Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sobre encuestas caseras y recomendaciones recientes

LA NACION
SEGUIR
Graciela Melgarejo
Lunes 29 de abril de 2013
0

Una pequeña encuesta casera, hecha entre algunos conocidos y amigos, arrojó el siguiente resultado: los adultos mayores de 50 años dicen "la" maratón; los menores de esa edad dicen "el" maratón.

La duda de quien esto escribe debe de existir más allá de los límites estrictos de esta columna, porque Fundéu ( www.fundeu.es ) trató el tema hace unos días en una comunicación, que será útil repetir aquí. Dice Fundéu: "La palabra maratón puede emplearse tanto en masculino ( el maratón ) como en femenino ( la maratón )". Las razones son de uso y, también, históricas: "Según el Diccionario panhispánico de dudas , el término, que alude a una «carrera pedestre de resistencia» y, en general, a una «competición de resistencia o actividad larga e intensa», comenzó a circular en el primer tercio del siglo xx con género masculino. Más tarde, por influencia del género de prueba o carrera , se extendió su uso en femenino, que también se considera válido. Así son adecuadas tanto la frase «la maratón de Boston se tiñó de sangre» como «Ascienden a tres los muertos por bomba en el maratón de Boston»".

Los llamados sustantivos ambiguos en cuanto al género (porque admiten cualquiera de los dos géneros sin que ello implique una diferencia desde el punto de vista denotativo) están creciendo en número, y para el DRAE y el DPD , el uso de una u otra de las dos formas puede estar relacionada a veces con variedades dialectales o de registro. Por ejemplo, mar ; aunque en el español general actual es masculino, recuerda el DPD que "entre las gentes de mar (marineros, pescadores, etc.) es frecuente su empleo en femenino, que también abunda en poesía: «¿Y en días de temporal, cuando las olas embisten, cuando la mar se pone brava?» (Gironella Hombres [Esp. 1986]). De ahí que se emplee en femenino en las expresiones que describen su estado ( mar arbolada, mar calma, mar gruesa, mar picada, mar rizada, mar tendida, etc.) o en locuciones propias del lenguaje marinero, como alta mar o hacerse a la mar".

No extraña que, hoy, Internet sea también un sustantivo ambiguo. En el Diccionario en línea, se define así: " internet. 1. amb . Red informática mundial, descentralizada, formada por la conexión directa entre computadoras mediante un protocolo especial de comunicación. ORTOGR. Escr. t. con may. inicial".

Finalmente, otro sustantivo que se emplea tanto en masculino como en femenino, y que es una reciente adquisición, es wifi . En otra recomendación, Fundéu advierte que " el wifi y la wifi son formas correctas. El término wifi se emplea tanto en masculino como en femenino, en función del sustantivo al que haga referencia: l a (zona) wifi o el (sistema) wifi . La palabra wifi , surgida a partir de la marca Wi-Fi, ha pasado a utilizarse como un sustantivo común con el que se alude a cierta tecnología de comunicación inalámbrica".

Por último, y en honor a la 39» Feria del Libro de Buenos Aires, que ya empezó, vayan estos versos de Fausto , de Estanislao del Campo: "¿Sabe que es linda la mar? / ¡La viera de mañanita / Cuando a gatas la puntita / Del sol comienza a asomar!". Versos que fueron aprendidos en la escuela secundaria, nunca olvidados.

© LA NACION

Para verVideos recomendados
Cómo medir la velocidad de tu conexión a Internet con tu celular

Cómo medir la velocidad de tu conexión a Internet con tu celular

Programa completo

Programa completo

Resumen de la semana

Resumen de la semana

Entrevista completa a Albord Cantard

Entrevista completa a Albord Cantard

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas