Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ante la escasez, Venezuela importará 50 millones de rollos de papel higiénico

El Mundo

El ministro de comercio dijo que se trata de una medida para que la gente "comprenda que no debe dejarse manipular por la campaña mediática" sobre el desabastecimiento

 
 

CARACAS.- En una medida sorprendente y enmarcada tanto en el desabastecimiento como en el conflicto entre el oficialismo y la oposición, el Gobierno venezolano anunció que importará 50 millones de rollos de papel higiénico para "saturar" el mercado local y abatir una supuesta "campaña mediática" que promueve una excesiva demanda del producto.

"La revolución traerá al país el equivalente a 50 millones de rollos de papel higiénico (...) para que nuestro pueblo se tranquilice y comprenda que no debe dejarse manipular por la campaña mediática de que hay escasez", dijo el ministro de Comercio, Alejandro Fleming, informó la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

El funcionario aseguró que "no hay deficiencia en la producción" de papel higiénico en Venezuela, que tiene un "consumo mensual de 125 millones de rollos", pero que ahora registra una "sobre demanda" que para ser satisfecha requiere "unos 40 millones adicionales".

"Vamos a traer 50 millones para demostrarle a esos grupos que no lograran doblegarnos", añadió Fleming, que no precisó cuándo llegará el producto a Venezuela, a quién se lo comprarán, ni por cuánto, según la AVN.

El papel higiénico es uno de los productos que escasean cíclicamente en Venezuela, cuyo Gobierno también anunció la llegada esta semana de 760.000 toneladas de alimentos para paliar el "desabastecimiento agudo", según dijo el propio presidente del país, Nicolás Maduro, electo el mes pasado en unas elecciones que fueron imputadas por la oposición.

El Gobierno atribuye la escasez a un plan de la oposición, que acapara y desaparece productos para derrocarlo, mientras sectores empresariales y también la oposición política la considera consecuencia de políticas como el control de precios, de cambios y otras que espanta a los inversionistas.

Acuerdo contra la escasez

En otra preocupante señal, el gobierno selló también un acuerdo con Empresas Polar, el principal productor de alimentos de Venezuela, para trabajar juntos para combatir la escasez de productos básicos que afecta al país en medio de la tensión política desatada tras el estrecho triunfo de Maduro en las presidenciales de abril.

El fin de semana, el heredero de Hugo Chávez acusó a Polar de esconder productos básicos para causar desabastecimiento y desestabilizar a su Gobierno en lo que calificó como una "guerra económica" para favorecer al líder opositor Henrique Capriles, quien se niega a aceptar la victoria de Maduro.

Lorenzo Mendoza, presidente de la firma, negó las acusaciones y, en un inusual desafío, le propuso a Maduro comprar las plantas de harina de maíz del Estado para superar la escasez.

En sus 14 años de Gobierno, Chávez amenazó varias veces con expropiar Polar, que con más de 30.000 empleados es una de las empresas privadas más grandes del país, sometiéndola a constantes inspecciones y tomando algunas de sus plantas.

Tras una reunión a puertas anoche en el presidencial Palacio de Miraflores, los ánimos parecieron calmarse.

"Fue una reunión franca, muy sincera (...) se supera este momento y se comprometen, ambas partes, a producir y distribuir oportunamente", dijo el vicepresidente Jorge Arreaza al canal estatal VTV, tras salir de la reunión.

En abril, el desabastecimiento en el país petrolero tocó máximos de cinco años en un 21,3 por ciento y la inflación anualizada alcanzó un 29,4 por ciento impulsada por los alimentos y la devaluación, en febrero, de un 32 por ciento.

"Parte de este tema [desabastecimiento] tiene que ver con la altísima politización", aseguró Mendoza, presidente de Polar.

El conglomerado de alimentos, cervezas, bebidas y golosinas asegura estar produciendo al máximo, especialmente en rubros sensibles como la harina de maíz, con la que se hacen las "arepas", un producto de consumo masivo popular entre las clases menos favorecidas del país caribeño.

Polar controla un 48 por ciento de la capacidad instalada en el país para producir harina, mientras que el resto está repartido en manos de otras tres firmas privadas y 18 estatales, incluida la gigante Monaca, que Chávez ordenó expropiar en 2010.

El Gobierno ha expropiado a varias productoras de alimentos y ahora controla parte de la producción de productos básicos del país. Pero incluso la propia red de tiendas estatales, que venden alimentos a precios subsidiados, suele sufrir de escasez.

Agencias EFE y Reuters.

TEMAS DE HOYLa muerte de García MárquezElecciones 2015InseguridadLa tragedia del ferry Sewol