Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Vínculos

Hasta que las redes sociales los separen

Tecnología

Cada vez es más difícil dar por terminada una relación afectiva; borrar a nuestro o nuestra ex de los contactos esinútil; retweets, fotos en el Muro y muchos otros ecos online recuerdan la relación perdida y complican la ruptura

Por   | Para LA NACION

Con sus pros y contras, antes de las redes sociales, el fin de una relación de amistad o amor implicaba no saber nada más de la otra persona. Eso es historia. Facebook, Twitter, Skype y WhatsApp, entre otros, dificultan poner el borrón y cuenta nueva. Así, muchos encuentran casi imposible iniciar una nueva etapa sentimental.

En marzo de este año, Sabrina, empleada administrativa de 33 años e hincha de Atlanta, estaba leyendo la versión online del diario deportivo Olé, e hizo clic en un video titulado Viva el amor. En el clip aparecía su ex pareja pidiéndole la mano a su actual novia en medio de la cancha. Ese mismo día, Sabrina se fracturó la muñeca mientras practicaba fútbol femenino. "Salimos durante 10 años y cortamos hace 4. Sin embargo, verlo en Internet aún me desestabiliza", confiesa.

Es que a pesar de que uno elimine el nombre de la persona que no quiere ver más en Twitter, chats y otros medios, esta medida sirve de poco, ya que siempre hay vías alternativas por las cuales se filtra la información. "Es muy fácil sacar a alguien del Skype, pero el problema son los amigos en común, que etiquetan fotos donde aparecen las personas con nuevos novios o pasándola genial, y a uno le llegan esas notificaciones", explica Sabrina que, por este motivo, eliminó de sus redes sociales a los amigos que tenían en común y optó por no recibir las actualizaciones de sus ex familiares políticos.

El caso de Sabrina es muy habitual. Del 90% de las consultas que recibe a diario el counselor Fabio Fusaro, autor de los libros Mi novia: manual de instrucciones, La Mujer de tus sueños y Mi ex novia, tienen que ver con rupturas de pareja en las que en todos los casos aparece el uso de la tecnología en el centro de la escena.

"A los hombres les afecta muchísimo cuando su ex novia cambia el estatus en Facebook y coloca soltera. Incluso muchos dicen que han borrado a su pareja de esta red social, pero en realidad no lo hacen porque sienten que pueden reconquistarla por este medio. Además, como está mal borrar a alguien, tienen temor a que su ex se ofenda -dice Fusaro, y agrega-: está claro que el duelo por la pérdida de una relación será mucho más largo si la persona tiene una ventana (ya sea redes sociales, chat o similares) hacia la vida de su ex, mirando todas las cosas que hace, ya que el sufrimiento es terrible."

Según un estudio reciente de la Universidad de Brunel, Inglaterra, aquellos que mantienen a su ex pareja entre sus contactos de Facebook experimentan una mayor dificultad para avanzar en su vida cotidiana y afectiva, ya que induce al usuario a tener malos pensamientos, y a exacerbar los sentimientos de angustia y soledad.

Si bien hay vínculos que tras la ruptura logran recomponerse por el contacto habitual en las redes sociales, en la mayoría de los casos se sufre, y mucho.

"No conozco gente que se haya reconciliado gracias a estos medios, aunque tengo amigas que cortaron de común acuerdo con sus parejas y siguen con alegría los acontecimientos que le van sucediendo a sus ex de los cuales se enteran a través de la Web. Sin embargo, en casos como el mío, donde la relación no finaliza en buenos términos o uno de los dos sigue enganchado, resulta totalmente negativo saber qué hace el otro. Definitivamente, como dice el refrán Ojos que no ven, corazón que no siente", sentencia Sabrina.

Alexis, estudiante de Economía de 28 años, coincide. Él finalizó su noviazgo de 5 años con Vicky hace diez meses y, aunque la eliminó de Facebook, Messenger y de su celular, aún siente muchas cosas por ella y le impacta cuando se entera sobre su vida.

Los entrevistados aseguran que, en este sentido, el peor es Facebook, "porque ver imágenes es mucho peor que leer textos", coinciden. Quizá por eso, Fusaro sentencia: "Si ella te sacó de su vida, vos eliminala de tu Facebook".

