Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Legítimos

Denuncian billetes de $ 100 irregulares

Política

Fueron impresos en papel moneda original que aún no debería haber sido usado

 
 

El Banco Central denunció ante la Justicia que detectó irregularidades en la impresión de billetes de 100 pesos. Descubrió que algunos ejemplares estaban impresos en un papel moneda que, si bien era legítimo, no debería haber sido utilizado aún para esas impresiones, de acuerdo con el cronograma establecido para la utilización de ese insumo.

La denuncia del Banco Central ingresó por una comisaría y recayó por una cuestión de turno en el juzgado federal de Norberto Oyarbide. El magistrado, de acuerdo con una normativa de la Cámara de Casación que busca evitar que los denunciantes digiten a dedo el juzgado en el que recaerá su causa, envió la denuncia a la Cámara Federal para que se designe por sorteo quién tendrá a cargo la investigación.

Fuentes judiciales confirmaron a LA NACION la existencia de la denuncia y precisaron que se pudo determinar que el papel utilizado en la impresión de los billetes era verdadero, pero aparentemente tenía diferencias en los cortes con los billetes que están en circulación.

Descubrieron que esos billetes habían sido impresos con pliegos de papel que debían haber sido utilizados más adelante, no en este momento, explicaron las fuentes consultadas. "No estaba autorizada la utilización de esos pliegos de papel en este momento", abundaron las fuentes.

Cuando se verificó la calidad del papel, los expertos del Banco Central advirtieron que era verdadero, pero los cortes no tenían la dirección correcta.

Con esos elementos se presentaron ante la Justicia. Las fuentes advirtieron que los billetes son legítimos y de curso legal, aunque detectaron una irregularidad en el proceso de impresión.

Los informantes no pudieron precisar si estos billetes se imprimieron en la Casa de la Moneda o en los talleres de Ciccone Calcográfica, expropiada por el Estado tras el escándalo judicial que involucra la vicepresidente Amado Boudou.

En esa causa, Boudou está siendo investigado para determinar si se interesó en la quiebra de la imprenta para facilitar que la gestionaran supuestos allegados suyos.

La firma operó en manos de estos empresarios hasta que se conoció la investigación judicial y para acallar sus ecos el Gobierno la expropió, y actualmente está afectada a la impresión de documentación de seguridad oficial, como títulos públicos, bonos y billetes. Nadie cobró el dinero por la expropiación de la firma.

Una posibilidad, especularon proveedores de la industria gráfica, es que por la gran demanda de billetes se hubiera adelantado el proceso de impresión previsto y se hubiera utilizado materia prima que estaba destinada para impresiones posteriores.

Otra opción es que se hubieran sacado esos pliegos de papel del cronograma previsto y se hubiera impreso papel moneda por fuera de los controles establecidos y que esos billetes hubieran sido puestos en circulación.

Una primera versión, desestimada luego por fuentes tribunalicias, mencionaba la posibilidad de que se hubieran puesto en circulación billetes mellizos, es decir auténticos, pero con la misma numeración, lo que fue desestimado por fuentes que tuvieron acceso a la denuncia.

No es la primera vez que hay inconvenientes con la impresión de billetes: ya pasó que hubo billetes con manchas de tinta y otros con problemas de tamaño..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezNarcotráficoCopa del ReyFamosos en crisis