Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cristina viajará a Venezuela horas antes del cacerolazo del 18-A

Política

Las fuertes protestas en contra del avance oficial sobre la Justicia dominarán la escena política la semana venidera. La presidenta Cristina Kirchner comenzó ayer a tomar nota del cacerolazo convocado a través de las redes sociales para el jueves 18 de abril, llamado ya el 18-A , y resolvió viajar a Venezuela ese mismo día, horas antes de la protesta.

En conversaciones informales, los funcionarios comenzaron ayer a analizar estrategias para minimizar el impacto de la marcha, cuyos organizadores esperan que sea masiva. La convocatoria prevé protestas en distintos puntos del país e, incluso, frente a embajadas y consulados argentinos en el exterior, para reclamar contra las políticas oficiales, la reforma judicial y la re-reelección presidencial, entre otras consignas.

"Por ahora nuestra estrategia es no darle entidad: demostrar que el asunto no preocupa y no modificará ninguna política del Gobierno", confiaron a LA NACION fuentes oficiales.

Mientras el cacerolazo está convocado para las 19, la mandataria partirá a Venezuela ese mismo jueves, poco después del mediodía. El viaje fue decidido por la propia Presidenta en los últimos días y, así, estará en vuelo en plena concentración. Si bien lo mantenía ayer en secreto, LA NACION pudo saber que Cristina Kirchner quiere llegar con tiempo de anticipación a Caracas para asistir el viernes a la ceremonia de asunción del nuevo presidente de Venezuela, que surgirá de las elecciones que se harán mañana en ese país.

Descuenta que el elegido será su aliado chavista, el presidente encargado Nicolás Maduro, el delfín del fallecido líder bolivariano Hugo Chávez. No se sabe si Cristina Kirchner mantendría su viaje en el caso de que venciera el candidato antichavista Henrique Capriles.

El viaje de la Presidenta a Caracas encierra un mensaje político a los impulsores del cacerolazo del 18-A. Precisamente, el régimen fundado por Chávez es el mismo modelo político que rechazan los convocantes a la marcha del jueves, a la que se sumaron ayer varios partidos de la oposición.

La convocatoria se extenderá varios puntos de la ciudad, del conurbano y de distintas provincias. En la Capital, se prevén concentraciones en varias esquinas de Belgrano, Palermo, Flores, Liniers, Núñez, Caballito, Retiro y Recoleta, entre otros barrios porteños. Desde varias esquinas -una de las concentraciones principales será en Santa Fe y Callao- se movilizarán al Obelisco y a la Plaza de Mayo.

"Tenemos que viajar el jueves a Caracas", les avisó ayer Cristina Kirchner a varios miembros de su círculo íntimo, en Olivos, poco antes de viajar a Santa Cruz, donde descansará durante el fin de semana.

Para adelantar la partida, incluso, la Presidenta reprogramó un acto institucional que originalmente debía encabezar el jueves, a las 18, y que se pasó para las 11.30. Será en el Salón de las Mujeres, para anunciar la compra y distribución de 13 millones de libros escolares por $ 400 millones.

Muchos programadores de blogs, páginas de Facebook y Twitter pidieron a la oposición que aparezca unida. Ese es uno de los reclamos con miras a las elecciones legislativas del 27 de octubre próximo: que se conformen al menos dos frentes electorales para enfrentar al kirchnerismo.

La convocatoria comprende varias consignas. Entre otras, los reclamos por el respeto a la Constitución, la justicia independiente y el rechazo a la re-reelección, la corrupción, la inseguridad, el cepo cambiario, la inflación, las estadísticas del Indec, la pobreza y el clientelismo.

La convocatoria se hizo mediante siete perfiles de Facebook que invitan a la marcha. "Mientras que en la marcha del 13 de septiembre último hubo 40.000 invitaciones, para esta marcha ya existen más de 425.000 invitaciones a los eventos de Facebook", dijo un programador..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico