Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El pulso político

Mientras negocian, la pugna Cristina-Scioli llegó a la joyería Bulgari

Política

Con rostro inconmovible y gesto adusto, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, escuchaba anoche a la presidenta Cristina Kirchner regocijarse con la flamante sentencia de un tribunal de Roma contra una periodista del Corriere della Sera a quien la primera mandataria había querellado por difamación. La totalidad de los funcionarios del gobierno nacional presentes en el Salón de las Mujeres, con el vicepresidente Amado Boudou a la cabeza, festejaban cada una de las salidas de la jefa del Estado y acompañaban con aplausos los tradicionales estribillos de la militancia que expresaban "Acá tenés los pibes para la liberación" y "Si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar". Scioli siguió luciendo impertérrito, acostumbrado quizás a participar de fiestas en las que ni es bien recibido ni se siente a gusto.

La Presidenta acababa de poner en evidencia a Scioli, como acostumbra a hacerlo hasta con sus propios funcionarios. Cuando se refería al artículo de la periodista italiana, según el cual, allá por 2008, Cristina Kirchner había realizado un tour de compras en Roma, que incluyó la adquisición de una joya en la casa Bulgari, la primera mandataria dijo, mirándolo al gobernador bonaerense: "Para los que no saben qué es Bulgari, no es Bulgari de vulgar, sino de Bulgari, un señor que hace joyas muy caras. ¿No, Daniel? Si no, preguntale a Karina [por su esposa, Karina Rabolini]. Ella debe saber también".

Dirigentes peronistas bonaerenses no ocultaron su sorpresa por la referencia de Cristina Kirchner al gobernador y a su esposa. Algunos la interpretaron como un gesto más dentro de una competencia de cara a 2015 que, en las últimas semanas, pasó a segundo plano por circunstancias desgraciadas, como la tragedia derivada del temporal.

Curiosamente, el incidente se produjo en momentos en que distintos sectores políticos bonaerenses advertían un escenario de descompresión, tras los ataques que sufrió Scioli por parte del gobierno nacional en medio de su conflicto con los docentes.

En las últimas horas, funcionarios de la administración sciolista y del Ministerio de Economía de la Nación avanzaron en un principio de acuerdo para que la Nación autorizara a la provincia a tomar endeudamiento. Hombres del gobernador especulaban que una distensión en el terreno económico podría abrir una puerta para una etapa política menos convulsionada, que incluya un acuerdo electoral entre kirchneristas y sciolistas para las próximas elecciones legislativas.

La situación, sin embargo, no será tan sencilla. El kirchnerismo necesita hacer una muy buena elección en territorio bonaerense para mejorar un promedio general que se vería golpeado por las difíciles circunstancias electorales que afronta en la Capital, en Santa Fe y en Córdoba. Al mismo tiempo, quien asoma como su principal postulante en el distrito, Alicia Kirchner, no está alcanzando la intención de voto esperada. ¿Habrá que interpretar la alusión presidencial al matrimonio Scioli y a las joyas de Bulgari como un reproche a una negativa del gobernador a que Karina Rabolini integrase la lista de diputados del oficialismo?

Por su lado, Scioli pretendería lugares en las listas de legisladores provinciales para asegurarse la gobernabilidad del distrito. Por eso, privilegiará ese punto en cualquier negociación con el kirchnerismo, sin descartar acuerdos similares con el sector de Francisco de Narváez.

A todo esto, el grupo de 16 intendentes que acompañan a Sergio Massa decidirían el martes próximo, en el Delta, si postulan o no al jefe comunal de Tigre, quien es hasta ahora el mejor posicionado en las encuestas. Un dato que será clave para resolver el rompecabezas bonaerense..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini