Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Economía

Preocupa al Gobierno la suba del dólar blue, pero descartan medidas para frenar la escalada

Política
 
 

La preocupación de la presidenta Cristina Kirchner se trasladó ayer desde la reforma judicial al nerviosismo del mercado cambiario. La primera mandataria se reunió ayer con su equipo económico en Olivos y resolvió que no se tomará ningún tipo de medidas que sean visualizadas como una acción directa contra la escalada del dólar paralelo y que no habrá devaluación del peso ni desdoblamiento cambiario.

La consigna general de todas las fuentes oficiales consultadas por LA NACION fue restarle dramatismo a una jornada en la que los mercados financieros estuvieron plagados de rumores.

En cambio, la jefa del Estado sí buscará focalizar toda su política económica en dos objetivos: sostener el empleo frente a lo que percibe como amenazas de sectores empresarios que sugieren la posibilidad de que haya despidos y mantener la estabilidad de los precios.

Ambas metas apuntan a evitar el malhumor general antes de las elecciones legislativas del 27 de octubre próximo.

Esos comicios son clave para la Presidenta porque los considera un plebiscito de su gestión, y un triunfo le permitiría mantener abierta la posibilidad de intentar una reforma de la Constitución para buscar una segunda reelección consecutiva.



"Medidas por el blue no va a haber. Se dramatiza mucho en la city y en los medios. Sólo le digo lo que no habrá: ni devaluación ni desdoblamiento cambiario", comentó a LA NACION un funcionario de la Casa Rosada con acceso frecuente a la Presidenta.

¿Y qué se trató en la reunión de Olivos con el equipo económico? "Consultas de rutina", respondió secamente, pero confirmando la existencia del encuentro.

Mientras el dólar del mercado marginal tocó la barrera psicológica de los 10 pesos y luego descendió a 9,88 (de lo que se informa en la sección Economía), y mientras la cotización oficial cerró a 5,20, trascendió desde temprano que la Presidenta había convocado durante la mañana a la residencia presidencial de Olivos a todo el equipo económico, para tomar medidas urgentes.

Los participantes de las deliberaciones eran, además de Cristina Kirchner; el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; su viceministro, Axel Kicillof; el secretario de Comercio, Guillermo Moreno; el titular de la AFIP, Ricardo Etchegaray, y la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont.

Pese a que muchos funcionarios negaron la existencia de esa reunión, nadie la desmintió en forma oficial.

Mientras tanto, otros sólo desestimaron el carácter de "cumbre de urgencia" que surgía de las versiones periodísticas, aunque sí admitieron que eran "consultas de rutina, pero sin un tema específico". O sea que reconocían su existencia.

"No fue una cumbre de urgencia. La agrandaron más de lo que es. Siempre hay consultas, eso es una rutina. Y no tuvo un tema específico", señaló a LA NACION uno de los funcionarios de las carteras involucradas en el encuentro.

Otra especie señaló que sólo Moreno, Kicillof y Marcó Del Pont se reunieron en Economía y que luego le transmitieron telefónicamente sus conclusiones a la Presidenta.

En un intento por mostrar serenidad y disipar fantasmas de una crisis cambiaria, Cristina Kirchner partió a las 15 hacia Santa Cruz, donde descansará durante todo el fin de semana.

La Casa Rosada sólo informó en forma oficial que se había reunido con el jefe del Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y con la ministra de Industria, Débora Giorgi. Pero no se precisaron los asuntos abordados.

En línea con la estrategia de restarle dramatismo a la escalada cambiaria, el vicepresidente Amado Boudou dijo: "Es una cuestión muy marginal y muy especulativa que tiene que ver con no más de 100.000 o 200.000 personas, y el Gobierno gobierna para los 40 millones de argentinos".

Sin embargo, dentro del Gabinete algunos sostienen que es necesario actuar técnicamente para moderar el precio del dólar paralelo, tras la brusca suba que se registró en los últimos días.

Pero la Presidenta asegura que no se debe intervenir en ese mercado, sino redoblar los controles en el congelamiento de precios para que no se dispare la inflación hasta octubre.

Para cuidar el empleo, en tanto, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, prorrogó el viernes último, hasta diciembre próximo, el Programa de Recuperación Productiva (Repro), que ofrece subsidios por trabajador a las empresas que eviten despidos en situaciones de crisis.

Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents y/o Junar..

Equipo LN Data
Nuestros lectores pueden descargar los documentos originales y los procesados en su PC. A partir de los mismos, es posible llegar a nuevas conclusiones particulares, cruzar variables con otras y descubrir, tal vez, otras conclusiones de interés social. Si se animan, no dejen de avisarnos, posteando un comentario o enviándonos un mail a LNdata@lanacion.com.ar

TEMAS DE HOYInseguridadElecciones 2015Choque de tren en OnceQuita de subsidios