Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

En 35 imágenes retrató el avance del cáncer en su mujer

Sociedad

Lo hizo un fotógrafo como un modo de homenajear a su compañera y, también, para crear conciencia sobre la enfermedad

Los últimos años de la vida de Jennifer Blurry fue una lucha constante por superar un cáncer de mama. Su marido, Angelo Merendino, como un modo de homenajear a su fallecida esposa, publicó una fotogalería de 35 imágenes, el proceso por el que pasaron juntos.

''Cada vez que nos veíamos mi corazón comenzaba a latir con fuerza y mi mente me pedía que declarara de una vez mi amor por ella. Pero no tenía el coraje de decírselo. Finalmente mi corazón venció y, como un niño pequeño, le dije que estaba completamente enamorado de ella. Para mi sorpresa y alegría, Jenni me miró con sus ojos brillantes y me respondió: 'Yo también''', así relataba cómo comenzó su historia de amor en su blog. Seis meses después de esta declaración de amor, Angelo le propuso matrimonio y ella aceptó. Cinco meses después de la boda a Jennifer le diagnosticaron cáncer de mama. El marido recuerda aquel terrible momento y cómo su cuerpo se entumeció. Ese sentimiento nunca abandonó su cuerpo ni el de su mujer.

 
 

''Nunca olvidaré cómo me miraba, sus ojos a mis ojos y los míos a los de ella. Con nuestras manos agarradas nos dijimos: 'Estamos juntos, así que estaremos bien'', contaba en primera persona Angelo. ''Nos amamos el uno al otro con cada pedazo del alma''.

Durante la batalla contra el cáncer contaron con mucha gente que les apoyaba pero también tuvieron que aguantar a personas cercanas que no podían entender del todo el día a día de la pareja.

Jen, como la llamaba su marido, tenía un dolor crónico que aumentó durante los casi cuatro años de tratamiento y medicación. A los 39 años empezó a usar un andador.

Angelo explica que con sus fotos quiere humanizar la cara del cáncer, en la cara de su mujer: ''Las fotos son el reflejo de los desafíos a los que tuvimos que enfrentarnos, de las dificultades, el miedo, la tristeza. De la soledad que tan duramente vivimos y que se plasmaba en la cara de Jennifer durante la batalla contra la enfermedad. Lo más importante de todo, es que estas imágenes demuestran nuestro amor. No nos definen, pero éstos somos nosotros".

''El cáncer está a la orden del día, y tal vez, gracias a estas fotografías, la próxima vez que a un paciente de cáncer le preguntan qué tal lo lleva, la respuesta mostrará más conocimiento, empatía, mayor comprensión y una preocupación sincera y de corazón'', concluía su historia Angelo Merendino, el marido enamorado..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015