Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

¿Qué heredan los hijos de sus padres?

Sociedad

Cuánto de los rasgos físicos, de la personalidad o de las enfermedades se transmiten de generación en generación; la explicación de genetistas; la situación de los "hijos por catálogo"

Por   | LA NACION

 
 

 
Se pueden heredar desde rasgos físicos hasta enfermedades. Foto: Archivo / LA NACION
 

¿Tendrá la sonrisa del padre? o ¿la inteligencia de la madre?. ¿O bien será pelirrojo como el tío?. ¿Jugará tan bien al fútbol como el hermano?

Suele pensarse que los rasgos físicos y de la personalidad se transmiten de forma directa de padres a hijos, pero esto, ¿es tan así?. En realidad, ¿cuánto de lo que somos se hereda? A grandes rasgos, las personas tenemos la mitad de los genes del padre y la otra mitad de la madre. De esta manera, se pueden heredar desde parecidos físicos hasta enfermedades.

Los genetistas explican que cada una de las personas lleva en su información genética dos "variantes" para una misma característica o gen: una heredada del padre y otra, de la madre. Una de esas variantes se expresa físicamente y la otra queda oculta en los genes. Al tener un hijo, él portará también dos variantes, la de la madre y la del padre, es decir, que para cada rasgo físico tendrá cuatro formas posibles. El azar tiene ahí la última palabra.

La genetista e investigadora Noelia Cabral explica que hay algunos rasgos como el color de ojos, de pelo, de piel, la altura y el peso, entre otros, que dependen de varios genes que trabajan en conjunto y las combinaciones son aún mayores. "Para sumar complejidad, además son características que también dependen del medio ambiente en el que se desarrolla el chico", señala. Entre los factores ambientales figuran nutrición, contacto con el sol, exposición a situaciones violentas, estimulación intelectual, por ejemplo.

Los genetistas explican que cada una de las personas lleva en su información genética dos "variantes" para una misma característica o gen: una heredada del padre y otra, de la madre

La jefa de Genética de Cemic, Florencia Petracchi, retoma la idea: "Es importante recalcar que la mayoría de los rasgos físicos no dependen de un único gen. Por eso, es difícil predecir la ocurrencia de un rasgo o de otro". Y ejemplifica: "La gente suele decir que si los padres tienen ojos claros los hijos sí o sí van a tener ojos claros, o si hay alguno pelirrojo, lo será. Lo cierto es que hay una base de realidad, pero no siempre es así. Alguien con ojos claros puede tener hijos con ojos oscuros y padres que no son pelirrojos, tener un hijo con ese color de pelo. Porque no dependen exclusivamente de un gen, entonces, la combinación será específica para ese individuo".

Las enfermedades, ¿se heredan?

Los especialistas explican que, en su gran mayoría, las enfermedades no son ni puramente genéticas ni puramente ambientales. Existen excepciones. El genetista Enrique Gadow, miembro de la Academia Nacional de Medicina, señala: "Hay enfermedades genéticas en las que hay una mutación en un gen y eso se puede transmitir a un hijo y generar una enfermedad; otras son puramente ambientales: una infección viral, por ejemplo".

Su colega Petracchi agrega: "También se cree que hay cuestiones genéticas que modifican las ambientales. Entonces, hay personas que ante la misma infección viral tiene una mejor evolución que otra; es decir, ante un mismo medicamento hay gente que tiene mejor respuesta que otra y eso depende de lo que se llama predisposición genética".

diagnósticos de enfermedades

Los estudios genéticos que se realizan en embarazadas son específicos y tienen como intención realizar diagnósticos de enfermedades genéticas definidas. Por ejemplo, si surge de un estudio que alguien porta genes que predisponen a desarrollar cáncer -como ocurrió con el caso de la actriz Angelina Jolie, poseedora del gen "defectuoso" BRCA1, que podría desencadenar en cáncer de mama- se pueden tomar ciertas precauciones para no llegar a la enfermedad.

 
Laboratorio de análisis de ADN del hospital Durand. Foto: Archivo / LA NACION
 

"También hay genes que establecen que hay más chances de ser obeso, o desarrollar cáncer de próstata, o de ser miope, o de sufrir un infarto precoz", ejemplifica Petracchi. Con esta información de predisposición genética se pueden tomar ciertas conductas preventivas. Para alguien con riesgo cardíaco, por nombrar un caso, se le recomendará evitar deportes extremos de alto impacto que pueden terminar en muertes súbitas.

