Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ese misterio llamado Cedin

Opinión

Fue para nosotros una revelación lo que dijo Axel Kicillof: el Cedin (el papel que te entrega el Banco Central, si querés, a cambio de dólares blanqueados o ya blancos) tendrá un mercado secundario.

Es decir que el ciclo de vida del Cedin es el siguiente:

  • 1. Nacimiento: alguien con dólares le pide Cedin al Banco Central, vía un banco común. Nadie pregunta de dónde vino la plata. El BCRA guarda el 100% de esos dólares.
  • 2. Circulación: el Cedin puede comprarse y venderse ilimitada y libremente en el mercado. Hasta que llega el momento de...
  • 3. Muerte: alguien le puede dar el Cedin al BCRA a cambio de dólares (de nuevo, vía los bancos) a una tasa de uno a uno. No queda claro qué tiene que mostrar el tenedor de un Cedin para que le den los dólares. Dice el proyecto que el tenedor tiene que acreditar "compraventa de terrenos, galpones, locales, oficinas, cocheras, lotes, parcelas y viviendas ya construidas y/o la construcción de nuevas unidades habitacionales y/o refacción de inmuebles".

La reglamentación determinará, entonces, si hay muchas o pocas chances de redimir el Cedin por dólares. Supongamos que hay muchas, que parece ser el caso. Aunque vos no puedas cambiar el Cedin por dólares en el Central, es muy probable que el Cedin cotice cerca de la paridad, porque habrá alguien (un constructor, que hizo una casa para alguien que nada que ver) dispuesto a pagarte casi un dólar por ese Cedin, ya que él sí puede comprarle un dólar al Central. En ese sentido el Cedin es parecido al CUC cubano: un certificado del Banco Central convertible, bajo ciertas condiciones, en el Banco Central, y respaldado 100% por reservas.

Si hasta acá vamos bien, tres comentarios:

(a) Obviamente a los blanqueadores, los Walter White de este mundo, les convendrá blanquear vía Cedin (porque el Cedin valdría cerca de 1 dólar) que vía el BAADE (alias EVADE), que es un título en dólares que paga 4% de interés anual. Mejor convertir dólares a Cedin, luego Cedin a dólares, luego en todo caso comprarte un bono argentino que rinde el triple.

(b) Es realmente una oferta generosa para el blanqueo, si efectivamente el Cedin cotiza cerca de la paridad. No digo que, por lo tanto, el blanqueo sea exitoso. Sigue habiendo una incertidumbre general sobre la Argentina y el análisis de costo-beneficio para los evasores es dudoso aun con estas ventajas.

(c) ¿Para qué tener un Cedin en tus manos? Apenas blanqueaste, te convendría cambiarlo por dólares al Banco Central, o dárselo a un constructor o alguien para que los cambie por dólares. Tal cual: podrá haber demanda por hacerse de Cedin (los blanqueadores) pero no habrá mucha demanda para mantenerlos. Más vale dólar en mano que Cedin flotando.

Vamos ahora un paso adelante, al punto (2) más arriba, el mercado secundario de Cedin, aunque nos acabamos de preguntar si ese mercado tendrá un stock importante. Según Kicillof, habrá un mercado secundario, y el Cedin podrá comprarse en pesos en ese mercado. No queda claro si además, en ese mercado secundario, pueden comprarse y venderse Cedin con dólares.

Si fuera cierto que pueden cambiarse Cedin por pesos y dólares en el mercado secundario, en la práctica habría un mercado legal para comprar dólares con pesos y viceversa -es decir, se instauraría el tan largamente demandado desdoblamiento cambiario. Veamos: el señor Batman va al banco con 100 pesos, le venden 10 Cedin (esto es, Cedin por valor de 10 dólares); el señor Robin va al banco con 10 dólares, le venden 10 Cedin. Luego Batman devuelve 10 Cedin al banco, pero esta vez a cambio de diez dólares, y Robin vende los 10 Cedin al banco, a cambio de 100 pesos. En la práctica, Batman le compró con 100 pesos 10 dólares a Robin.

Nótese que no hace falta que el Cedin cotice uno a uno para que exista esta legalización del "dólar Cedin". Aunque cotizara a 90 centavos de dólar será cierto que ese instrumento cambiable por dólares o pesos tendrá implícito un tipo de cambio, del mismo modo que lo tienen los bonos que se compran aquí con pesos para venderse en New York por dólares, el famoso "contado con liqui". En la práctica, y si estamos bien rumbeados, estamos haciendo una especie de "contado con liqui para todos y todas", porque el Cedin podrá ser comprado y vendido libremente y de manera instantánea en los bancos.

Pasando en limpio, dos conclusiones condicionales:

(1) Si el Gobierno es amplio de criterio para redimir Cedin con dólares, lo más probable es que el Cedin valga cerca de un dólar. En ese caso, el incentivo a blanquear es importante, aunque siga siendo discutible moralmente: 100 dólares son 100 Cedin, que son casi 100 dólares. Por otro lado, esa liberalidad implicaría que no necesariamente los fondos repatriados implicarán más construcción. Siempre hay una cierta cantidad de construcción y de venta inmobiliaria. Basta con que el volumen de esas operaciones sea mayor que la voluntad de evasores de hacerse de Cedin nuevos para que a los constructores les convenga comprarle Cedin con un mínimo descuento a los blanqueadores, por operaciones de construcción o inmobiliarias que ya se estaban haciendo de todos modos.

(2) Cualquiera sea la amplitud de criterio del punto anterior -y por lo tanto, cualquiera sea la relación de precio Cedin/dólar- si el Gobierno permite comprar y vender Cedin en cualquier moneda en el mercado secundario, tendremos un tipo de cambio implícito de manera muy obvia, que pasará a ser el tipo de cambio de mercado legal. No es una reforma menor. La claridad de un dólar legal puede ayudar a, por ejemplo, acomodar los precios del mercado inmobiliario, hoy confundidos por las discusiones cambiarias. Un mercado paralelo legal incentivaría el gasto legal, por parte de tenedores de dólares, en productos o activos que hoy están muy baratos medidos en dólar blue. Quizás es por esta vía que el Gobierno está apostando a un potencial efecto reactivador, pero sin decir en voz alta que está desdoblando, en los hechos, el mercado de cambios..

TEMAS DE HOYMedios y políticaTemporal en Buenos AiresControl de la SUBEBrittany MaynardElecciones 2015