"Lo mejor para mí fue borrarla de todos lados para no saber nada de ella, ya que me resultaba imposible rehacer mi vida. De todas formas, con frecuencia algún conocido me comenta las cosas que ella posteó en las redes", indica Alexis, y recuerda que cuando la tenía en WhatsApp se fijaba en la hora de su última conexión. "Si figuraba las 6 de la mañana, me sentía muy mal."

En la actualidad, Alexis intercambia SMS esporádicos con Vicky. Es lo que Fusaro denomina testeo. "Se trata de mensajes o pequeños chats que envían las ex parejas con frases como: Sé que no debo escribirte, pero sólo quiero saber si estás bien, donde se incrementa el dolor de la persona abandonada. Evidentemente, esta situación es sumamente habitual tras las rupturas como consecuencia de la abundancia de medios tecnológicos disponibles", explica el counselor, y agrega que muchas veces, quienes deciden finalizar una relación hacen más cómoda y llevadera esta situación enviando algún tipo de mensaje que, lejos de ser satisfactorio para la otra persona, estira su sufrimiento.

No todas son historias de ruptura, sin embargo. Rocío Rodríguez y Nicolás Roselli, ambos de 20 años, fueron novios durante un mes en enero de 2009 y, gracias a la comunicación frecuente por Messenger y mensajes de texto, lograron reconciliarse en septiembre de ese año, y actualmente siguen siendo novios. "Al terminar la relación acordamos no bloquearnos ni tomar acciones de ese estilo, porque teníamos amigos en común y no queríamos cortar con esas relaciones", explica Rocío.

La empresa es una red social

Lo que hoy en día sucede con las relaciones truncas y las redes sociales pasa desde hace tiempo en las empresas, por eso las organizaciones tienden a contar con políticas de Recursos Humanos al respecto.

"Para evitar que en las compañías convivan empleados que mantienen o mantuvieron fuertes vínculos sentimentales es que, por lo general, no se permite que los miembros de un matrimonio trabajen en el mismo departamento o área. Si bien muchos creen que esto se debe a que una pareja puede complotar contra la empresa, en realidad, uno de los motivos más importantes para la vigencia de esta política es que es muy difícil que estos empleados trabajen en pos del objetivo laboral sin empañar la situación con cuestiones personales", explica Diana Lifschitz, que tiene un consultora integral en RR.HH. con clientes como Bayer, Sanofi y John Deere, entre otros.

"Conozco casos de compañeros de trabajo que comenzaron una relación formal y, tras romper, continuaron el vínculo laboral sin problemas, aunque también es frecuente que ante la misma situación uno de los dos decida cambiar de empleo", dice Alejandro Melamed, vicepresidente de RR.HH. para Latinoamérica Sur de Coca-Cola. En esta corporación existe una política que no admite matrimonios, aunque es posible desempeñarse con parientes en segundo grado siempre y cuando no haya intereses en conflicto, para garantizar la equidad en cuestiones ligadas a promociones, aumento de sueldos y sanciones, entre otros.

Según el ejecutivo, esto también sucede entre personal de una firma con clientes y proveedores. Relacionándolo con los vínculos a través de las redes sociales, Melamed aconseja: "Mantener la calma ante la situación de seguir viendo al ex a través de la Web y concentrarse en los objetivos propios, porque no hay que permitir que la emoción afecte en las decisiones que se toman". El VP sugiere también recordar la parábola del puercoespín: "Como era invierno, a estos animales se les ocurrió juntarse para paliar las bajas temperaturas, pero experimentaron dolor por el pinchazo de sus espinas. Sin embargo, cuando estaban lejos tenían frío. Para superar esta situación probaron con diferentes distancias hasta encontrar la óptima, que les permitió estar calentitos, pero sin lastimarse".

Mientras Melamed opina que cada persona debe determinar cómo afrontar el ver a su ex en la Web y analizar cómo actuar en consecuencia, Fusaro ataca esta posible situación de antemano y recomienda no tener a la pareja en la lista de Facebook: "Esta red debería usarse sólo con familiares y amigos. En caso de tener en la nómina a la reciente ex hay que eliminarla de inmediato, y borrar paulatinamente a sus familiares y amigos en común, por si acaso llegan a reconciliarse", enfatiza..

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerElecciones 2015Actividad económica