Para el síndrome de Down hay un estudio específico que se realiza antes del nacimiento. "Se determina si tiene o no el Síndrome. Pero luego, hay gente que pregunta qué grado de síndrome tiene. No hay grados, porque no se pueden establecer los alcances en el desarrollo de una persona, ya que tendrá mucha incidencia su ambiente particular". En ese caso, las estimulaciones serán clave.

¿Está en los genes la forma de ser?

Cuando hablamos de personalidad, la capacidad intelectual, la habilidad deportiva o las preferencias por determinados gustos, la herencia tampoco tiene todas las respuestas.

La genetista Cabral explica que "se puede hablar de cierta predisposición o habilidad para desarrollar ciertos tipos de actividades, pero necesitan de una estimulación apropiada para que se potencien". La educación, el entrenamiento, las condiciones de vida, están entre el ambiente.

Su colega Florencia Petracchi menciona que hay estudios científicos que intentan demostrar que los rasgos de carácter se heredan, pero aclara que también es cierto que es muy difícil hacer trabajos epidemiológicos con certeza acerca de eso. Se explaya: "si un chico está en la casa escuchando que el padre trata mal a todo el mundo, que es violento, es poco probable que si su hijo sea así por una cuestión genética". La especialista se inclina en pensar que existe allí una identificación con la figura paterna. Lo mismo si ocurre al contrario y sus padres son dulces y simpáticos: sería muy difícil establecer si el temperamento alegre de ese hijo no se debe a su ambiente familiar.

Gadow hace especial hincapié en las condiciones ambientales. "El ambiente es todo lo que nos rodea, e incide en los genes y en la conducta de alguien; por sobre todo, las conductas o actitudes de un chico son poligénicas y además tienen que ver con el modo de ser de sus padres". En este último terreno no se mete, aclara que es el campo de estudio de la psicología. "La desnutrición, por ejemplo, es ambiente. Es clave porque actúa en determinados genes y condiciona el conocimiento".

¿Padres inteligentes, hijos inteligentes?

La respuesta de Gadow da algunas pistas respecto de cómo se determina el nivel intelectual de una persona. El ambiente en el que se desarrolle será clave. Respecto de la posibilidad de heredar los "genes de la inteligencia" eso no está tan claro. "Algo del orden del nivel intelectual tiene que ver con lo genético", señala Pretracchi, pero no menosprecia lo ambiental.

"No es lo mismo un chico con una capacidad intelectual genéticamente desarrollada que esté en un medio no estimulado, que un chico que esté estimulado desde pequeño; aunque parta de una capacidad intelectual menor", compara. En este caso el ambiente sería el estímulo y juegan mucho en interacción con los genes.

Donantes por catálogo

Todos estos factores que interactúan tornan imposible garantizar qué rasgos físicos tendrá un hijo. Las leyes de la genética permiten hablar de parecidos con sus progenitores, de probabilidades de tener ciertos rasgos, que dependerán fuertemente de las condiciones de vida. Pero nunca habrá certezas.

"Los estudios de diagnóstico genético se utilizan desde hace tiempo y cada vez resultan más accesibles y más requeridos. SIn embargo, los estudios de predisposición albergan grandes expectativas para el futuro pero aún tienen poca aplicabilidad en la practica médica diaria", adelanta Petracchi.

En nuestro país la donación de espermatozoides es confidencial y no se puede elegir el donante

Cabral, investigadora en el banco de semen Reprobank, suele enfrentarse a estos pedidos de "hijos a la carta" de parte de los futuros padres. "Aunque en otros países del mundo existen catálogos de donantes, con fotos y características de los hombres que entregan sus muestras, en nuestro país la donación de espermatozoides es confidencial y no se puede elegir el donante", dice.

Agrega que este desconocimiento del donante suele traer prejuicios a la hora de solicitar una muestra de semen. "Además del testeo de enfermedades genéticas e infectológicas, las receptoras solicitan donantes con un alto parecido físico a sus progenitores y suelen hacer hincapié en características particulares como el color de ojos, la altura, el tipo de cabello, o la forma de la nariz", ejemplifica. Cuestiones que como médica no puede garantizar aunque quisiera.

"Es de vital importancia que los profesionales aclaremos esto al recomendar el uso de muestras de banco de semen, debido a que existe un gran desconocimiento sobre bases biológicas que controlan la herencia y esto puede crear falsas expectativas a la hora de recurrir a un donante", explica..

TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015