Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Lavado de dinero

Réplica de Lázaro Báez: querellará a Fariña y a Elaskar

Política

Es la primera respuesta judicial del empresario; se asumió como acusado en la causa

Por   | LA NACION

 
 

Sin estar formalmente imputado, el empresario kirchnerista Lázaro Báez se presentó ayer mediante un escrito ante la justicia federal y se asumió como el principal investigado en la causa por lavado de dinero iniciada luego de que uno de sus colaboradores y un financista confesaran por TV haber sacado del país dinero suyo.

El de ayer fue el primer contraataque judicial de Báez desde que estalló el escándalo por las denuncias del programa PPT . Es una jugada que, según anunció, completará con la presentación de querellas contra sus dos acusadores: el contador Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar.

Fariña (ante una cámara oculta) y Elaskar admitieron que montaron una red de 50 empresas en Panamá para sacar del país dinero de Báez a cuentas en Suiza a nombre de los hijos del empresario. Ambos se desdijeron poco después.

Báez afirmó que a Fariña le tendieron "una celada" por haberlo grabado con cámara oculta y que la entrevista con Elaskar fue "aparentemente consentida". Añadió que instruyó a su abogado para "querellarlos criminalmente".

El empresario, zar de la obra pública en la Patagonia, se presentó ante el juez federal Sebastián Casanello a través de un escrito en el que designó como su abogado a Gabriel Gandolfo. De ser admitido, le permitirá acceder a todo el expediente, controlar las medidas de prueba, oponerse y proponer otras.

"Como persona de bien que soy, vengo de la manera más enérgica a rechazar esas afirmaciones, cuya falsedad, por cierto, ya han reconocido públicamente los propios Fariña y Elaskar", escribió Báez, quien se apoyó, así, en las desmentidas que ambos hicieron en América TV la misma semana en que Lanata hizo públicas sus denuncias.

Sostuvo que, a pesar de que se desdijeron, instruyó a su abogado "para querellar criminalmente a los nombrados Fariña y Elaskar, en orden a las calumniosas afirmaciones que me dirigieron".

Báez, en sintonía con la declaración que hizo en Río Gallegos una semana después de las acusaciones, escribió que su "honestidad", su "conducta empresaria" y sus "afectos han sido puestos en duda". Y enfatizó: "Quiero aclarar de una vez y para siempre que no he intervenido en la realización de conducta alguna al margen de la ley".

Para trabajar en el expediente puso al frente de su defensa al joven letrado Gabriel Gandolfo, ex integrante del estudio Irribarren, donde manejó importantes causas y empresarios, incluido el banquero Raúl Moneta. El abogado se fue del estudio, pero sigue asesorando a Moneta, entre otros empresarios con problemas penales. En el proceso por la tragedia de Once, Gandolfo fue el abogado del ex subsecretario de Transporte Ferroviario Antonio Luna. También defiende al ex secretario de Agricultura kirchnerista Javier de Urquiza en la causa por la "embajada paralela" en Venezuela, donde se investiga si hubo sobreprecios en maquinarias vendidas a ese país. Sus clientes son cercanos al área de incumbencia del ministro Julio De Vido. En los tribunales locales dos abogados dijeron a LA NACION que tiene lazos con funcionarios del Gobierno. Algunos mencionaron que es cercano a La Cámpora. Y destacaron su crecimiento profesional de los últimos años, en el estudio que comparte con el tributarista Fernando Lisicki. En el mundo jurídico, sin embargo, deslizaron sospechas acerca de que podría estar trabajando en la causa junto con otro estudio que prefiere no aparecer públicamente. LA NACION se comunicó con el estudio de Gandolfo ayer, pero dijeron que no estaba disponible.

El juez Casanello tenía anoche en estudio el escrito de Báez, pues su aceptación implica que accede a la causa, pero al mismo tiempo se asume como formalmente imputado.

Una posibilidad es que el juez le envíe la causa al fiscal federal Guillermo Marijuan, que se reincorporó a Tribunales a fines de la semana pasada, para que opine si corresponde imputar a Báez en el expediente.

El juez recibió en las últimas horas nuevos reportes de operaciones sospechosas de lavado de dinero que mencionan a Fariña y a Elaskar, los que también podría enviar al fiscal. Así, Marijuan podrá evaluar los elementos y eventualmente ampliar la acusación sobre Fariña y Elaskar y realizar un nuevo dictamen que ahora sí alcance a Lázaro Báez.

El empresario había quedado formalmente fuera de la investigación, pues el objeto procesal de la causa es el requerimiento del fiscal. Hasta ahora, el dictamen elaborado por el fiscal Ramiro González, que reemplazaba a Marijuan durante una licencia, había dejado afuera a Báez.

En un escrito firmado junto con el fiscal Carlos Gonella, a cargo de la Unidad Antilavado, creada por la procuradora Alejandra Gils Carbó, se delimitó la investigación. Los fiscales no lo nombraron. Sólo dijeron que la investigación puede ampliarse si, con "la recolección de pruebas", surgen "nuevos imputados".

Ahora Marijuan analiza ampliar el objeto procesal, ya con Báez entre los imputados. De hecho, ya se incorporaron a la causa las grabaciones del programa de TV de Jorge Lanata con las confesiones en video de Elaskar y Fariña, además de documentos exhibidos al aire que revelan la existencia de sociedades en Panamá que están a nombre de uno de los hijos de Lázaro Báez.

La defensa de Báez se dio en forma simultánea con la decisión de otro juez federal, Sergio Torres, de enviar oficios a Suiza y Estados Unidos para conocer si los principales accionistas del Grupo Clarín, incluida Ernestina Herrera de Noble, su familia y otras 489 personas y compañías, hicieron transferencias de dinero al exterior a través del banco JP Morgan (ver página 16).

Esto es a partir de la denuncia que hizo el ex ejecutivo del banco Hernán Arbizu, que se autoincriminó en la justicia local en maniobras de lavado de dinero para evitar que lo extraditaran a los Estados Unidos, donde tiene un pedido de captura. En el juzgado de Torres rechazaron ayer que ambas causas tengan relación y dijeron que la coincidencia temporal no es una cortina de humo, sino que es producto de la tramitación de exhortos.

Las acusaciones

Por ahora se centran en Leonardo Fariña y Federico Elaskar.

  • Reportes de operaciones sospechosas
    Son informes que deben hacer bancos o financieras ante movimientos inusuales de sus clientes que les generen sospechas de que pudieran estar lavando dinero
  • Autos y giros
    Al menos cuatro bancos informaron que Fariña y Elaskar tenían movimientos que no se compadecían con su giro. Denunciaron la compra de una Ferrari y transferencias de 20 millones de pesos
  • Del editor: qué significa.
    Al presentarse ante el juez y quedar como sospechoso, Lázaro Báez lanza una primera jugada judicial que le permitirá tener acceso a la causa.

    TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015