Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El temporal convirtió a Saavedra en un cementerio de autos

Decenas de vehículos, sucios y mojados, permanecen estacionados a la espera del seguro tras el intenso temporal

Martes 09 de abril de 2013 • 00:24
0
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Gastón De la Llana
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Gastón De la Llana
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Gastón De la Llana
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Gastón De la Llana
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Gastón De la Llana
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Gastón De la Llana
Decenas de autos permanecen, sucios, mojados y estacionados, en calles de ese barrio a la espera del seguro tras el intenso temporal. Foto: LA NACION / Gastón De la Llana

La furia con la que se manifestó la tormenta de la semana pasada queda demostrada, entre otras postales, tan sólo con observar la gran cantidad de autos que descansan, sucios y mojados, en las calles del barrio porteño de Saavedra, uno de los más afectados por el temporal.

Una de las zonas más castigadas fue el boulevard de García del Río, entre Aménabar y Moldes, donde muchos vehículos esperan ansiosos la llegada del seguro para determinar su estado. Mientras tanto, se contabilizan decenas de carteles y panfletos que dejan sobre el parabrisas abogados y lavaderos que trabajan en el barrio ofreciendo sus servicios.

"Lo sacamos con una grúa. Estuvo dos días bajo el agua. Ahora, están evaluando a ver si se considera destrucción total o no. El mismo día que sucedió esto llamé y me asignaron para hoy [por ayer] la verificación", comentó una vecina en diálogo con C5N.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas