Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cine

El último exorcismo - Parte 2

Espectáculos

Por   | Para LA NACION

 
 

Ficha técnica: EL ÚLTIMO EXORCISMO-PARTE 2 (THE LAST EXORCISM PART II, ESTADOS UNIDOS/ 2013) / Dirección: Ed Gass-Donnelly / Guión: Damien Chazelle y Ed Gass-Donnelly / Fotografía: Brendan Steacy / Música: Michael Wandmacher / Elenco: Ashley Bell, Julia Garner, Spencer Treat Clark, David Jensen, Tarra Riggs, Louis Herthum, Muse Watson / Distribuidora: Alfa Films / Duración: 88' / Calificación: apta para mayores de 16 años.
Nuestra opinión: buena.

El último exorcismo, la primera, fue en 2010 una pequeña sorpresa dentro de la abundancia del terror: buen uso de la cámara en mano en modo de registro documental, pero en principio no para el exorcismo en cuestión sino para seguir a un predicador chanta que se topaba con el evento demoníaco. Y las chantadas del predicador no se propagaban a la forma de la película, que además ofrecía una pintura ominosa del sur profundo estadounidense. Esa película, dirigida por el alemán Daniel Stamm, no necesitaba una secuela. De hecho, su título indicaba claramente que no la necesitaba. Pero estamos rodeados de un montón de cosas que no se necesitan y que no están del todo mal.

El último exorcismo-parte 2 , con otro director, abandona el modo de registro documental: las imágenes de la uno vuelven como "resumen veloz" al principio y -en una muy buena idea- como búsqueda en Internet. Ya no hay cámara nerviosa, y la protagonista es la poseída de la película original, que anda penando por ahí (buena secuencia inicial para asustar) y que es llevada a una casa de refugio de jóvenes con problemas en su pasado. La casa no tiene muchas moradoras y tampoco se desarrollan mucho esos pocos personajes. Nell, la poseída, tiene a su demonio rondando (y a sus demonios personales, o a sus necesidades de amor). Hay un chico que, por supuesto, se llama Chris. Y hay algunas pistas y gestos al principio que después se usan. Y está el asedio demoníaco. Y una buena secuencia de carnaval. Y hasta se puede decir que, cuando se plantean la inminente posesión y el exorcismo, la apuesta por cierto aspecto clase B (iluminación setentosa, actuaciones rústicas, falta de nombres importantes en el reparto, contención en los efectos especiales) la película adquiere una fluidez narrativa que no por rústica es menos noble.

Había en potencia una película mejor y más atractiva en El último exorcismo-parte 2 , pero tal vez por lo poco convincente del proyecto de hacer esta segunda parte el director Gass-Donnelly se dedicó casi media hora a desperdiciar minutos con dosis excesivas de "te pego un susto con un perro que ladra de repente más golpe de música" y otras berretadas similares. Maneras inútiles de estirar, con el agravante de empezar demasiado tarde a contar el nudo del asunto que necesitaba más enjundia y mejor andamiaje en los personajes, pero que cuando se larga a andar no es del todo despreciable. Lamentablemente, cuando dan ganas de ver más diabluras la película termina. Un caso no tan habitual de film estirado al principio y comprimido al final.

Ir al cineCalificar
Encontrá esta película en Guía LA NACION y planeá tu próxima salida.

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInflación y preciosFrancisco en Semana SantaElecciones 2015La tragedia del ferry Sewol