Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Relación bilateral

Una agenda cargada de militancia para la visita de Maduro

Política

Habrá festejos por la "democratización" de la Justicia, una cargada agenda de reuniones con movimientos sociales kirchneristas y un encuentro a solas con Cristina Kirchner en la Casa Rosada. Todo este menú y algo más se traerá por un día a Buenos Aires el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En el Gobierno esperan que para el arribo de Maduro a la Argentina el Senado ya haya sancionado el polémico proyecto de ley de reformas al Consejo de la Magistratura, cuyo tratamiento se planea para el miércoles. De esta manera, el presidente venezolano se sumaría a los festejos del kirchnerismo.

No se descarta que haya algunos párrafos de elogio de parte del presidente venezolano al paquete de reforma judicial que impulsa el kirchnerismo en el Congreso, aunque ambos gobiernos insistieron en que la visita no fue pensada con los tiempos parlamentarios del debate por la reforma judicial.

"No hubo un acuerdo para que ese día viaje nuestro presidente. La aprobación de la ley judicial y la visita oficial de nuestro presidente será pura casualidad", se limitó a explicar a LA NACION Carlos Martínez Mendoza, el embajador de Venezuela en Buenos Aires que hasta el viernes pasado estaba en Caracas ultimando los detalles de la visita oficial de Maduro.

La Argentina será el segundo país que visitará Maduro tras asumir como jefe de Estado venezolano, luego de unas controvertidas elecciones que la oposición liderada por Henrique Capriles no reconoció como válidas y denunció "vicios de fraude" ante organismos internacionales. El primer viaje al exterior de Maduro como presidente fue a Cuba, en una breve visita.

Cristina Kirchner extendió en Maduro las simpatías que supo tener con Hugo Chávez y desde la Casa Rosada aseguran que el vínculo entre Caracas y Venezuela "está más sólido que nunca".

Esto implica que en Buenos Aires ratificarán los acuerdos firmados entre ambos países y no se descartan anuncios de aumento en el negocio petrolero de Venezuela y en la venta de alimentos de la Argentina.

"La agenda está abierta y hay muchas cosas sobre la mesa", comentó Martínez Mendoza, quien fue un estrecho colaborador de Chávez.

El embajador venezolano fue director de la Escuela Superior de Guerra del Ejercito Venezolano, secretario del Consejo de Defensa de la Nación, director del Despacho de la Presidencia y director de Pdvsa, entre otros cargos.

En la Casa Rosada apuestan a darle un gran despliegue a la visita de Maduro. Los organizadores de la llegada del presidente de Venezuela no descartan que haya un encuentro con la juventud kirchnerista encabezada por los líderes de La Cámpora.

En este sentido se podría realizar una visita de Maduro a algunos centros de la agrupación kirchnerista que reciben ayuda permanente de Caracas y no se descarta incluso que Maduro encabece un acto en la cancha de All Boys, en el barrio de Floresta, al que asistirían organizaciones kirchneristas que forman parte de Unidos y Organizados.

También está prevista una reunión de Maduro con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y con el CEO de YPF, Miguel Gallucio, para profundizar los acuerdos ya existentes en materia energética.

Por supuesto que la actividad central de Maduro será el encuentro a solas que mantendrá con Cristina Kirchner en la Casa Rosada.

Hace menos de un mes, la Presidenta estuvo en Caracas para la asunción de Maduro y allí prometió profundizar los lazos entre ambos países al rememorar los liderazgos de Néstor Kirchner y de Hugo Chávez.

Cristina Kirchner defendió las elecciones en Venezuela y avaló la ratificación de esos comicios desde la Unasur. También solicitó al gobierno de los Estados Unidos, encabezado por Barack Obama, que reconociera los ajustados resultados de las elecciones realizadas en el país caribeño.

Entre los ministros que acompañarán a Maduro en Buenos Aires estará el de Energía y Petróleo y titular de la petrolera estatal Pdvsa, Rafael Ramírez, y también lo acompañará el canciller, Elías Jaua. En definitiva, una visita para demostrar que el vínculo bilateral sigue inalterable pese a la muerte de Chávez..

TEMAS DE HOYProtesta policialPobrezaEugenio ZaffaroniTelefonía 4GLa pelea con los holdouts