Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Jorge Lanata denunció que Néstor Kirchner y Lázaro Báez compraron pases de jugadores para Racing

Política

El ex presidente habría realizado negocios con el empresario kirchnerista, con su hijo, Máximo, y con el representante deportivo Miguel Ángel Pires, para llevar a cabo una maniobra financiera para lavar dinero

A más de un mes de la primera denuncia sobre "la ruta del dinero K", que involucra al empresario Lázaro Báez y al ex presidente Néstor Kirchner y salpica al Gobierno, Jorge Lanata denunció otra supuesta maniobra de lavado de dinero, esta vez a través de la compra de jugadores para Racing.

Según un informe de Periodismo Para Todos (PPT) titulado "Nuevas pistas en la ruta del dinero K", el ex mandatario habría realizado en 2005 negocios junto a su hijo Máximo, Lázaro Báez, y un representante deportivo, Miguel Ángel Pires, entre otros, para comprar futbolistas como una forma de lavar dinero. De esa forma, Kirchner habría inyectado dinero en empresas ligadas a Pires. Según Lanata, los montos provendrían tanto de manos de Báez, como también de las arcas del ex mandatario.



De acuerdo con lo denunciado por PPT, entre los jugadores comprados por Pires, que se encargaba de las adquisiones de los pases de los futbolistas, figurarían Rubén "Tito" Ramírez, Pablo Lugüercio; Marcos Cáceres, Nicolás Cabrera, Leandro González, y Martín Wagner, entre otros.

El programa denunció el supuesto vínculo entre el representante deportivo con el círculo presidencial, quien habría viajado en varias oportunidades en aviones de Lázaro Báez, y también se habría hecho presente en Río Gallegos tras el fallecimiento del ex presidente. PPT señaló que tras comunicarse con Pires, este último aseguró no conocer a Lázaro Báez.

Otro informe hizo alusión a negocios del vicepresidente Amado Boudou, investigado por presunto enriquecimiento ilícito, y al cobro de publicidad oficial por parte de empresas cercanas al mandatario, en línea con la investigación que dio a conocer LA NACION sobre las sociedades anónimas WSM y Rock Argentina, entre otras.

Por último, el conductor se refirió a la supuesta intervención del Grupo Clarín y al final del programa, dijo: "El Gobierno decidió suspender la medida, no la descartó, creo que tarde o temprano lo van a hacer". Y prosiguió: "Este modelo no funciona con prensa libre, no puedo estar diciendo enfrente de cinco millones de personas que el Gobierno lava plata".

En esa línea, el periodista reafirmó que todo lo denunciado es cierto. Y sostuvo: "El miedo se rompió y cada vez más personas están empezando a hablar". Luego se dirigió a quienes lo tildaron de "golpista", y aseveró: "Acá nadie quiere un golpe, yo no quiero un golpe, quiero que este gobierno termine en el 2015, y quiero que después del 2015 vayan en cana los que tengan que ir"..

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYProtesta policialCristina KirchnerTemporal en Buenos AiresElecciones 2015Copa Sudamericana