Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La muerte de la dama de hierro / El impacto en el país

La Argentina, entre el silencio del Gobierno y el dolor por Malvinas

El Mundo

Los pocos dirigentes que se refirieron a la ex primera ministra la condenaron por el hundimiento del Belgrano y por las políticas neoliberales; "fría" y "desagradable", el veredicto de la calle

La muerte de Margaret Thatcher, la primera ministra de Gran Bretaña durante la Guerra de Malvinas, tuvo ayer una repercusión dispar en la Argentina, con buena cobertura de la prensa, pero con casi nulas reacciones en la dirigencia política. De hecho, el gobierno de Cristina Kirchner no hizo ningún comentario sobre el tema.

Ese silencio fue roto sólo por Ernesto Alonso, presidente de la Comisión Nacional de Ex Combatientes argentinos de Malvinas, que declaró a ANSA que Thatcher "no aportó nada a la paz del mundo".

Los pocos dirigentes que se refirieron a la muerte de Thatcher, en su mayoría de la oposición, condenaron la figura de la dirigente conservadora, a quien responsabilizaron por la muerte de 323 combatientes argentinos en el hundimiento del buque General Belgrano, el 2 de mayo de 1982, un mes después del comienzo de la guerra.

 
 

La noticia motivó, en cambio, una rápida repercusión en las asociaciones de ex combatientes y de familiares de soldados caídos durante el conflicto, que condenaron de manera contundente el papel que tuvo Thatcher en la guerra (ver aparte).

También fue unánime el rechazo de los ciudadanos consultados por la prensa en las calles de Buenos Aires, pocos minutos después de que se conociera la noticia. "Fría", "desagradable" y "agresiva" fueron algunos de los calificativos que eligieron los consultados. Muchos otros expresaron su desprecio por las redes sociales.

La primera reacción de un dirigente político fue la del líder del Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, pocos minutos después de que se anunciara el fallecimiento. "Murió M. Thatcher. El pueblo argentino ya la juzgó. Los jóvenes muertos del Belgrano y en Malvinas bastan como testimonio de su paso por la vida", dijo, vía Twitter.

La noticia enseguida ganó un lugar preponderante en los títulos de la televisión, la radio y los portales de Internet. Después del mediodía, sin embargo, la agenda de noticias locales fue corriendo el acontecimiento hacia los márgenes de la agenda informativa.

La única voz del oficialismo en pronunciarse fue la del senador nacional Daniel Filmus, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta. "Fue una dirigente que siempre tomó las decisiones más duras, a favor de las intervenciones militares y en contra de la resolución pacífica de los conflictos, como cuando ordenó el hundimiento del Belgrano", sostuvo el dirigente porteño, ante una consulta de LA NACION. "Por los archivos que se conocieron también sabemos que aplicó la fórmula de los conservadores de usar la política exterior para resolver los problemas internos. Cuando actuaba en Malvinas, estaba mirando la opinión pública de su país", agregó Filmus, que destacó que, a nivel internacional, Thatcher había sido, junto con el ex presidente norteamericano Ronald Reagan, la abanderada de las políticas neoliberales.

El radical Dante Caputo, canciller del gobierno de Raúl Alfonsín, también respondió a una consulta de este diario. "Para los argentinos, Thatcher está asociada a la cuestión Malvinas. Es obvio, pero inolvidable. No tengo ningún recuerdo positivo de esta persona", sostuvo.

"A nivel internacional, está asociada a un momento histórico donde predominó un modelo económico que causó grandes daños a la sociedad", agregó.

El diputado Alfredo Atanasof, peronista opositor, coincidió en que, para los argentinos, Thatcher "es el símbolo de la agresión, la destrucción y la muerte". Pero consideró que, más allá de las diferencias con la Argentina, su fallecimiento fue "una gran pérdida para el Reino Unido".

Juan Carlos Zabala, presidente del bloque socialista en Diputados, sostuvo: "Frente a la muerte, respeto. Las ideas políticas que defendió, el neoliberalismo, no las hemos compartido nunca, y como modelo han fracasado en la búsqueda de una sociedad con más igualdad y solidaridad. Con la dictadura genocida del país comparte la responsabilidad de la defensa de los intereses coloniales y los muertos por Malvinas".

La noticia en Twitter

8:51 hs. "Murió Margaret Thatcher" se convirtió en tendencia en la Argentina no bien trascendió el fallecimiento de la ex premier británica

@rayovirtual: No le debemos nada a Thatcher. Ella quiso ganar la guerra porque así se consolidaba su gobierno. Era como Galtieri, pero ella tenía con qué

@arquilot: Mientras los argentinos odiemos más a Thatcher que a Galtieri, o a Cameron más que a Cristina, seguiremos errando el viscachazo y fracasando

@hipoenlacuerda: Margaret Thatcher pasará a la historia por haber derrotado a los dictadores argentinos en la última gran guerra colonial británica

@sebakatz: Se murió la vieja terca que llevó a la muerte a muchísimos argentinos. Sí, claro, la Thatcher

Debido a la sensibilidad del tema, esta nota fue cerrada a comentarios.

TEMAS DE HOYActividad económicaElecciones 2015Crisis habitacionalTorneo Primera División