuó preparando lucrativas conferencias y redactando sus memorias.

Traicionada por una salud delicada que desde marzo de 2002 la obligó a renunciar a hablar en público, Thatcher resultó muy afectada por la pérdida de su marido, Denis, con quien tuvo a sus dos hijos mellizos, después de más de 50 años de matrimonio, en junio de 2003.

Agencias EFE y AFP

Debido a la sensibilidad del tema, esta nota fue cerrada a comentarios..

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini