Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La UTA ratificó el paro de transporte de larga distancia

Política

Los choferes dijeron que siguen en huelga por tiempo indeterminado en demanda del aumento del 23%; las cámaras empresarias se reunieron hoy con el Gobierno pero no hubo acuerdo

Los choferes de ómnibus de larga distancia agrupados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA)ratificaron hoy la huelga general en demanda de un aumento salarial del 23 por ciento retroactivo a enero, "la plena estabilidad laboral y el cese de la precarización", informó el titular del gremio, Roberto Fernández.

El dirigente gremial aseguró que la protesta continuará hasta que las cámaras empresarias de la actividad ofrezcan "respuestas definitivas y satisfactorias a todos los reclamos planteados".

La huelga general impactó fuertemente, y millares de usuarios continuaban hoy totalmente varados en la terminal de ómnibus de Retiro y en las principales cabeceras del interior del país.

 
 

En tanto, los ministros de Trabajo e Interior y Transporte, Carlos Tomada y Florencio Randazzo, respectivamente, y el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, se reunieron esta tarde en Casa de Gobierno con la cámara Celadi.

La Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) ratificó en ese encuentro que "no está en condiciones de afrontar el incremento salarial del 23 por ciento que reclaman los choferes".

Los funcionarios y el titular de la Celadi, Mario Verdeguer, conversaron durante algo más de una hora en Gobierno.

"Ahora no es posible afrontar esa recomposición", señaló el empresario, quien se quejó de que todas "las gratuidades caen" sobre ese sector del transporte: "pasajes para discapacitados, jubilados, estudiantes y docentes, de modo que la ecuación de la actividad está actualmente totalmente rota", aseguró.

Verdaguer formuló declaraciones en Gobierno al término de la reunión con los funcionarios nacionales, ocasión en la cual subrayó que la cámara que encabeza presentó "un sinnúmero de posibilidades para auxiliar al sector, como por ejemplo que se controlen los servicios `truchos` o eventuales que compiten y provocan una absoluta desigualdad de condiciones".

En diálogo con LA NACION, Gustavo Gaona, vocero de Cámara de larga distancia (Celadi), dijo que no les convence la propuesta porque no se trató de nada concreto. "No hubo propuesta puntual. Está la intención de crear mesas de trabajo para llevar soluciones al sector, pero hace más de un año que se propuso lo mismo y no funciona; igual vamos a participar de estas reuniones si se concretan". El vocero enfatizó: "No hay propuesta que explique cómo vamos a pagar los aumentos de sueldo".

La propuesta del Gobierno

Por su parte, el gobierno nacional sostuvo en un comunicado que "los empresarios se retiraron de la reunión con el compromiso de evaluar las propuestas presentadas y procurar la forma de ofrecer respuestas al reclamo de aumento salarial" de los trabajadores.

Sindicalistas y empresarios se reunieron ayer en el Ministerio de Trabajo y no alcanzaron un acuerdo que permitiese destrabar el conflicto, por lo que la protesta nacional fue ratificada en todas las empresas ante "la ausencia de respuestas patronales".

Trabajo había asegurado anoche que "la intransigencia de las partes no permitió llegar a un acuerdo", según señalaron Tomada, la viceministra Noemí Rial y Ramos al término de ese encuentro.

La cartera laboral había formulado una propuesta "conciliatoria" que ambas partes rechazaron, en tanto subrayó que "los empresarios no realizaron ninguna oferta salarial y, la UTA, exigió el mismo tratamiento que, en su momento, merecieron los choferes de corta distancia, quienes lograron un aumento del 23 por ciento".

"Las patronales niegan un acuerdo salarial, amenazan con producir cinco mil despidos alegando costos laborales y con precarizar el empleo, ya que advirtieron que aplicarán la monoconducción, es decir, quitarán a un chofer de los micros", denunció Fernández.

El sindicalista señaló hoy su "preocupación" a partir de la extensión de las negociaciones y la ausencia de acuerdo.

"En el verano la UTA aceptó un aumento no remunerativo para no afectar a los pasajeros, pero ahora quiere el 23 por ciento, porque no es una barbaridad y es lo que logró para los choferes de micros de corta y media distancia", puntualizó Fernández.

Miles de pasajeros varados

Miles de pasajeros permanecían hoy varados en las principales terminales de ómnibus del país como consecuencia de la huelga.

Además de la paralización total de las tareas por parte de los choferes, también adhirió a la protesta el personal de boletería.

Esta noche, las boleterías de la terminal de Retiro permanecían cerradas y no había empleados de ninguna empresa que atendiesen los reclamos de los pasajeros, quienes -como ocurrió ayer durante el primer día de protesta- se aprestaban a pasar allí otra noche.

Antes de la reunión, en diálogo con LA NACION, Gustavo Gaona, vocero de Cámara de larga distancia (Celadi) había dicho: "Lo que impide el acuerdo salarial es la situación de crisis de las empresas después de la quita de subsidios en el sector. Lo que puede destrabar el conflicto es que exista un proyecto que cambie las perspectivas en el mediano plazo. Hace tiempo que en el Ejecutivo saben de los reclamos y hay que encontrar juntos alternativas".

Gaona se mostró optimista y consideró que existen proyectos disponibles presentados desde el sector hace un año y medio que proponen salidas a los problemas económicos que tienen. "Debe existir una política de transporte para que ningún medio ahogue a otro", dijo en referencia a las tarifas aéreas versus las de colectivos de larga distancia..

TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner