Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Senado: con un fuerte rechazo de la oposición, el oficialismo dio media sanción a la reforma del Consejo de la Magistratura

Con 39 votos a favor y 31 en contra el krichnerismo aprobó el proyecto que contempla la ampliación y el voto popular para elegir a los miembros del organismo; aprobaron ,además, la iniciativa que prevé la creación de tres cámaras de casación

Jueves 18 de abril de 2013 • 02:38
0
En la sesión también se trata la creación de tres cámaras de casación
En la sesión también se trata la creación de tres cámaras de casación. Foto: LA NACION / Fabián Marelli

La Cámara de Senadores aprobó hoy el proyecto de ley impulsado por el Poder Ejecutivo que permite la elección popular de los representantes del Consejo de la Magistratura, el órgano que es el encargado de confeccionar las ternas de candidatos al Poder Judicial de jueces nacionales y federales.

El Frente para la Victoria y sus aliados lograron 39 votos a favor del proyecto, superando por 2 los 37 votos que establece el artículo 114 de la Constitución Nacional para modificar la ley del Consejo de la Magistratura y la norma pasará ahora a la Cámara de Diputados.

El proyecto encontró fuerte resistencia de la oposición, que aprovechó además el micrófono en la Cámara Alta para pedir que se investigue a Lázaro Báez, el empresario kirchnerista denunciado por lavado de dinero.

En tanto, horas más tarde la Cámara también dio luz verde con 39 votos afirmativos y 26 negativos al otro proyecto que integra la reforma judicial y que refiere a la creación de tres nuevos fueros para los Tribunales de Casación.

A favor de la reforma

El jefe del bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, pidió "desdramatizar" el debate porque "no estamos construyendo ninguna epopeya, ni un hecho revolucionario" y agregó que "tampoco se va a caer la república por estas leyes".

"Estamos dando algunos pasos que se complementarán con otros. Hubo una invitación de la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) y toda la oposición no fue. Y hay respeto a la institucionalidad cuando invita un presidente, y ustedes no fueron", acusó.

En contra la reforma del Consejo

El senador radical Gerardo Morales denunció que en el Gobierno, "si pudieran, echarían a todos los miembros para poner adictos y garantizarse la impunidad". También desde la UCR, Ernesto Sanz dedicó críticas palabras. "Lo que van a hacer estas leyes es consagrar la impunidad y esto es lo que se quiere", exclamó.

Por su parte, la senadora del peronismo federal de Salta Sonia Escudero sostuvo que con el proyecto de Consejo de la Magistratura, el partido que gane en 2015 "tendrá la llave de entrada, la posibilidad de sancionar y la llave de la salida" de los jueces.

En tanto, al presentar el dictamen que envió el Poder Ejecutivo, el senador Marcelo Fuentes (FpV) manifestó que la reforma judicial y del Consejo de la Magistratura "tiene como sustento fundamental el concepto de soberanía popular". Agregó que el Gobierno propone "el marco de mayor participación posible que la Constitución establece" y aseguró que la elección por voto universal es "el núcleo central de a propuesta de democratización de la Justicia".

Ida y vuelta

En un tramo del debate, el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura estuvo a punto de regresar esta noche a comisión por pedido de la oposición, pero el voto de 36 oficialistas impidió que el tema fuera sacado de la sesión y pudo seguir analizándose en la reunión.

El incidente ocurrió porque el miembro informante de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el kirchnerista Marcelo Fuentes, propuso una serie de cambios en el texto, cuando más de 20 oradores ya habían expresado su opinión.

La reacción de la oposición fue inmediata porque consideraron que no podían votar por normas que no habían pido analizar con tiempo "en un proyecto de esta envergadura".

El asunto pasó a votación y el oficialismo obtuvo 36 sufragios contra 25 de la oposición. Cuando el asunto parecía saldado, el jefe del oficialismo, Miguel Pichetto, pidió una a interrupción al discurso que pronunciaba el socialista Rubén Giustiniani, para afirmar que el proyecto se votará sin ningún tipo de cambios.

Reclamos por Lázaro Báez

En el inicio del debate, el titular del bloque de la Unión Cívica Radial, José Cano, pidió explicaciones al gobierno nacional por el escándalo desatado por la investigación realizada en el programa Periodismo para Todos , que reveló supuestos negocios turbios entre el financista Leonardo Fariña y el empresario kirchnerista Lázaro Báez. El senador exigió la presencia del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, para que "explique" las supuestas obras públicas adjudicadas a la empresa constructora de Báez en Santa Cruz.

La diputada por Libres del Sur Victoria Donda reclamó también que ponga a "Lázaro Báez a disposición de la justicia" y dijo que recién confiará en las intenciones de "democratización y transparencia judicial" impulsadas por el oficialismo cuando el Senado deje de estar presidido "por un funcionario público sospechado de ser un corrupto", en alusión al vicepresidente Amado Boudou.

"No hay posibilidad de incorporar otros temas en las sesiones especiales de hoy y mañana. El miércoles que viene nuestro bloque no tiene problema de tratar esos proyectos", afirmó el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, que se mostró "dispuesto" a tratar el Caso Lázaro Báez en la sesión de la semana que viene, entre otros temas.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas