Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El hombre que lo salvó de la quiebra

Economía

Vicente le dio trabajo a Cristóbal López cuando su empresa se caía

Por   | LA NACION

A fines de 1998, cuando la crisis petrolera golpeaba con dureza la economía de las provincias patagónicas, Cristóbal López llegó una mañana desde el Sur a la ciudad de Buenos Aires para visitar a Oscar Vicente, el número uno de la petrolera de la familia Perez Companc y figura preponderante de la industria a nivel nacional por aquellos años.

El patagónico (nació circunstancialmente en Buenos Aires, pero se siente de Comodoro Rivadavia) había conseguido la cita gracias a la ayuda de múltiples intermediarios. Entre ellos, participaron el actual secretario de Obras Públicas, José López, y el ministro de Planificación, Julio De Vido. Ambos eran funcionarios del gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner.

Para Cristóbal López, la suerte estaba echada: si su empresa dedicada a la perforación de pozos petroleros, Almería Austral, no conseguía que la compañía que manejaba Vicente le otorgara la licitación que había cotizado por debajo de sus competidores, iría a la quiebra. Vicente opuso resistencia ante el pedido de López. No confiaba en las capacidades de la empresa comodorense, de dimensiones pequeñas para la escala habitual del negocio petrolero.

Entretuvo a López y a su socio, Fabián de Souza, durante horas en el histórico edificio de Maipú 1. Sin embargo, Vicente le dio el trabajo, la compañía de López cumplió, se recuperó y años más tarde el patagónico la vendió por una suma millonaria. Fue la base de su futura bonanza petrolera.

La anécdota sirve para ilustrar el vertiginoso crecimiento de los negocios de López, que ya era rico antes de Kirchner, pero incrementó y diversificó sus negocios de manera sustancial en los últimos 10 años. Sucede que Petrobras, la empresa que está a punto de controlar, es la sucesora de Pecom Energía, la compañía que le salvó el negocio en el 98.

López nunca olvidó el gesto de Vicente y volvió a buscarlo ahora para conducir la empresa. Si acepta, el ex Perez Companc tendrá su propia revancha.

Es que tras la salida de la familia argentina del negocio, la brasileña lo relegó a posiciones de menor visibilidad. Durante años se sentó cómodo en el sillón más importante de la petrolera Entre Lomas, una empresa en la que la brasileña tiene participación y produce un 2,5 por ciento de la oferta de petróleo y menos de un 1% de la producción de gas del país. Eso le alcanza para estar entre las 10 primeras empresas de hidrocarburos de la Argentina.

Si acepta la propuesta de López, Vicente retornaría, una década después, a tomar el mando de la empresa que ayudó a construir y cuyo timón debió abandonar por la llegada de capitales brasileños.

Diez años después de Perez Companc

  • Oscar Vicente
    Ceo de Entre Lomas

    El petrolero, uno de los ejecutivos de más trayectoria en la industria, es el elegido por López para conducir su empresa
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona