Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Los negocios del poder / Sospecha de lavado de dinero

Pérez Gadín, en el hotel de los Kirchner

Política

De bajo perfil y señalado por el financista Federico Elaskar como el nuevo dueño, bajo amenazas, de la financiera SGI, Daniel Pérez Gadín no es sólo uno de los contadores del empresario patagónico Lázaro Báez , también gestiona las cuentas del hotel Alto Calafate, de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Así consta en el currículum vítae que el propio Pérez Gadín subió a Internet. Allí consta una larga lista de clientes que incluyen a Edenor, Repsol, Astra, Swiss Medical, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el Banco Ciudad y la Secretaría de Industria de la Nación.

El hotel Alto Calafate cobró notoriedad, de todos modos, tres años atrás, cuando se confirmó que el ex presidente Néstor Kirchner había comprado 2 millones de dólares poco antes de una devaluación del peso.

Pero ante la prensa oficialista, el ex presidente afirmó que no pretendía ganar con la especulación beneficiado con información privilegiada, sino que había adquirido esas divisas para cerrar la compra del hotel a través de la sociedad Hotesur SA.

La foja de servicios de Pérez Gadín excede a los Kirchner y Báez. Abarca desde un antiguo vínculo, al parecer, con el operador y ex ministro radical Enrique "Coti" Nosiglia, hasta una causa penal en la que se encuentra procesado y debe afrontar un juicio oral.

Su listado de clientes, en tanto, también abarca por lo menos dos firmas de Báez -Epsur y Austral Construcciones- y 16 hoteles: uno en Río Gallegos, otro en Neuquén, dos en El Calafate, tres en Mar del Plata y los nueve restantes en la Capital Federal.



Asesor

En ese currículum, Pérez Gadín detalla que, desde la gestión radical en 1986 y hasta el kirchnerismo en 2007, fue "director de diferentes proyectos en distintos ministerios y secretarías del Estado", al igual que "en empresas privadas", donde fue designado, precisó, "por la Facultad de Ciencias Económicas" de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Profesor además en la cátedra de Sistemas Administrativos de esa misma facultad de la UBA, también desde 1986, Pérez Gadín da clases como docente invitado en la Universidad Autónoma de México.

El otrora dueño de la financiera SGI, Elaskar, sin embargo, trazó una imagen más oscura suya por televisión, hasta que un par de días después se desdijo, también ante las cámaras. "Me dijo que me había quedado con dinero que era de un cliente suyo, Lázaro Báez", afirmó Elaskar, que luego sostuvo que eso era algo falso.

"No tengo nada que ver. Me amenazaron de muerte: tenía que firmar la transferencia de las acciones de mis empresas. Vendí obligado y por muy poca plata", dijo el joven financista, en el programa Periodismo para todos.

Con el correr de las horas, Elaskar volvió sobre sus pasos y pidió perdón por sus declaraciones, que calificó de una mentira. Antes de que estallara el escándalo, sin embargo, le relató la versión inicial de los hechos a por lo menos tres reconocidos abogados porteños. Por separado, habló de presuntos mexicaneos de dinero, amenazas y ventas forzosas, según logró reconstruir LA NACION.

Por su parte, Pérez Gadín tiene otro desafío judicial, en lo inmediato será sometido a juicio oral acusado de realizar los trámites migratorios para que ciudadanos chinos entraran de manera ilegal a la Argentina a principios de los años 90.

Denunciado por la Dirección General Impositiva (DGI) en 1995, el juez federal Claudio Bonadio lo procesó por su presunta labor con cerca de 190 trámites irregulares. Ahora debe juzgarlo el Tribunal Oral Federal N° 3.

Los radares judiciales, sin embargo, no se acaban allí para Pérez Gadín. Su nombre también aparecería en la investigación judicial sobre la mafia de los medicamentos. De ser así, el comentario que habría hecho al financista Elaskar cobra otro sentido. Según lo expresó el financista en el programa de Lanata, le dijo que "terminaría como Sebastián Forza" si no entregaba el control de SGI. Las redes de este caso, de todos modos, llegan más lejos. Hasta Venezuela.

Una trama bajo la lupa

    El contador de Báez también regentea el hotel de los Kirchner
     
     
  • Leonardo Fariña
    Contador vinculado a Báez
    Dijo ante una cámara oculta del programa de Lanata que manejaba cifras millonarias en efectivo de empresas de Lázaro Báez. Después se desdijo
  •  
     
  • Lázaro Báez
    Empresario kirchnerista
    "Me quieren utilizar [...] como un forro para manchar el honor de un amigo como fue Néstor"
  •  
     
  • El hotel de Néstor Kirchner
    El hotel Alto Calafate cobró notoriedad tres años atrás, cuando se confirmó que Néstor Kirchner había comprado 2 millones de dólares para cerrar la operación de compra del hotel
  • El nexo
    Daniel Pérez Gadín no es sólo uno de los contadores del empresario patagónico Lázaro Báez. También gestiona las cuentas del hotel Alto Calafate, de los Kirchner
  • Con "Coti" Nosiglia
    La foja de servicios de Pérez Gadín excede a los Kirchner y a Báez. Abarca también un vínculo con el operador radical Enrique "Coti" Nosiglia
  • Juicio oral
    Pérez Gadín será sometido a juicio oral acusado de realizar los trámites migratorios para que ciudadanos chinos entraran de manera ilegal en la Argentina a principios de los años 90
TEMAS DE HOYArgentina, en defaultThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona