Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El embajador británico defendió a los kelpers en Malvinas

Política

"No se trata de piedras, sino de gente y su derecho a vivir sus vidas como lo desean", enfatizó el diplomático en una entrevista

BUENOS AIRES, abr 24 (DyN) - El embajador británico ante la Argentina, John Freeman, afirmó que la cuestión Malvinas no se trata de "piedras, sino de gente y su derecho a vivir sus vidas como lo desean", a la vez que ratificó que cualquier discusión sobre el tema debe incluir a los isleños.

En una entrevista publicada hoy por el diario porteño The Buenos Aires Herald , Freeman, consideró "desilusionante que 31 años después (del conflicto bélico de 1982) los derechos de los isleños no estén todavía reconocidos y asegurados como desearían, en términos de determinar su propio futuro".

"Las Islas Malvinas (Falkland Islands en el original) se trata de gente. No de piedras. Se trata del derecho de la gente a vivir sus vidas como deseen hacerlo", planteó.

El mes pasado, los habitantes del archipiélago realizaron un referéndum en el cual el 99,8 por ciento de los votantes ratificó su deseo de mantener el estatus político de "territorio británico de ultramar", decisión que la Casa Rosada desconoció, al remarcar que la consulta no contó con aval de las Naciones Unidas y que no puede ser hecha por "población implantada".

Además de destacar como una "noticia espectacular" para el país la designación del argentino Jorge Bergoglio como Papa hace poco más de un mes - "hubo un sentimiento de elevación, y sentí gran calidez", dijo - Freeman ratificó la postura de Londres de incluir en cualquier diálogo sobre las Islas a los residentes en el archipiélago.

"Hay tres partes, Gran Bretaña, la Argentina y, definitivamente, los isleños. Sólo ellos pueden determinar su futuro", remarcó el funcionario, el primero en su rango en hablar desde 2009.

La Argentina, en cambio, esgrime el concepto de "población implantada", por el cual los isleños carecen del derecho a la autodeterminación que, de aplicarse, afectaría la integralidad del territorio nacional.

Los isleños buscan "lo que la gente en la Argentina puede hacer: vivir en paz y en prosperidad. Hacer su propia elección y conducir sus vidas como una expresión de sus deseos, no de cualquier otro. Deberían poder determinar su futuro, un concepto muy actual que protege la Carta de las Naciones Unidas", dijo.

El representante de Londres pidió "diferenciar" lo que ocurre a nivel gubernamental y a nivel de la gente, "que tienen sus propios vínculos y siguen adelante con sus vidas. Hay miles de ejemplos de esta clase de relaciones entre argentinos y británicos", mencionó Freeman, que citó entre ellos los viajes de estudiantes de intercambio y los eventos deportivos con equipos de ambos países.

En materia comercial, el funcionario de la Corona británica consideró que el mercado argentino presenta "desafíos" vinculados a la inversión y a los niveles de protección, "pero eso afecta a todos los países, no específicamente a Gran Bretaña".

Sin embargo, dijo que "el comercio está yendo bien. Fue de alrededor de 1400 millones de libras esterlinas (2135 millones de dólares), de los cuales 400 millones corresponden al sector servicios, el resto son bienes", con un saldo "favorable a la Argentina"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaAlejandro Vanoli