Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Los cacerolazos llegaron a Brasil, Uruguay y otras partes del mundo

Política

La protesta contra el Gobierno se extendió a, al menos, quince países

Desde la Argentina hasta Australia o desde la Patagonia hasta Tokio. La consigna de los organizadores de la protesta de hoy, llamada 18A, y convocada en repudio del avance del Gobierno sobre la Justica era clara: hacer oír las cacerolas en todas partes del mundo.

BRASIL

En las escalinatas del Consulado argentino en Río de Janeiro, un grupo de unos 25 argentinos llegó desde temprano con banderas y carteles que rezaban "¡Basta!" para expresar su rechazo a varias políticas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, principalmente la intención de reformar la Justicia.

"Si se aprueba, sería el comienzo del fin, la venezualización de la Argentina. No podemos permitir eso de ningún punto de vista. La clase política tiene que actuar; la oposición tiene que dejar de lado sus diferencias y detener esto", dijo a LA NACION Gustavo García, 38, consultor de tecnología de la información que hace dos años vive en Río y acudió a la protesta con su esposa, Muriel, 37, y su hija Paloma.

 
Argentinos residentes en Río de Janeiro se concentraron frente al Consulado argentino en la ciudad. Foto: Alberto Armendariz
 
Pese al chaparrón que cayó en varios puntos de la Cidade Maravilhosa, jóvenes y adultos, algunos con pocos meses de residencia en Brasil, se fueron sumando poco a poco al lugar de encuentro, en el barrio de Botafogo. Todos coincidieron en que no importaba el número total de las manifestaciones, la clave es hacerse oír, como lo hicieron el 8 de noviembre último, cuando la cantidad de argentinos que participó de la protesta en Río fue mayor.

"El nivel de corrupción e impunidad que hay en la Argentina es inaceptable. Los que gobiernan se dicen populares y nacionales, pero están destruyendo el país y la clase media", apuntó la entrerriana Carolina López, 24, empleada hotelera que lleva sólo cuatro meses en Brasil.

A su lado, vestidos con camisetas de la selección de fútbol argentina, el agrónomo Nicolás Barr, 25, oriundo de Rosario, y el estudiante de ingeniería industrial Matías Bardou, 23, de Entre Ríos, se quejaron de las "mentiras" del gobierno y de la "pésima" administración económica.

"El modelo kirchnerista está totalmente agotado", sentenció Bardou.

Con la colaboración de Alberto Armendariz

URUGUAY

 
Concentración en la ciudad uruguaya de Punta del Este. Foto: LA NACION / Puntapress
 
Varias decenas de argentinos que residen en este balneario uruguayo de Punta del Este adhirieron a la protesta contra la ofensiva del gobierno de Cristina Fernández sobre el Poder Judicial de ese país. Como ya ha ocurrido en ocasiones anteriores, el punto de encuentro fue la Parada 16 de la Playa Mansa a la que convocados a través de redes sociales, acudieron unos 70 argentinos con algunas pancartas y haciendo sonar cacerolas.

"Juicio político a CFK" decía la pancarta que llevaba una comerciante argentina que vive hace un tiempo en esta zona esteña del Uruguay y que es una de las principales activistas de estos actos.

Automóviles conducidos por uruguayos que pasaron por el lugar de concentración saludaron con bocinas a los manifestantes.

Con la colaboración de Nélson Fernández

 
 

En las primeras imágenes que se difundieron de la protesta por el mundo fue de Australia, donde se puede observar a un grupo de argentinos, sentados y con carteles que hacen alusión a la protestas.

Tras Sydney, fue el turno de Tokio. Así se irán desarrollando a lo largo del día los cacerolazos en, al menos, quince países. Los lugares de concentración son casi todos en los consulados o embajadas argentinas.

 
Japón fue uno de los primeros lugares en el que, por diferencia horaria, empezó el cacerolazo. Foto: El Cipayo
 

En el resto del mundo

Desde comienzo de la semana, a través de las distintas páginas se fueron difundiendo las convocatorias a llevarse a cabo en distintas ciudades del mundo, a través de personas que hacían llegar sus fotos, con un cartel identifica torio del 18A en señal de protesta.

También se registró una concentración en Londres, en la Embajada Argentina que encabeza Alicia Castro, y allí se mezclaron consignas en inglés y en castellano para manifestar el rechazo al gobierno nacional.

"Press freedom" y "No corruption", fueron algunos de los pedidos que se repetían en los carteles que acercaron los manifestantes a la representación diplomática ubicada sobre 65 Brook Street.

En Madrid, se entonó el himno nacional acompañado por el ritmo de las cacerolas frente al consulado, al igual que en Roma y Milán, donde le aclararon a la presidenta Cristina Kirchner a través de una pancarta que "en democracia nadie va por todo".

"Cristina miente y roba", fue otra de las acusaciones a la Casa Rosada que llegaron desde Milán, en línea con los mensajes críticos que se repitieron en distintos puntos del mundo.

En Barcelona, algunos de los manifestantes tenían remeras donde señalaban "Soy anti K" y se distinguían pancartas que advertían "Sin Justicia no hay futuro".

La convocatoria que se realizó a través de grupos de Facebook y Twitter alentaba a acercarse a las sedes diplomáticas argentinas en más de una veintena de destinos internacionales y también proponía enviar fotos y videos para dejar testimonio sobre la protesta.

La invitación a participar también incluía otras ciudades como Montevideo, Nueva York, Miami, Berlín, México DF, Lima, Santiago de Chile, Asunción, Río de Janeiro, San Pablo y Bogotá, entre otras..

TEMAS DE HOYEl caso CicconeMundial de ClubesElecciones 2015San Lorenzo de AlmagroReal Madrid