Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La policía mató a uno de los sospechosos del atentado en Boston y busca a su hermano

El Mundo

Tras una implacable persecución en auto y a los tiros, Tamerlan Tsarnaev, de 26 años y de origen checheno murió, mientras que su hermano Dzhokar logró escapar

BOSTON.- El suburbio de Watertown, en Boston, se convirtió en una especie de zona de guerra en la madrugada de hoy, cuando cientos de policías fuertemente armados persiguieron y enfrentaron a dos sospechosos del ataque con bombas en la maratón de Boston, donde fallecieron tres personas y más de 170 fueron heridas, y dieron muerte a uno de ellos, mientras que el otro escapó y es intensamente buscado.

Los residentes miraban a través de sus ventanas aterrorizados cómo explosiones y disparos invadían la habitual tranquilidad del lugar. Blanco de una cacería humana puerta a puerta, Tamerlan Tsarnaev, de 26 años y de origen checheno murió luego de tirotearse con el FBI, mientras que su hermano Dzhokar A. Tsarnaev, de 19 años, logró escapar.

Los testigos describieron una escena caótica con tiros, persecución y acecho con vehículos policiales y el FBI apuntando con armas de asalto. Algunos dijeron que vieron a los hombres lanzando granadas a las autoridades. La lucha terminó en Watertown, después de que los dos sospechosos robaran un auto en Cambridge y llevaran a la policía a una persecución a alta velocidad. Testigos dijeron que los sospechosos disparaban desde su vehículo.

 
 

El vecino Kirk Kaloustian dijo que una explosión lo despertó cerca de la 1 de la madrugada, y que vio un auto que era perseguido por la policía. "Iban a unas 80 millas (unos 130 kilómetros) por hora", dijo Kaloustian a la agencia Reuters.

El sospechoso fallecido al parecer tenía adherido al cuerpo explosivos, lo que explicaría que llegara al hospital con heridas ocasionadas por detonaciones, según la cadena CNN.

A primeras horas de la mañana del viernes, el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, dijo que la policía había expandido el pedido de permanecer en los hogares a toda la ciudad de Boston. Las autoridades pidieron a las personas que se queden adentro, traben sus puertas y no permitan el ingreso a nadie, excepto policías debidamente identificados. La orden aplica a Cambridge, Watertown, Waltham, Newton, Belmont y ahora a todo Boston, dijo Patrick. El alcalde de Boston, Thomas Menino, instó a los ciudadanos a ser pacientes mientras la policía "registra activamente cada rincón".

Ampliando el perímetro de búsqueda

La policía de EE.UU. aumentó hoy el perímetro de seguridad en torno a una casa en la que se cree que puede estar el segundo sospechoso de las bombas del maratón de Boston el pasado lunes, que dejó tres muertos y unos 170 heridos.

La vivienda situada en la calle Quimby, una zona residencial en una tranquila localidad de 32.248 habitantes, está totalmente rodeada por policías fuertemente armados. Hasta las inmediaciones de la casa se ha desplazado una tanqueta y un helicóptero sobrevuela constantemente la vivienda.

Las calles están totalmente vacías, siguiendo las indicaciones de las autoridades que han declarado un toque de queda que implica el cierre de colegios, universidades, comercios, así como la suspensión del transporte público. Los únicos vehículos que se ven circular son los de policía y algunos automóviles particulares de residentes que abandonan sus casas.

La policía hizo un llamamiento a través de los medios de comunicación, con llamadas robotizadas y Twitter, para pedir a los ciudadanos de que se mantengan en un lugar seguro. El toque de queda afecta a la ciudad de Boston, que también está desierta, Waltham, Newton, Belmont y Allston Brighton y la ciudad universitaria de Cambridge.

Agencias AFP, EFE y AP.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP