Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Qué dice la carta que los camaristas le hicieron llegar a Cristina Kirchner

Política

Lorenzetti le hizo llegar una misiva del representante de los magistrados, Gustavo Hornos; manifestaron que hay riesgo de una "paralización del Poder Judicial" y criticaron el modo de designación de jueces

La carta que el presidente de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti, envió a la presidenta Cristina Kirchner contiene críticas, observaciones y sugerencias respecto de la reforma judicial, en particular a lo que refiere al Consejo de la Magistratura. Los magistrados manifestaron que hay riesgo de una "paralización del Poder Judicial", y cuestionaron el modo de designación de los empleados judiciales.

Se trata de una carta, a la que pudo acceder LA NACION, que el Presidente de la Cámara Federal de Casación Penal y de Junta de Presidentes de las Cámaras Nacionales y Federales del país, Gustavo Hornos, remitió a Lorenzetti y que, a su vez, el titular de la Corte hizo llegar a la Casa Rosada.

El contenido de la misiva fue analizada anoche en una reunión que la jefa de Estado mantuvo con funcionarios de la Justicia y diputados kirchneristas, y tras la cual habría concedido algunos cambios en el texto de la reforma.

"Este cuerpo debe hacer referencia en estos días a la preocupación que nos provocan las reformas legislativas propuestas en cuanto disponen el traspaso de las facultades técnico-administrativas de la Corte Suprema de la Justicia de la Nación al ámbito del Consejo de la Magistratura, órgano que, de aprobarse el proyecto, será el encargado de fijar la política salarial, disponer la asignación de contratos a tribunales que lo requieren, designar magistrados subrogantes y ejecutar el presupuesto de este Poder del Estado", manifestó el representante de los magistrados en la carta.

Enfatizó que el Consejo de la Magistratura "posee una estructura típicamente parlamentaria alejada de la agilidad y celeridad" que se requiere. "De concretarse la reforma propuesta se produciría una paralización del Poder Judicial", alertó Hornos.

En tanto, manifestaron "diferencias" respecto de la propuesta de modificar el sistema de selección de empleados.

En particular, cuestionaron el método de sorteo propuesto por la Presidenta para cubrir las vacantes. La iniciativa de la Presidenta indica que los aspirantes a empleados judiciales deberán demostrar el mérito a través de un examen para luego realizar un sorteo anual por Lotería Nacional para los ingresantes al Poder Judicial. También había sorteos para los secretarios y prosecretarios de los juzgados.

"La convocatoria a concurso implicará la inscripción de una gran cantidad de ciudadanos deseosos de incorporarse al Poder Judicial", advirtieron. Señalaron que "en ese contexto, las vacantes que se produzcan en los distintos tribunales, llevarían años en cubrirse, generando numerosos inconvenientes en la labor jurisdiccional y administrativa de los órganos judiciales".

"Por último-agregaron- es necesario que un porcentaje de las designaciones sea efectuado directamente por los magistrados, resultando indispensable la absoluta confianza entre el magistrado y sus colaboradores".

Las recomendaciones plasmadas en la carta de Hornos, según trascendió, fueron materia de una reunión que, a puertas cerradas, tuvo lugar anoche en la Casa Rosada y a la que asistieron el titular de la Cámara baja, Julián Domínguez, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, el secretario de Justicia, Julián Alvárez, y los diputados Agustín Rossi, Diana Conti y Juan Carlos Landau, entre otros.

En ese encuentro, Cristina Kirchner habilitó que se realicen algunos cambios en el proyecto de reforma referido al Consejo de la Magistratura.

Hoy en Diputados, al inicio de la reunión de comisiones, Conti confirmó: "Es nuestra intención tomar algunas de las sugerencias de los jueces".



REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner