Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Aprender hoy

¿Una inteligencia digital?

Opinión

Por Antonio M. Battro

¿Otra inteligencia más? En todo caso, la irrupción de una cultura digital ha trasformado de tal manera los hábitos del pensamiento humano que el tema merece consideración. Aquí esbozaré algunas ideas, que comenzamos a investigar con Percival J. Denham desde hace una década.

Howard Gardner ha sido el promotor de la teoría de las múltiples inteligencias (MI): intrapersonal, interpersonal, musical, lógica, espacial, lingüística, corporal, naturalista, a la que se suma ahora la teoría de la inteligencia emocional de Daniel Goleman. Seguramente podríamos seguir agregando más capacidades a medida que afinemos el análisis psicológico. Creo que el momento es propicio para introducir el tema de la inteligencia digital que se podría concebir como una "nueva" capacidad intelectual ligada a la difusión masiva de sistemas informáticos, robóticos y de telecomunicaciones.

La existencia de mentes prodigiosas en cada uno de los campos estudiados por Gardner es uno de los signos para identificar un tipo de inteligencia particular. También la inteligencia digital ha tenido sus genios como Leibniz, Pascal, Babbage, von Neumann, Turing y Minsky. Por otra parte, sabemos que una lesión cerebral puede producir la pérdida selectiva de ciertas funciones y señala la existencia de una multiplicidad de "módulos" de inteligencia en un mismo organismo. Habrá que investigar entonces las bases biológicas de la inteligencia digital y la admirable plasticidad cerebral para procesar estas nuevas funciones cognitivas. En realidad, lo que más llama la atención es que la habilidad para operar con las computadoras es universal y no requiere un aprendizaje prolongado ni difícil.

En efecto, aprender a comunicarse con una computadora es lo más parecido que existe a aprender una lengua. En ambos casos es más importante estar sumergido en un ambiente lingüístico interactivo que aprender su gramática. Los "hablantes nativos", y todos lo somos en alguna lengua, hemos aprendido a comunicarnos sin ayuda de un "profesor de idiomas". Lo mismo está sucediendo con los niños que aprenden a usar una computadora. En cierta medida no necesitan una ayuda especial: basta que el adulto, un hermano mayor o un amigo lo oriente en el nuevo medio digital para que él se convierta en un explorador autónomo. A medida que progresa necesitará, es verdad, más elementos y llegado a cierto nivel deberá abrir un manual o seguir un curso avanzado.

Pero lo que importa es la psicogénesis de esta nueva habilidad. Por lo visto se trata de una capacidad ampliamente compartida por las nuevas generaciones. Como dice Nicholas Negroponte , "cada generación es más digital que la anterior".

Pero pueden surgir objeciones morales y prevenciones sociales. ¿Hasta dónde se puede/debe extender esta interacción? ¿No estamos creando una nueva división entre ricos y pobres en materia digital? ¿No corremos riesgos de substituir lo real por lo virtual, la rica conversación humana por un diálogo empobrecido (y empobrecedor) con las máquinas? Estas preguntas son pertinentes y constituyen, tal vez, uno de los mayores desafíos de la educación del tercer milenio. Es necesario plantear los problemas de frente y no dejarse atrapar por falsos dilemas que enfrentarían al humanista con el científico. Aspiramos a una integración que supere la división actual en "dos culturas" contrapuestas. Tal vez la respuesta venga de los niños de hoy que aprenden a hablar el lenguaje digital como su propia lengua.

El autor es doctor en Medicina y en Psicología Experimental. Es consultor en educación y nuevas tecnologías

Los interesados en comunicarse vía correo electrónico con el autor, pueden hacerlo a la siguiente dirección:
(aprenderhoy@lanacion.com.ar) .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsElecciones 2015La tragedia del avión de Air ArgélieDeclaraciones juradas