Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Realismo trágico (en dos minutos)

La crisis del campo (popular)

Enfoques

Inesperada profecía autocumplida. Tanto hablar de "oligarquía destituyente" y resulta que el hacendado dueño de 200.000 hectáreas que pone en riesgo institucional al Gobierno es Lázaro Báez.

Sus estancias son La Julia, El Relincho, Cruz Aike, Rincón, Río Bote, Campamento, La Porteña, Verdadera Argentina, Alquinta, Ana y La Entrerriana. Tenía razón Luis D'Elía. Era el campo nomás.

Dicen los ingenieros agrónomos que los suelos de Santa Cruz son complicados. Y que si querés buenos rindes, tenés que echar glifosato, que es medio venenoso, para que ninguna empresa constructora de la competencia crezca alrededor.

Da orgullo cómo se ha tecnificado el campo (popular). A la vera de los caminos sureños, tolvas repletas de euros esperan su largo viaje: primero serán acopiados en el Puerto (Madero) de Buenos Aires. Y de allí al mundo.

¿Cuál es la obra vial con mayor sobreprecio de la historia argentina? El puente que une a Lázaro con Néstor.

Salvo que un milagro argumental pruebe lo contrario, será ya muy difícil convencer a mucha gente de que Gardel y Le Pera no tocaban juntos la guitarra. Pero a no temer. Ningún gobierno democrático elegido por el 54 por ciento corre riesgo. ¿Por qué? Porque la Argentina aplica su particular versión de la ley de Newton: ninguna manzana podrida cae. En Argentina, para la corrupción no hay gravedad.

Lo que sorprende es la reacción de cierto sector. El peronismo clásico te acompaña hasta el cementerio, pero no entra. Cierto progresismo, sí. Niegan todo. O callan, considerando la corrupción el precio a pagar para no tener un Macri, quien -justo es decir- sorprendió o no tanto con un memorable gol en contra de su propio arco del triunfo (a unos metros de los jardines donde instrumentó "el protocolo de acción" -novedoso eufemismo de represión- en los consultorios externos, cualquiera de los excelentes terapeutas lo podría ayudar a reflexionar acerca de por qué tanto autoboicot. Y gratis).

Es evidente que todavía el gobierno nacional no sabe qué hacer frente a las denuncias. Ahora bien, ¿el problema de Cristina es un programa de televisión que hoy está al aire....o un programa económico que hoy está en el aire? John Lennon le cantaría: "La vida es eso que le pasa a la economía mientras vos hacés planes contra Clarín".

¿Hay algo peor a que Lorenzino diga "me quiero ir"? Sí, que Cristina diga que no se va.

No es una agresión personal a Lorenzino que, supone uno, hace lo que puede. Lo grave es que el Gobierno no haga ningún cambio y que con soberbia deje correr el rumor de que "hasta octubre sigue todo así". Si un gobierno dice que va a implementar cambios sólo después de las elecciones, ¿serán esos cambios simpáticos o todo lo contrario? Si usted es mago y tiene un conejo en la galera, ¿lo saca antes o después de que la gente vote si recontrata el show? Antes, claro está. Salvo que el truco que prepara sea la devaluación, el conejo de Atracción fatal .

En la semana 1, frente a las denuncias de corrupción, la estrategia fue farandulizar, con los programas de chimentos entrevistando a Leonardo Fariña. En la semana 3, viendo que le comieron los peones, la Reina mueve los alfiles: el que contesta orgánicamente ya es el PJ, con un documento que denuncia a los "medios hegemónicos" por crear un "clima destituyente". La nota la da Julio De Vido, que inquieto, sale a culpar a LA NACION y Clarín por la guerra del Paraguay y la caída de Yrigoyen. Sobrefacturar, una costumbre.

Es comprensible el nerviosismo entre los "abonados". En esta Game of Thrones podría no haber tercera temporada..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezDamián Stefanini