Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Editorial II

Valiosos edificios recuperados

Opinión

El campus de la Universidad Di Tella y el teatro Metropolitan Citi realzan el capital arquitectónico y cultural de la ciudad de Buenos Aires

En las últimas semanas se inauguraron dos valiosos edificios, con distintos destinos, pero coincidentes en enriquecer el capital arquitectónico y cultural de la ciudad de Buenos Aires. Uno es el Campus Alcorta, sede de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT); otro, el Teatro Metropolitan Citi.

El primero constituye una transformación sustancial que, de construcción originalmente dedicada a depósito de caños maestros de la ex Obras Sanitarias de la Nación, se ha convertido ahora en sede universitaria. El segundo es una sala de espectáculos que ofreció cine y teatro en distintas etapas de su trayectoria y ahora vuelve a encender las luces teatrales en un ámbito renovado. Ambos edificios nacieron en 1937. Mientras la UTDT se ha instalado en Figueroa Alcorta al 7300, en una zona que tendrá ahora animación estudiantil, el Metropolitan se yergue en la avenida Corrientes tradicional, poblada de otras salas de espectáculos, bares, restaurantes y librerías.

La casa de estudios fue creada por iniciativa de los hermanos Torcuato y Guido Di Tella. Comenzó a funcionar como Instituto de Artes, con espíritu de vanguardia, y de Ciencias Sociales en los años 60. La universidad se fundó en 1991, y en 1996 se adquirió el amplio predio actual, ofrecido entonces en licitación. La nueva construcción comenzó en los primeros años de este siglo. El proyecto que se puso en marcha responde a los arquitectos Clorindo Testa (recientemente fallecido), Juan Fontana, Juan Barros Tomé y Horacio Rodrigo.

Por su parte, el Metropolitan, sensible a las demandas cambiantes del tiempo, fue modificando su estructura original, diseñada por los arquitectos Germán Joselevich, E. Ramírez y Rafael Abril. Lo conforman plateas, superpullman y pullman con capacidad para 2000 espectadores. En 1980, se dividió en dos salas, ambas dedicadas a exhibir películas. Nueve años después se dedicó a espectáculos teatrales.

En la UTDT el destino inicial dejó su huella de vidrio, hormigón armado, sus líneas netas y su llamativa fachada. Ahora albergará a centenares de alumnos de carreras de grado y de posgrado. En sus 12.000 metros cuadrados habrá espacio generoso para exposiciones, cursos cortos y conferencias.

En el remozado Metropolitan, dos empresarios de trayectoria como Carlos Rottemberg y Pablo Kompel, con el aporte del Programa de Recuperación de Teatros del Citi, pusieron en marcha la remodelación, que ahora ha culminado. La influencia de corrientes artísticas y arquitectónicas de los años 30 está presente en el teatro reinaugurado. Se halla vigente en su nombre el título de un film clásico de la corriente expresionista, del director Fritz Lang: Metrópolis . La puesta actual del edificio invita a redescubrir motivos del a rt c o .

En suma, una renovación que embellece la ciudad y permite ganar espacios para la educación superior y las manifestaciones artísticas..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente