Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Con menos de dos puntos de ventaja, Nicolás Maduro ganó las elecciones de Venezuela

El Mundo

El sucesor de Chávez obtuvo 50,66% de los votos, frente a 49,07% del opositor Henrique Capriles; el presidente interino se mantendrá en el cargo hasta 2019

 
Nicolás Maduro, en el Palacio Miraflores, una vez conocida la victoria. Foto: AFP 
 

Después de cinco horas de un largo recuento, el Consejo Nacional Electoral anunció esta noche la elección del presidente interino, Nicolás Maduro, como nuevo jefe del Estado venezolano, por una diferencia menor a los dos puntos respecto de su principal rival, Henrique Capriles.

Según informó Tibisay Lucena, presidenta del CNE, Maduro se impuso con el 50,66 por ciento de los votos, mientras que Capriles obtuvo 49,07 por ciento, según los datos "irreversibles" que arrojaron los resultados del 99,12 % de los votos emitidos. Además, agregó que participó de la votación casi el 79% del padrón, que constituyen cerca de 19 millones de venezolanos.

Lucena precisó que el ex vicepresidente de Chávez reunión 7.505.338 votos, contra 7.270.403 que reunió para el ex gobernador de Miranda, mientras que el resto de los candidatos obtuvieron 38.765 votos.

"Hemos conversado con los candidatos en vista de estos resultados tan cerrados, con una tendencia irreversible. Es el momento de ir a sus casas a invitarlos a sus seguidores y seguidoras a la tranquilidad que el pueblo todo se merece. Venezuela ha hablado y ha hablado fuerte. Les pedimos a todos y todas que vayan a sus hogares tranquilamente, pacíficamente, y como siempre, en la solidaridad que nos caracteriza", agregó la titular del CNE.

Antes de viajar a Cuba para someterse a su última operación en medio de su lucha contra un cáncer, Chávez expresó, en diciembre pasado, sus deseos de que Nicolás Maduro se convirtiera en su "sucesor". Hoy, en las elecciones extraordinarias convocadas por la muerte del líder bolivariano, el pasado 5 de marzo, esos deseos se cumplieron.

Miles de chavistas se concentran esta noche frente al Palacio Miraflores de Caracas, a pedido de Jorge Rodríguez, jefe del comando del oficialismo y alcalde de la capital venezolana, para festejar la continuidad de la "revolución bolivariana".

"Vamos a defender el resultado, lo vamos a defender con las armas que nos proporciona la Constitución y las leyes de la República, pero principalmente con la presencia pacifica del pueblo en la calle", había dicho mientras se aguardaba el resultado.

El triunfo, no obstante, llegó en medio de denuncias de irregularidades por parte del principal candidato opositor, Henrique Capriles, a quien Chávez había derrotado por diez puntos el 7 de octubre pasado.

Esta noche, mientras se esperaba el resultado, Capriles sacudió las aguas después del cierre de las mesas electorales cuando escribió en Twitter: "¡Alertamos al país y al mundo la intención de querer cambiar la voluntad expresada por el pueblo!".

Una carrera cerca de Chávez

Maduro se convirtió en el vicepresidente de Chávez el 10 de octubre del año pasado, tres días después de que el líder del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) obtuviera la reelección para su tercer mandato. Antes, el dirigente había sido canciller venezolano por seis años.

Maduro conoció a Chávez mientras éste cumplía condena en prisión por su fallido golpe de Estado de febrero de 1992 debido a que su pareja, la abogada y actual primera dama, Cilia Flores , fue una de las encargadas de luchar por su liberación.

Desde aquel encuentro, Maduro, que había hecho una carrera sindical cuando trabajaba en el subte venezolano, comenzó a hacer realidad sus aspiraciones políticas. En 2000, fue elegido diputado y en enero de 2006 fue designado presidente del Parlamento. En agosto de ese mismo año se convirtió en el ministro de Exteriores más duradero de la era Chávez.

Chávez lo designa "sucesor"

Poco después de la muerte de Chávez, el pasado 5 de marzo, Maduro anunció formalmente su candidatura para las elecciones de hoy. En una campaña proselitista de sólo diez días, el candidato demostró falencias a la hora de intentar imitar la oratoria de su líder y mentor, e incluso recurrió a insólitos recursos para demostrar el aval del fallecido presidente a su mandato para los próximos seis años..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezElecciones 2015Torneo Primera División