Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Dime qué dólar miras y te diré quién eres

Opinión

A partir de octubre del 2011, fecha en la que se implementó el cepo cambiario, nada volvió a ser igual en la economía personal de los argentinos.

Acostumbrados a mirar el tipo de cambio oficial como única cotización de referencia, las cosas eran todo lo simple que puede pedir una persona que no tiene tiempo ni ganas de ocuparse de otra cosa que no sea su trabajo y demás quehaceres cotidianos.

Pero el cepo dio origen a una multiplicidad de tipos de cambio distintos (si somos rigurosos, algunos ya habían nacido incluso desde antes de esta medida) originando una marcada división en cuanto al dólar, importante para cada bolsillo e intención manifiesta.

A continuación, los distintos tipos de dólares y algunos de los perfiles, tomados de un amplio universo posible y clasificados según intereses.

Eres un turista extranjero, alguien a punto de viajar al exterior, un importador o un trabajador argentino que cobra dólares en otro país y debe hacerse de los mismos: dólar oficial

Antaño el más mirado de todos, el dólar oficial ha perdido su protagonismo. De acceso prácticamente imposible, hoy por hoy no se consigue libremente. A partir del cepo cambiario, sólo pueden acceder aquellos que deban realizar un viaje al exterior, por medio de un trámite para nada sencillo y a una cantidad limitada.

Los turistas extranjeros que viajan al país también pueden terminar utilizando el tipo de cambio oficial para hacerse de pesos, aunque es habitual que busquen la manera obtener mejor precio.

Eres un demandante de productos extranjeros vía Internet o un argentino que está por viajar al exterior y no consiguió dólares a tipo de cambio oficial: dólar tarjeta.

El dólar tarjeta corresponde al pagado por aquellas personas que actúan como consumidores finales, al demandar bienes o servicios comprados en el exterior con tarjeta de crédito, ya sea estando de viaje o por medio de alguna compra por Internet.

Surgió luego de la resolución implementada por AFIP que aplica un recargo del 20% en el gasto realizado con el plástico por la adquisición de bienes y/o servicios efectuados por sujetos residentes en el país a vendedores o prestadores del exterior, como adelanto de impuesto a las Ganancias y Bienes Personales en los consumos con tarjetas efectuados en el exterior del país.

El recargo también grava paquetes turísticos, pasajes y otros servicios vinculados.

Si tenemos en cuenta que la brecha entre el dólar oficial y el "blue" supera el 70%, el dólar tarjeta sigue siendo barato al valer (impuesto incluido) un 50% menos que el dólar paralelo.

Eres un ahorrista que busca obtener ganancias en un mercado paralelo (ilegal), o un turista "avivado": dólar blue

Es al que se accede en "cuevas" o casas de cambios no reguladas, y se transformó en el dólar "varita", es decir, aquel por el cual se miden la mayoría de las cosas. Es el que tiene más demanda, y la vez, el más volátil.

Dado que al Gobierno parece reaccionar ante su escalada, no se descarta que pueda llegar a los dos dígitos.

Eres alguien que vive en el interior del país y la vez tienes el mismo perfil que el demandante de dólar blue: dólar provincia

El dólar provincia es el dólar blue al que se accede en el interior del país. Generalmente es por montos muy bajos. Resulta del valor del dólar blue más el "costo de transporte" por lo que generalmente se encuentra 10 o 12 centavos por encima del blue de Capital Federal

Eres alguien que está evaluando comprar o vender su inmueble, alquilar en zonas exclusivas o renegociar un contrato en dólares pautado previamente: dólar celeste.

A partir de la carrera alcista que profundizó el dólar blue a principios de enero, pocos son los que tienen esperanzas de vender o alquilar sus propiedades en dólar "billete", y por ello deben, necesariamente, ingresar en algún tipo de negociación para que las operaciones lleguen a buen puerto.

Es por ello que se suele negociar a un valor intermedio entre el dólar blue y el dólar oficial.

Eres un inversor que quiere llevar sus ahorros al exterior: dólar fuga.

También conocido como "contado con liqui", hace referencia a una operatoria bursátil mediante la cual un agente compra una acción o bono en el mercado local en pesos argentinos y luego lo transfiere a una cuenta al exterior y lo vende en dólares.

No es accesible para pequeños ahorristas debido a los costos involucrados.

Eres un exportador de soja, trigo o cualquier otro bien: dólar exportación

Corresponde al dólar oficial menos las retenciones. Esta diferenciado según el producto que salga del país, pues están gravados de manera diferente. Lo importante es que el tipo de cambio efectivo que está impreso en las exportaciones es significativamente inferior al oficial.

Para la venta externa de soja la retención es de 35%, para el trigo 23%, maíz el 20%, y así la mayoría de los granos y distintos productos tienen diferentes montos de retención.

Lo miran exportadores en general, pero particularmente los del sector agropecuario. El más representativo hoy por hoy es el dólar soja, dado que estamos en la época en la que los exportadores liquidan su cosecha.

Eres alguien que planea viajar a Uruguay y aprovechar el cambio con tarjeta y extracciones por cajero: dólar Colonia

Es mirado por argentinos que viajan a Uruguay con todas las tarjetas posibles y realizan "adelantos en efectivo" en cajeros. En la mayoría de los casos tiene un límite del 10% de la capacidad crediticia de la persona por mes, pero también muchas entidades bancarias ponen un límite que en general ronda los US$1500. El cajero cobra una comisión de US$ 5 por cada US$300.

Días atrás se dió a conocer una nueva restricción del Gobierno que apunta a esta operatoria: podría pedir facturas que respalden el consumo realizado con los dólares extraídos por cajero desde el exterior. Esta nueva avanzada podría desincentivar el "dólar colonia" de aquí en más.

Conclusión

Como el lector puede intuir, el tema del dólar no es menor, y el "desdoblamiento" de facto que estamos experimentando y que vuelve cada vez más compleja la operatoria de compra-venta de divisas (en cualquiera de sus formas) hace que todos los agentes económicos involucrados (es decir, todos nosotros) deban saber con exactitud qué tipo de cambio mirar en función de casi cualquier operatoria a realizar.

Si ampliamos nuestro espectro micro a la macroeconomía, preocupa el hecho de que los exportadores posean cada vez menos estímulos para exportar (al agrandarse la brecha entre el dólar oficial y el blue) mientras que sobre los importadores recaen más y más restricciones que imposibilitan sus operaciones: pareciera ser que el país se encamina hacia una economía cerrada en donde las transacciones con el resto del mundo se vayan limitando cada vez más, siendo el consumo interno la única fuente de sostén del crecimiento económico..

TEMAS DE HOYArgentina, en defaultThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona