Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Para principiantes: cómo hacer un backup de las cosas que tenemos en la PC y el teléfono

Tecnología

Desde un disco rígido externo hasta la amplia oferta de almacenamiento en la nube, una serie de consejos y recursos para anticiparse a los problemas que pueden tener los equipos electrónicos

Los equipos electrónicos nunca están exentos de los potenciales problemas que pueden afectar a los archivos y documentos personales y laborales. Los problemas en la red energética o un robo o extravío son los casos más usuales en donde los usuarios recuerdan, entre el fastidio y la resignación, por qué no realizaron un backup .

En general, los principales motivos para no realizar una copia de seguridad se basan en el desconocimiento de esta práctica, y alcanza al 56 por ciento de los dueños de una computadora de escritorio o portátil, mientras que el 44 por ciento de los usuarios de tabletas tampoco lleva a cabo un backup, de acuerdo a un informe elaborado por Western Digital, fabricante de discos rígidos y de soluciones de almacenamiento.

Asimismo, los adultos mayores de 45 años son menos propensos a realizar una copia de seguridad de cualquier equipo electrónico, y el reporte señala que las personas consultadas detallan que el 30 por ciento de sus contenidos no tiene precio alguno.

De un lugar a otro

¿Cuáles serían los pasos a seguir? Según el equipo involucrado (computadora, teléfono o tableta) existen servicios que se adaptan a las necesidades de los usuarios. Se puede optar por el uso de unidades de almacenamiento óptico, mejor conocidos como los clásicos CD o DVD, dada la disponibilidad de lectograbadoras en las PC y Mac.

Sin embargo, una copia de seguridad es útil cuando el procedimiento (repetitivo y engorroso) se puede delegar mediante la programación periódica del backup, un recurso muy útil en estos casos. En esta columna de Ariel Torres se detallan las diversas soluciones disponibles para llevar a cabo una copia de seguridad automatizada.

Pero consiste, básicamente, en elegir qué carpetas queremos resguardar, a dónde las queremos copiar, y con qué frecuencia deseamos que se actualice esa copia de seguridad. Las herramientas más sofisticadas, además, permiten tener varias versiones de un mismo archivo a medida que se va modificando. Dependiendo de la cantidad de material a copiar será el tiempo que tome. En los respaldos incrementales (donde sólo se copia el contenido nuevo o modificado) el proceso es, lógicamente, mucho más veloz.

El disco en el escritorio

 
Los discos rígidos externos pueden tener una capacidad de hasta 2 terabytes; muchos requieren de una fuente de alimentación externa (no les alcanza con el USB). 
 

Detallaremos a continuación algunas modalidades de backup, unas más adecuadas para una PC y otras para dispositivos móviles. La primera se distingue por utilizar un disco rígido alternativo (puede estar dentro de una computadora de escritorio o conectado a un puerto USB en el caso de los modelos portátiles) mientras que la otra opción aprovecha el almacenamiento en la nube o cloud storage , como suele denominarse en la jerga.

La opción física es la ideal para aquellos que deben resguardar archivos de gran volumen, tales como imágenes, pistas de sonido y videos de alta resolución. También se aplica en el resto de los casos, en donde los usuarios disponen de su colección de temas, documentos personales y laborales y las fotos de las vacaciones. Su ventaja radica en la velocidad al momento de realizar la copia de seguridad, y su capacidad de almacenamiento dependerá del modelo del disco rígido elegido.

Para completar esta solución, lo ideal es utilizar un software que permita mantener las rutinas de copias de seguridad, y tanto Syncback y Cobian son propuestas ideales (y gratis) para automatizar esta engorrosa pero importante tarea de mantenimiento.

Hay varias clases de discos, y por lo general hay una relación indirecta entre el tamaño físico y el costo; más diminuto el disco, más caro será, sobre todo si además de ser externo es portátil y cabe en un bolsillo. La opción más económica es usar un disco interno de PC común, y una caja que permite conectarlo en forma externa a la computadora. La contra es que este método es poco portátil, y el disco no está protegido contra golpes.

Para tener una idea de precios locales, es posible encontrar discos externos de Hitachi, LaCie, LG, Sony, Toshiba, Verbatim o Western Digital (entre otras marcas) de 500 GB a un precio que va de 550 a 700 pesos, según la marca y el negocio. Para tener un disco de 1 terabyte (1000 gigabytes) el piso son los 700 pesos y puede trepar hasta los 900 pesos. Unas pocas marcas ofrecen discos de 2 terabytes, que superan los 1300 pesos.

La diferencia está en la marca y el aspecto; en el tamaño (más chico, es decir, con platos de 2,5 pulgadas, es más cómodo de llevar, pero más caro); en el software que incluye para hacer copias; si requiere de una alimentación externa o le alcanza con el cable USB; y en la velocidad, tanto de lectura y escritura, como de transferencia de archivos. Los discos más nuevos ofrecen conexiones USB 3.0, mucho más veloces que las USB 2.0 tradicionales. Requiere un conector USB 3.0 en la computadora; es compatible con los puertos más antiguos. Es decir, un disco con USB 3.0 anda en una PC más antigua, y viceversa.

Del escritorio al aire

Las copias de seguridad en la nube, con Dropbox, Box.com, Skydrive de Microsoft y Drive de Google , son muy sencillas de utilizar e implementar en múltiples plataformas, dada la naturaleza de los servicios web. Disponen de aplicaciones para instalar en la computadora y definir una carpeta en particular para que siempre esté sincronizada vía Internet con una copia de los archivos en los servidores de las compañías que ofrecen estas soluciones. Es un proceso automático.

Sin embargo, la principal desventaja que tienen por ahora estas plataformas es el tiempo de subida de los archivos, si es que la copia de seguridad es muy grande. Además, la capacidad de almacenamiento gratis es limitada, entre 2 y 7 GB, en promedio, pero se puede ampliar mediante el pago extra de un abono mensual o anual.

Hay que tener en cuenta que en una conexión a Internet hogareña, la velocidad de subida suele ser 1/8 de la de bajada, y esto afecta, lógicamente, el tiempo que toma hacer una copia remota de un archivo grande.

El almacenamiento en la nube es ideal para dispositivos móviles, tales como tabletas y teléfonos inteligentes, y se recomienda que esta tarea se efectúe mediante una conexión inalámbrica wi-fi y sobre determinado tipo de archivos, preferentemente las fotos. Archivos más pesados, tales como los registros en video, se pueden descargar en una computadora, para complementarse con el proceso de backup que posee el equipo.

La alternativa es conectar el teléfono o la tableta a la computadora como si fuera un disco USB, y copiar los archivos que guarda el dispositivo a un disco externo.

Si el equipo tiene configurada una cuenta de correo electrónico como Gmail o Outlook.com, es posible almacenar allí los contactos del teléfono; para preservar los SMS existen también varias aplicaciones .

Como podrán ver, no existe una única solución integradora que responda, de forma completa, al resguardo de nuestros registros digitales, sino que son procesos que se complementan de acuerdo a nuestras necesidades. Lo importante es no creer que la falla de un disco le puede pasar a otro, pero no a nosotros..

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP