Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Angel Bonnani: "Fue fuerte besar a una mujer como Natalia Oreiro"

Espectáculos

Es actor, músico y modelo uruguayo y en Solamente Vos es el nuevo enamorado de la protagonista

Por   | Para LA NACION

 
Angel Bonnani, un galán que vino desde Uruguay y que no le teme a los juegos de seducción. 
 

¿De dónde salió este apuesto donjuán de ojos aguamarina y físico esculpido? ¿Dónde lo tenía guardado Pol-ka? ¿Por qué no se conocen sus apariciones anteriores? Para todo esto, hay una respuesta. Y es que Angel Bonnani, el chico de barba crecida y recias intenciones que encarna al chef internacional que compite con Juan (Adrián Suar) por el amor de Aurora (Natalia Oreiro) es un alma inquieta. Nació hace 36 años en Uruguay, vivió en Australia y trabaja como actor en Israel, en donde le auguran un futuro prometedor, tanto en el cine como en la pantalla chica. Pero él quiso patear el tablero y abrirse al mercado latino. Su voz grave y su mirada segura lo delatan como todo un seductor. ¿Sus actores favoritos? Marlon Brando y Daniel Day Lewis. ¿Su objetivo en Argentina? Hacer cine con figuras como Ricardo Darín. Con ustedes, un muchacho que pica en punta.

-¿Cómo conseguiste -sin haber hecho nada antes a nivel nacional- comenzar a actuar en las ligas mayores, mano a mano con Adrián Suar?

-Fue un poco destino, un poco suerte. Con mi agente nos jugamos a enviarle el material a Natalia (Oreiro) porque estábamos seguros de que era bueno. Fue a través de un amigo en común con ella y enseguida fue tan generosa de compartirlo con Adrián, con la suerte de que les gustó y pudimos darle forma a Boris, que tiene una relación con Aurora y que el pasan cosas muy interesantes. Yo, fascinado con mi primer rol en español. Y re agradecido.

-¿Cómo te enteraste que ingresabas y cuál fue tu sensación inmediata?

-Cuando me llegó la noticia estaba en viaje, porque presentaba una película filmada en Israel en el festival de Berlín. Me puse muy contento porque hacía mucho tiempo que quería entrar en el mercado latino, actuar en castellano para mí es un sueño cumplido.

-¿Siempre haces de galán?

-Por una cuestión de apariencia te suelen ofrecer papeles con esa impronta, pero nunca antes con esta intensidad, esta emoción y a la vez con la exigencia y velocidad de una tira diaria. El ritmo es fuerte. Venía además de trabajar con otros tiempos, porque mis últimos tres trabajos habían sido tres películas, así que me ayudaron muchísimo Natalia y Adrián. Casi todas mis escenas son con ellos dos. Ambos son sumamente generosos. Igualmente, he rechazado propuestas para hacer de galán muchas veces, pero en este caso es totalmente diferente. En este personaje hay algo super interesante que es un lado oscuro, algo que ocurre debajo de lo que se ve. Me resultó irresistible ponerle el cuerpo.

 
Y un día Natalia Oreiro tuvo un nuevo pretendiente: Boris. 
 

-¿Cómo se hace para besar a Natalia y que no se te caigan las medias...?

-¡Se te caen! Somos profesionales, pero seres humanos también. La verdad que igual fue un beso muy técnico, ensayamos y enseguida, grabamos. No hubo casi tiempo de pensar que estaba pasando. Pero sí, es fuerte besar a una mujer como la Oreiro. Ella es una gran profesional, una divina, no tengo que decirlo porque acá la conocen de sobra.

-¿Esperas la aprobación de Ricardo (Mollo), como lo hizo con el beso que se dio con Suar?

-Y... si nos aprueba ¡me suelto! (risas). No lo conocía hasta que me dijeron quién era el marido de Natalia, pero no esperaba menos de ella. Un genio. De verdad, todos mis respetos. Y con ella estoy muy agradecido, por su generosidad me está pasando todo esto. Ya grabé unas escenas de acción con Adrián re buenas, nos estamos divirtiendo mucho.



-¿Con qué galán te medís?

-De acá no conozco mucho, pero sé que hay varios... en realidad, me gusta pensar en grande y me encantaría llegar en algún momento a un nivel que me permita acceder a papeles en el cine español, en los Estados Unidos, acá, es decir, me mido con la talla de los grandes como Daniel Day Lewis o Marlon Brando, los dos que más admiro. Eso también hace que sea autoexigente. A nivel local, me gustaría hacer cine con Darín. Para eso, sigo trabajando duro, haciendo las cosas bien y quizás, tenga la oportunidad. Si la veo, no la dejo pasar. Soy de embarcarme con alma y cuerpo en lo que quiero.

-¿Cuáles son tus armas de seducción, con qué ganas?

-En frente a las cámaras, es el personaje que habito, el texto que me dan y lo que puedo traer ahí. En mi vida personal, trato de ser lo más sincero posible. Ir con la verdad, aunque a veces es un poco difícil en estos tiempos que vivimos... pero no entreno para hacer ninguna mirada matadora, ni hago mucho más que ser yo mismo.

Pero ¿te cuidás para estar lindo, sos coqueto?

-Salgo a correr desde pibe, me despeja la cabeza, me relaja, lo disfruto mucho. Después hago flexiones o algunos ejercicios puntuales según me lo pida el cuerpo. Estar saludable, verse bien, eso le gusta a cualquiera. Comer, como de todo, y lo compenso con mis dos o tres veces por semana de entrenamiento. Eso sí, uso protector solar para cuidarme del sol y crema humectante por las noches, no me da ninguna vergüenza decirlo. Tampoco me pongo mil productos, pero me cuido, me parece importante.

-¿Estás soltero?

-No, por ahora estoy con una chica... ¡soy una incógnita para las argentinas! ¿no? Me gusta que siga siendo así, ¿tengo que contarlo todo? Bueno, cuento que hacía mucho que estaba solo y apareció alguien, que no es actriz, pero entiende mi trabajo, porque eso también es un tema cuando te la pasás viajando y besando otras chicas por ahí. Pero bueno, así estoy, sólo que ahora ella está en la otra punta del mundo, así que es todo por Skype...

 
Cara a cara. Bonnani y el desafío de trabajar con el jefe y en las ligas mayores.. Foto: gentileza El Trece
 

-¿Tu idea es instalarte acá?

-Hice esto para abrir este mercado porque me interesa mucho y me gusta Buenos Aires. La idea es poder hacer más cosas interesantes en el país, en la región y espero que varias cosas con Adrián, ojalá pueda tener continuidad mi trabajo acá.

-Entonces prepárate para el público femenino nacional, ¿te intimida el avance femenino?

-No creo que la chica argentina sea mas avanzadora que el resto del mundo. Eso va en gustos, si hay alguien que te gusta, siempre hay una cierta afinidad, y eso pasa todo el tiempo todo el día . No sólo a mí, a todos, así que soy una persona abierta, el juego de acercamiento, es lindo de cualquier manera, vaya a pasar algo o no. Ese tira y afloja es disfrutable y para eso está. La vida es un juego, eso es parte de la vida y parte del juego, nada más. La seducción es mágica e inevitable.

-¿Cómo vislumbras el futuro?

-Siento que tengo todo por crecer, también mucho por dar, estoy en un momento de plenitud en mi vida, muy enfocado a lograr un lugar en la televisión y en el cine. Pero también sé que empecé alto. Ahora, a estar a la altura de las expectativas..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerElecciones 2015Elisa CarrióLa muerte de la duquesa de AlbaSuperclásico