Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El FMI advirtió que los billetes de 500 euros servirían para lavar fondos

Opinión

Un año antes de que Néstor Kirchner llegara a la presidencia y casi cuatro antes de que el propio Kirchner pagara toda la deuda con el FMI para "independizar al país de sus exigencias" desde el organismo advertían que los billetes de 500 euros facilitaban la economía negra y el lavado de dinero.

"Después de todo, un millón de dólares en billetes de cien dólares caben bien dentro de un maletín de negocios, pero en billetes de 500 euros, ¡caben dentro de una cartera de señora! Este es un dato importante para los directores de cine... y para los gobiernos", sostuvo un artículo en una publicación oficial del organismo en marzo de 2002.

Quien lo firmó no era un funcionario menor, sino su entonces economista jefe, Kenneth Rogoff, uno de los favoritos de Amado Boudou y a quien también la presidenta Cristina Kirchner ha elogiado en público.

"¿Tiene sentido seguir emitiendo billetes de denominación muy alta cuando los principales consumidores parecen ser los de la economía subterránea mundial?", sostuvo entonces Rogoff en una publicación trimestral del propio organismo multilateral, llamada Finanzas y Desarrollo, con el título "Sorprendente popularidad del papel moneda".

Y LA NACIONlo reflejó en el suplemento económico dominical del 14 de abril de ese año.

Por entonces los 500 euros equivalían a unos 440 dólares, pero luego las cosas cambiaron mucho, ya que con la devaluación del dólar en los años siguientes el discutivo valor llegó a equivaler a más de 750 dólares.

El anonimato del efectivo

Mientras duró el auge económico europeo España era señalada frecuentemente como uno de los países de la unión monetaria donde más ejemplares de 500 había. Pero muchos ciudadanos decían no haber visto nunca uno. Hacia 2007 muchos españoles habían puesto al valor de 500 el mote de "el Bin Laden", porque todo el mundo sabía que existía, pero nadie lo había visto nunca en persona.

En su artículo de 2002 Rogoff ya lo había advertido: "Empecemos por Estados Unidos. A fines de 2001, el efectivo per cápita superaba los U$S 620.000 millones, lo que equivale a U$S 2200 por cada hombre mujer y niño. Pero no sé de nadie que lleve consigo siquiera un décimo de esa suma".

"Me imagino que tendrá que pasar bastante tiempo antes de que aparezca dinero que garantice el mismo anonimato que el efectivo"

Y predecía: "Me imagino que tendrá que pasar bastante tiempo antes de que aparezca dinero que garantice el mismo anonimato que el efectivo (...) la tecnología sigue avanzando y un día podrían idear un técnica que permita identificar el ADN del último en tocar un billete. Quizás el lavado de dinero adquiera otro significado si delincuentes y evasores se ven obligados a usar agua, jabón y guantes".

Mientras tanto, destacaba que en la competencia por el uso de dinero en efectivo, el euro, al tener un valor de denominación mayor mucho más grande que la del billete de cien dólares, tendría gran ventaja en el uso en los años por venir. Y subrayaba los europeos habían anticipado la popularidad que ese billete tendría. El 29%, es decir casi tres de cada diez billetes de la moneda común emitidos eran de ese valor.

Rogoff es mucho más conocido ahora por otras varias razones. Escribió con la economista Carmen Reinhardt el influyente libro Esta vez es Diferente , donde descubren patrones similares en crisis económica a lo largo de ocho siglos de historia. Y encuentran que siempre la actitud más peligrosa para los gobiernos es decir: "esta vez es diferente".

También sos muy famosos e influyentes por un estudio realizado en los últimos años en los que encontraron una relación entre nivel de endeudamiento y crecimiento económico y que causó gran debate primero por sus conclusiones y en los últimos días porque se encontró un error en las fórmulas para el cálculo.

Las discusiones son ahora acerca de sin con las correcciones las conclusiones son igual de válidas.

Pero con las predicciones que Rogoff hizo ya once años acerca del uso de los billetes de 500 euros parece no haber habido errores. Es más, aquí en la Argentina parece que hubo quienes tomaron debida nota y actuaron en consecuencia..

TEMAS DE HOYElecciones 2015Elecciones en BrasilElecciones en UruguayReforma del Código Penal