Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El lado oculto del consumo

Las bodegas boutique son mayores de edad

Economía

Por   | LA NACION

Las bodegas boutique y los vinos de autor ya son mayores de edad. Si bien los argentinos históricamente fueron grandes consumidores de vino, la industria vitivinícola nacional vivió una profunda transformación a principios de los 90 de la mano del surgimiento de jugadores más chicos que priorizan la calidad por sobre el volumen.

Hoy, ese modelo de negocios que parecía una moda pasajera es el que está enfrentando mejor la amenaza que significa para las bodegas el crecimiento del consumo de otras bebidas alcohólicas, como el fernet o la cerveza.

"Cuando comenzamos el mayor desafío era romper con el prejuicio de que los vinos buenos solo los podían hacer las empresas grandes porque no existía el concepto de que una bodega pequeña podía hacerse cargo de la elaboración y comercialización de vinos de alta calidad y precio, siguiendo los pasos de los château de Francia", explicó Manuel Mas, el propietario de Finca La Anita, que nació en 1992 y fue una de las pioneras en imponer el concepto de bodegas boutique en el mercado local.

La explosión de la oferta trajo aparejada que hoy el del vino sea uno de los mercados más atomizados de la Argentina, con más de 1200 bodegas y 6000 etiquetas registradas. Sin embargo, el sector tampoco es ajeno a un incipiente proceso de concentración, especialmente en el área de la distribución, con cada vez más bodegas que se asocian para ganar volumen frente a los canales comerciales.

"La categoría de vinos de autor ya mueve más de $ 400 millones anuales y representa 30 por ciento del volumen y más de 40 por ciento de la facturación del canal que reúne a vinotecas, hoteles y restaurantes, y con franca tendencia al crecimiento como lo viene haciendo desde hace cinco años", aseguró Alfredo Sáenz, director de la consultora Umami y organizador del tercer encuentro de Vinos de Autor, que se realizará en el Buenos Aires Design los días 27 y 28 de mayo.

Ajeno a la crisis

En el mercado además destacan que esta franja del mercado viene sobrellevando con mejores resultados la caída del consumo de vino. "La categoría no está alcanzada por la crisis y el canal de venta está en franco aumento con las constantes aperturas de vinotecas. Hoy, el consumidor argentino prefiere pagar por la calidad y consumir menos volumen y es acá donde se benefician este tipo de bodegas. La contrapartida es que se trata de un cliente que es muy poco fiel a las marcas y lo que hace es migrar entre los productos de la misma categoría/precio, pero siempre abierto a probar cosas nuevas de calidad", señaló Sáenz.

Competitividad en baja

A pesar de su crecimiento, las bodegas más chicas no quedaron al margen de los problemas de competitividad que enfrenta el negocio del vino como consecuencia de la inflación en dólares y las subas de los costos de producción. La menor competitividad de la industria ya se tradujo en una inédita caída de 5% en las exportaciones en dólares en el primer trimestre del año y sin grandes perspectivas de cambio para lo que resta de 2013. "Hoy todo el mundo, incluidos los vinos de autor, está apostando al mercado interno porque es el único que permite actualizar los precios. Hace unas semanas, se cerró un acuerdo con el sindicato que agrupa a los trabajadores que recogen la uva y se terminó de otorgar un aumento escalonado del 25 por ciento, que aunque sea parcialmente se tendrá que trasladar a los precios al público", señaló Martín Pérez Cambet, gerente comercial de Casarena Bodega y Viñedos

Los nuevos espumantes

La avanzada boutique llegó hasta el rubro de los espumantes, aunque los jugadores más chicos del negocio de las burbujas aseguran que el desafío de enfrentar a gigantes de la talla de Chandon o Mumm no es menor. "Hay un segmento del mercado que es muy difícil de abordar para un espumante más chico, y no estoy hablando sólo de los grandes supermercados, sino también de los restaurantes que están acostumbrados a que les regalen o les bonifiquen la primera entrega con tal de poder entrar en la carta de vinos", reconoció Andrés Heiremans, gerente general de la bodega Cruzat, especializada en la elaboración y comercialización de espumantes..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezImpuesto a las GananciasElecciones 2015