Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Comunidad

Atender la necesidad de los más pobres

Sociedad

La Fundación Cor trabaja para que los chicos puedan acceder a la atención sanitaria

Por   | Fundación LA NACION

Silvia Valerio de Martínez era catequista en una parroquia donde se descubrió el caso de unos padres que estaban infectados con el virus del VIH. La mayoría de las personas decidió mirar para otro lado. Sin embargo, ella eligió hacerle frente a esta realidad y comenzó a interiorizarse en el tema.

Para ello asistió a charlas dictadas por un médico especialista, las cuales, afirma, le abrieron la cabeza y le hicieron ver que había muchos niños que padecían esta enfermedad y que necesitaban de su ayuda. "Me acuerdo que leí una frase que me impactó mucho: «Ayudar a los pobres más pobres: los excluidos». Y en ese momento sentí que, en mi comunidad, los excluidos eran las personas con VIH", cuenta.

Junto a un grupo de voluntarios, comenzó a acompañar a estas familias: llevando a los chicos al hospital para que realicen sus tratamientos, colaborando para conseguir medicamentos o algún alimento con el que combatir el hambre.

"Varias veces lo que pasaba era que la mamá o el papá tenían que permanecer internados en el hospital de adultos y el chico, en el hospital de niños. Como los pequeños no podían quedar solos, allí estábamos nosotros", se emociona Silvia.

En 1993, gracias a un subsidio único que recibieron del conurbano bonaerense y a un evento de recaudación, juntaron los fondos para reciclar una casa en San Isidro. Así nació el Hogar Casa Cor, que en latín significa corazón.

Hoy alberga a 24 niños de los cuales el 90% necesita tratamiento médico. Contienen a chicos con VIH en situación de vulnerabilidad y a muchos otros que sufren diferentes problemas de salud o son víctimas de violencia familiar, abuso u otras patologías.

"Tenemos niños de San Isidro, La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes, Pilar, Tigre, San Fernando, entre otros. Es que cuando hay necesidad, no hay límites geográficos... estos chicos llevan mochilas de enfermedades muy pesadas y una familia que lamentablemente no los puede contener", afirma Silvia.

Quienes quieran sumarse al Hogar Casa Cor como voluntarios o ser padrino de alguno de los chicos realizando un aporte económico pueden contactarse a fundacioncor@arnetbiz.com.ar o llamar al (011) 4793-8468. También se necesita jabón, pañales, guantes descartables, azúcar y útiles escolares. Para más información, ingresar a www.fundacioncor.org.ar ..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil