Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Semana de conciertos en el Distrito Tecnológico

Viernes 26 de abril de 2013
SEGUIR
LA NACION
0

En Chela, un centro de arte experimental con sede en Parque Patricios destacado en esta columna a principios de año, se desarrollan proyectos de variadas disciplinas. Uno de ellos es Condit, (Conciertos en el Distrito Tecnológico), un programa de investigación que vincula la música con áreas de conocimiento como la ciencia y la tecnología. Creado por un grupo de jóvenes compositores en 2010, Condit lleva adelante actividades abiertas a la comunidad. La temporada 2013 comenzó con la presentación del chelista Martín Devoto y continuará el martes 30 con el "Libro de Lalia", una propuesta de creación de campos musicales en el espacio público.

"Condit es una plataforma de conciertos para nuevos compositores –explica Luciano Azzigotti, integrante fundador–. Nos formamos en la tradición de la música académica, transmitida de maestro a discípulo. Nosotros intentamos resignificar ese concepto."

Junto con el ensamble Modelo62, que dirige en Holanda el argentino Ezequiel Menalled, Condit organizó una experiencia de composición colaborativa grupal, que tendrá lugar el viernes 3 de mayo entre las 9 y las 16. A las 17 habrá un concierto gratuito. Ese mismo día, a las 19, se leerán las obras finalistas de la edición argentina del prestigioso premio holandés Gaudeamus. "Es el concurso más importante para menores de treinta años. La pieza ganadora será estrenada en La Haya en octubre", contó Fernando Manassero, otro de los precursores del proyecto.

El sábado 4, a las 18, en el espacio de Condit en Iguazú 451, se podrán escuchar obras de Gabriel Paiuk, Claudio Baroni, Janco Verduin, Martijn Padding y Gilius de Bergeijk, interpretadas por Modelo62. Y el domingo 5, de 14 a 21, se realizará la primera jornada en la Argentina del Instituto de Sonología de La Haya, con música en vivo y conferencias dedicadas a, entre otros, Dick Raaijmakers, pionero de la música contemporánea holandesa.

Según Azzigotti, el proyecto se fundó en un barrio periférico de la ciudad con la clara intención de extender el circuito cultural: "Queremos conectar la música con la realidad, sacarla de la academia, de la sala de concierto anquilosada en la tradición del siglo XIX. A eso se debe la elección de la sede y el nombre: Conciertos en el Distrito Tecnológico. Esperamos que, a lo largo del tiempo, la música resulte influida por el contexto en el que se inscribe aquí y ahora".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas