Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El cambalache de los técnicos argentinos

Todos están en el mismo baile, detrás de las miserias ajenas, sin pensar ni un segundo en que cada día se juega peor

SEGUIR
LA NACION
Lunes 13 de mayo de 2013
0

"El que no llora no mama", escribió Enrique Santos Discépolo allá por 1935, y el fútbol argentino, cada vez más enfermo, lo tomó al pie de la letra. Todos buscan la forma de sacar la mejor tajada; se trata de ser vivo, hábil para llorar. Martino, Caruso Lombardi, Luis Zubeldía, Guillermo Barros Schelotto, Bianchi, Ramón Díaz, no importan el club, la jerarquía, el puesto, la experiencia, todos están en el mismo baile, detrás de las miserias ajenas, sin pensar ni un segundo en que cada día se juega peor y se habla demasiado.

"El fútbol argentino es histérico, tramposo y ventajero." Frase perfecta de Gerardo Martino, DT de discurso atildado y de probada capacidad. Aunque el Tata no pudo respaldar su discurso con sus acciones: en la cancha de Arsenal, protagonizó uno de los episodios más vergonzantes con empujones y protestas al árbitro Pompei. Ah, encabeza un cuerpo técnico al que expulsaron seis veces en 13 fechas.

Ramón Díaz se quejó por la falta de experiencia de Delfino cuando lo echó ante San Lorenzo y Boca, pero no advirtió que no puede entrar tarde al campo de juego y no debe ingresar en la cancha durante el juego. Bianchi dijo que podría haber evitado llegar al peor registro histórico de Boca si le hubieran convalidado un gol ante Belgrano, aunque no advirtió que antes su equipo tuvo otros 10 partidos para cortar esa racha. Luis Zubeldía generó un clima extraño antes del clásico con Independiente pidiendo que Diego Abal no sea localista, anteanoche fue expulsado por Trucco por excederse en sus reclamos y después hasta criticó la tarea de Pezzotta, que dirigió Boca y San Lorenzo. Zubeldía no parece estar tan atento a la irregularidad de Racing y que de la Copa Argentina fue eliminado por Tristán Suárez.

Guillermo Barros Schelotto ayer fue expulsado por hacerle gestos al línea Gustavo Rossi y antes, en la 10» fecha, apeló a la ironía, tras empatar con Unión (0-0), cuando dijo que si le cobraban penales fuera del área su equipo iba a ganar -por el penal que Pitana le dio a River, ante Godoy Cruz-. No se lo escucha al Mellizo explicar por qué ganó sólo dos partidos de los últimos siete y por qué se quedó fuera de la Copa Argentina. Y Caruso Lombardi no deja de patalear por las quejas del presidente de San Martín de San Juan, Jorge Miadosqui, pero el DT de Argentinos no habla de lo mal que juega su equipo y lo cerca que quedó de la zona del descenso. Perdón, también Miadosqui debería ser medido, porque no se lo escuchó protestar tras la final por el ascenso a primera de 2007, cuando su equipo le ganó a Huracán. Fue el último partido que dirigió Daniel Giménez, que dio 8 minutos extras y San Martín marcó el 3-1 del ascenso. "Vivimos revolcaos en un merengue y en un mismo lodo todos manoseaos..."

Para verVideos recomendados
Dramático rescate de refugiados en el Mediterráneo

Dramático rescate de refugiados en el Mediterráneo

Resumen de la semana

Resumen de la semana

Jubilados: quiénes son los beneficiados por los anuncios de Macri

Jubilados: quiénes son los beneficiados por los anuncios de Macri

Una idea en 1 minuto: Diego Pol

Una idea en 1 minuto: Diego Pol

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas