Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Clemente Cancela: "No vamos a poder competir contra los prejuicios de la gente"

Espectáculos

LA NACION habló con uno de los tres hombres de negro sobre la nueva propuesta de CQC

Por   | LA NACION

 
 

La historia de Clemente Cancela en los medios arrancó en Caiga quien Caiga, donde -después de tres años- volvió a caer. El notero atrevido que increpaba sin cesar a quien hiciera falta: políticos nacionales, internacionales, futbolistas, actores, de a poco se fue ganando su lugar. Después de casi una década en ese papel, regresó a su casa pero con otro puesto: pasó de la calle al mostrador.

A dos semanas de que el histórico ciclo de Mario Pergolini regresara a la TV, Clemente habló con LA NACION sobre los nuevos desafíos que enfrenta siendo uno de los tres hombres de negro, lugar que comparte con "el nuevo Mario", Roberto Pettinato, y con su ex compañero de móviles, Diego Iglesias. "Es espectacular Pettinato haciendo CQC ", dice su coequiper a la hora de describir cómo es el rol del ex Sumo al mando de un programa tan difícil de dirigir como es CQC.

Cancela estaba tranquilo lejos del programa que lo dio a conocer, haciendo su propio camino. Pasó por La liga, Medios Locos, hizo algunas incursiones como actor ( Sr. y Sra. camas y Mi primera boda ) y después optó por la radio, con Gente sexy (que estuvo primero en FM Blue y ahora tiene casa en la Rock &Pop). En eso estaba cuando el teléfono sonó... "Me llamaron. Fue todo rapidísimo. El productor ejecutivo se comunicó conmigo un viernes, nos vimos ese mismo día; me contó de qué se trataba el proyecto, en qué consistía. Le planteé un par de dudas que tenía del trabajo, y de movida le dije que sí. Sin si quiera escuchar la oferta económica, dije sí. Me interesaba, cuando me dijo cómo iba a ser, me pareció que estaba buenísimo y que no podía dejarlo pasar. Sobre todo por cómo está la tele hoy. Esto es de lo mejor que hay. Además es volver al lugar donde me formé profesionalmente", cuenta, mientras se dirige de su casa a la radio.

-¿Te imaginabas volviendo a Cuatro cabezas?

-Fue muy sorpresivo todo esto. No lo tenía en mi cabeza, me imaginaba un 2013 muy diferente. Nunca me imaginé que iba a volver a Cuatro cabezas. Y menos, de esta manera, mucho menos en la mesa. No estaba en mi bandeja de posibilidades. Nunca creí que me iban a ofrecer esto, jamás lo imaginé. Fue en menos de un mes. Esto lo arreglé un viernes, y al jueves siguiente ya estábamos grabando la promo.

-¿Tenías el traje negro listo?

-No tenía nada. Estaba totalmente desprovisto de trajes. Pero sucedió un milagro hermoso: los trajes que había me quedan bien, no grandes, sino bien. Parece que no había hombres tan pequeños como yo y me estaban esperando.

-¿Cómo vivís el cambio, de cronista a conductor?

-Me siento muy feliz y en constante aprendizaje. Al ser un trío comandado por Pettinato, me parece que tengo una oportunidad de oro para aprender. Él está cebado, tiene muchas ganas y eso contagia. Nunca había hecho algo así, encabezar un programa con un personaje tan prestigioso. Mi laburo es acompañar. Roberto maneja el humor como nadie, tiene un nivel de delirio y de gracia que pocos tienen y un alto profesionalismo. Verlo cómo se maneja, cómo encara cada inicio de bloque, la energía que le pone a cada chiste... es buenísimo. Lo he visto levantar mis chistes de una manera muy generosa y hacerlos mucho mejores. A eso sumale que Diego está súper ajustado; él es el más periodista de los tres.

-¿Cómo sentís que le está yendo a CQC ?

-Van pocos programas y me parece que estamos encontrando un formato interesante. Hay una línea estilística que no se ha perdido y tiene las notas que marcan la diferencia. Es un trío que tiene todo para funcionar bien, hay buena química, nos llevamos bien. En muy poco tiempo encontramos un buen camino. El día que grabamos las promos fue el primer encuentro, nos reímos mucho y todos los que estaban con nosotros también. Hay mucho potencial.

 
La nueva formación de CQC: Clemente, Pettinato y Diego Iglesias. Foto: Gentileza El Trece
 

-¿Cómo manejan las expectativas con respecto al rating?

-Estoy desacostumbrado a lo que tiene que ver con la televisión. Es demasiado pronto para hacer un balance, tiene una medición lógica para el horario que tiene, por los encendidos, me parece que Caiga... nunca fue un programa en el que el rating pese. No es la vara para medir, importa más el contenido.

-En los últimos CQC dijeron que había un tratamiento un tanto tibio en lo que a política respecta, ¿qué idea tienen en esta nueva propuesta?

-La idea es que el programa conserve ese espíritu que siempre tuvo de ser inclemente. Me parece que por eso se está viendo. Con lo que no vamos a poder competir es contra los prejuicios de la gente. Yo, en mi lugar, opino sobre todo sin pensar en dónde estoy parado o para quién trabajo. El programa siempre tuvo una línea, una libertad del programa mismo. Lo importante es conservar el espíritu. No estamos pensado en dónde nos vamos a parar, nos dejamos fluir. No tiene sentido empezar a plantear esas cosas, está todo sensible con respecto a eso, en dónde te parás. ¡Qué sé yo, déjame de joder, para algunas cosas pienso esto y para otras, lo otro!

-¿Cómo lo ves a Pettinato? ¿Creés que es un buen reemplazante para Mario?

-Lo veo cómodo, lo veo feliz. Creo que es el que tenía que venir después... Es el otro gran conductor de Caiga... Esto no es ir a desmerecer a Ernestina... pero Petti está hecho para esto, como que le da su toque personal..

TEMAS DE HOYInseguridadFeria del LibroFrente Amplio UNENRicardo Bauleo