Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Lavado

Denunciaron a Gils Carbó por designar fiscales ilegalmente

Política

Un senador radical acusó a la procuradora por el nombramiento del fiscal antilavado que debe investigar a Lázaro Báez; la funcionaria rechazó las objeciones

Por   | LA NACION

El senador radical Mario Cimadevilla denunció ayer ante la Justicia a la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó por nombrar, supuestamente de manera irregular, a fiscales para que le respondan de manera incondicional, incluido Carlos Gonella, encargado de investigar las maniobras de lavado que involucran al empresario Lázaro Báez.

Sin embargo, la funcionaria rechazó esos cargos y las críticas que despertó la actuación de Gonella, que eludió incluir en sus acusaciones a Báez. En cambio impulsó la investigación sobre Leonardo Fariña y Federico Elaskar, personajes menores de la trama que dijeron haber hecho transferencias al exterior por cuenta de Báez, por 50 millones de euros.

"Esto tiene que ver con quienes no quieren modificaciones en la Justicia. No es casual que cuando la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) sale a demostrar, empiecen los ataques", denunció la funcionaria en la inauguración de otra fiscalía especializada, de Trata de Personas.

Gils Carbó dio muestras de su sintonía con el Gobierno en más de una ocasión y lidera Justicia Legítima, un grupo de magistrados afines al kirchnerismo que impulsan cambios contra las "corporaciones en la Justicia".

Sin nombrarlo, Gils Carbó cargó contra Raúl Plée, el fiscal de la unidad fiscal antilavado que desplazó para poner a Gonella al frente de una procuraduría que absorbe sus funciones. "Una unidad de lavado de dinero que no funcionaba, que dormía los expedientes, de lo que se encargaban estudios de abogados, funcionarios públicos y políticos", cargó la funcionaria.

Ayer Gonella, desde Miami, le envió una carta a su jefa donde dice que nadie lo presionó para no implicar a Lázaro Báez. Fue lo mismo que hizo el fiscal que tuvo el caso hasta ayer, Ramiro González. Hoy asumirá Guillermo Marijuán, al regresar de su licencia. Gils Carbó defendió a Gonella porque dijo que fue el que consiguió "la única condena por lavado en el país". Son un colectivero y su esposa que vendían droga al menudeo y con la plata compraron casas, autos, camionetas, un restaurante, un LCD y una mesa de pool.

Gonella es un funcionario nacido en Córdoba, hijo de Olga Picech y Daniel Gonella, un reconocido árbitro, que fue de Oliva (donde está su abuela) a Villa María para jugar al fútbol. A los pocos años, se trasladaron a Villa Nueva, donde pasó toda su juventud. El secretario legal y técnico de la presidencia Carlos Zannini también es de Villa Nueva y de ahí que le adjudican cercanía con Gonella.

La acusación

Ayer Gils Carbó fue denunciada por nombrarlos a él y a otros funcionarios como sus colaboradores. El senador Cimadevilla, que es consejero de la Magistratura, la denunció por "incumplimiento de los deberes de funcionario público". La denuncia recayó en el juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan, los mismos que investigan el escándalo de lavado.

Cimadevilla dijo que Gils Carbó "ha procedidomanu militari al nombrar funcionarios sin acuerdo del Senado como fiscales". Gonella es fiscal general subrogante, pero tiene cargo de secretario y está concursando. El resto de los jóvenes funcionarios denunciados -algunos simpatizantes de La Cámpora, otros jóvenes profesionales de ONG ligadas a la Justicia- no son fiscales ni pertenecen al ministerio público, sin embargo fueron designados como "fiscales ad hoc". Cimadevila dijo que su designación no está prevista en la ley, pero Gils Carbó en una entrevista con LA NACION había defendido los nombramientos: señaló que lo permite una reglamentación interna de la Procuración. "No puedo estar atada de pies y manos hasta que se definan los concursos, la sociedad requiere una solución hoy", había dicho la funcionaria. Y agregó: "No existe un juez ad hoc, pero sí fiscales ad hoc, que están para subsanar coyunturas".

Cimadevilla acusó a Gils Carbó de designar, además de a Gonella, a 11 fiscales subrogantes y al menos a 18 ad hoc, según la denuncia de Cimadevilla. El senador radical señaló que los nombramientos ponen en riesgo las investigaciones, pues no pueden actuar como magistrados, y si lo hicieran, infringirían la ley.

Por su parte, la hija de Gils Carbó, Damiana Alonso, publicó en su portal de noticias Mercado y Transparencia que el caso Báez "debería instar" a la investigación de maniobras por parte del Grupo Clarín y del Grupo Techint .

"La intervención de Gonella en este tipo de casos podría significar un costo muy alto", dijo.

En la línea de fuego

    La procuradora se rodeó de gente de su confianza
    Críticas
  • Nombramientos
    Fue denunciada por designar 11 fiscales subrogantes sin acuerdo del Senado y otros 18 ad hoc que no pasaron por concursos
  • Perfil
    Son jóvenes de ONG ligadas a la Justicia y a La Cámpora nombrados en nuevas procuradurías especializadas, como la que se ocupa de delitos económicos
TEMAS DE HOYReforma del Código PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezElecciones 2015