Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Tránsito

Dársenas para ascender al colectivo en Libertador

Buenos Aires

Habrá plataformas con refugios en tres esquinas riesgosas para los pasajeros en Palermo Chico

Por   | LA NACION

 
 

Dentro de dos meses, los usuarios de las líneas de colectivos que circulan por la Avenida del Libertador contarán, a la altura de Palermo Chico, con una nueva infraestructura para el ascenso y el descenso. Se trata de tres dársenas que serán construidas junto a la vereda antes de los cruces con Salguero, Ortiz de Ocampo y Pereyra Lucena, y sobre las que serán instalados refugios para que los pasajeros esperen sus transportes.

El gobierno porteño busca con esto resolver los problemas que enfrentan desde hace años los usuarios que, por la existencia en ese tramo de la modalidad de estacionamiento vehicular a 45 grados y de grandes jardines en las aceras, no disponen de comodidades en las paradas, que en buena parte son, además, simples carteles de metal adheridos a los árboles.

Se tomó en cuenta, también, el riesgo que corren los usuarios porque la operatoria de los colectivos suele realizarse en el segundo y hasta en el tercer carril de la transitada avenida, para lograr superar la franja de autos estacionados.

Según señalaron voceros del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a cargo de las obras, mediante el emplazamiento de las isletas quedarán perfectamente diferenciados el sector para el transporte público -las líneas 130, 67, 102- y el sector de detención para vehículos.

Sobre las plataformas regirá la prohibición de estacionar. La detención a 45° seguirá habilitada a continuación de las dársenas.

Los trabajos, que están en su etapa de inicio, tienen un tiempo de ejecución aproximado de 60 días y un costo estimado en 350.000 pesos.

Las dársenas fueron la solución encontrada por las autoridades a la problemática del lugar, y permitirán además concluir con el recambio del mobiliario urbano sobre Libertador (ver aparte). Hasta ahora fueron colocados 59 refugios para colectivos, 95 pantallas transiluminadas, 203 carteles municipales y 200 nomencladores de calles en buena parte de la extensión de la arteria.

No obstante, el reemplazo está frenado, excepto en las mencionadas cuadras de Palermo Chico y en el tramo que va desde Carlos Pellegrini hasta la plaza San Martín, ya que allí, al igual que en Leandro N. Alem y Paseo Colón, están dispuestos los obradores de la prolongación de la línea E del subte.

Las isletas serán montadas en las intersecciones con Salguero, Ortiz de Ocampo y Pereyra Lucena, y tendrán rampas para que puedan acceder las personas con discapacidad.

Demanda vecinal

Si bien en primer término la instalación responde a un pedido de la Subsecretaría de Transporte por la necesidad de un ordenamiento vial, voceros de Ambiente y Espacio Público señalaron a LA NACION que también registraron una demanda vecinal en el mismo sentido.

Jorge Cubero Schiaffino es uno de los vecinos de Palermo Chico que vienen reclamando al gobierno porteño mayor prolijidad y seguridad para el ascenso y el descenso de los colectivos 67, 102 y 130. Desde 2011, reclama por la deficiente señalización de las paradas.

"No existe ninguna señal para que el 130 se detenga; los conductores, por simple inercia, lo hacen frente al 2286 porque hasta hace pocas semanas, en una de las tipas había una lata con el número 130 clavada en el tronco del árbol. En el 2220 hay un antiquísimo poste para las líneas 67 y 102. Asombra esta ultrajante situación que padecemos los usuarios", denunció en una carta de lectores publicada el lunes 8 de este mes.

Al igual que él, Delia Casais de Gallego protestó porque, como usuaria de esas paradas, muchas veces arriesga su vida "para ascender al colectivo en el tercer carril de la Avenida del Libertador".

Consultado por LA NACION sobre el comienzo de los trabajos para la construcción de las plataformas con refugios para peatones, Cubero Schiaffino celebró la novedad: "Realmente es la solución para esa esquina fatal. Sólo espero que los diseños y los tiempos se cumplan".

Por su parte, el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, expresó: "Son muchos los trabajos que hacemos para ordenar el tránsito y resguardar la seguridad de los vecinos. Son dos de los principales pedidos de los porteños y nosotros hacemos todo lo posible para subsanarlos".

 
Distintas vistas del proyecto de la parada que se instalará en el cruce de Libertador y Pereyra Lucena. Foto: Gentileza GCBA
 

TEMAS DE HOYInseguridadLos números del IndecFrente Amplio UNENPapa FranciscoRicardo Bauleo