Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Crisis

Giro de la UE: suaviza sus políticas de austeridad

El Mundo

Varios países tendrán más tiempo para reducir sus déficits

Por   | LA NACION

PARÍS.- La Comisión Europea (CE) dio ayer por primera vez una clara señal de que decidió alejarse de la cuestionada política de "todo austeridad" como respuesta a la crisis económica, al extender a varias de las economías más importantes del bloque el plazo para que reduzcan sus déficits.

La medida permitirá a esos países suavizar los recortes que apuntan a reducir el défici; de todas formas, Bruselas insistió en que deben profundizar las reformas estructurales.

En su evaluación de los presupuestos de la Unión Europea (UE), Bruselas concedió a Francia, España y Holanda entre uno y tres años para volver a los criterios de convergencia del bloque, que fijan el déficit máximo autorizado en 3% del PBI. También anunció que liberará a Italia del riguroso control fiscal al que está sometido, a pesar de la decisión de su nuevo primer ministro, Enrico Letta, de anular una serie de impuestos creados por su antecesor, Mario Monti.

Polonia, Portugal y Eslovenia recibieron igualmente plazos suplementarios.

El presidente de la CE, José Manuel Barroso, destacó que los nuevos plazos responden a un análisis coherente con el realizado por otras organizaciones como el FMI y la OCDE, preocupadas por el impacto de una consolidación presupuestaria demasiado severa en las condiciones actuales.

En otras palabras: la austeridad parece haber dejado de ser la única respuesta a la crisis. "Hay límites a lo que puede ser obtenido con austeridad", reconoció Maarten Verway, un economista de la CE.

Con un desempleo cada vez mayor, día tras día son más quienes afirman que llegó la hora de dar prioridad al crecimiento para poner fin a la crisis y luchar contra el desempleo. Esa tendencia se registra incluso en países como Alemania, el principal abanderado de la austeridad.

En sus últimas previsiones para Francia, la Comisión anticipó, por ejemplo, una contracción de la actividad de 0,1% este año y un crecimiento de 0,9% el año próximo, con un déficit de 3,7% en 2013, que pasaría a 4,2% si París no cambia de política.

En todo caso, los funcionarios europeos insisten en que no es cuestión de abandonar la "disciplina fiscal".

La CE aceptó hacer esas concesiones a condición de que los gobiernos concernidos lancen profundas reformas estructurales, sobre todo en el terreno del mercado de trabajo.

Para la autoridad administrativa europea es "el fracaso de esos gobiernos en su intento de introducir esas reformas" donde reside el aumento del desempleo en la región.

Siguiendo con el ejemplo de Francia, Barroso señaló que las reformas son necesarias pues desde hace diez años, "quizá 20", el país perdió competitividad, "como queda claro en la evolución de su parte de mercado" en los intercambios internacionales.

Generación con miedo

Pero ese plazo suplementario es sin duda una respuesta positiva a la insistencia de los dirigentes franceses, españoles e italianos que afirman que es la austeridad absoluta la que condujo a millones de jóvenes europeos a quedarse sin empleo y sin perspectivas de futuro.

Para el primer ministro español, Mariano Rajoy, la UE debe cambiar los mecanismos de tratamiento de los déficits para que los países no sean penalizados cuando gastan dinero en la lucha contra el desempleo juvenil. Con una desocupación del 27%, España, cuarta economía de la zona euro, tiene ahora hasta 2016 para reducir su déficit, que hoy representa el 6,5% del PBI.

"Tenemos que rescatar a toda una generación que tiene miedo. Poseemos la generación mejor educada de la historia y la mantenemos paralizada. Es inaceptable", dijo el ministro de Trabajo italiano, Enrico Giovannini. Italia debería llegar este año a un déficit del 2,9% de su PBI y a 1,8% en 2014.

Sin embargo, los expertos de Bruselas presentaron al nuevo gobierno una larga lista de medidas, que incluyen reformas del mercado laboral y una revisión del sistema impositivo.

"Italia tiene un muy escaso margen de seguridad para conservar su presupuesto bajo control", explicó el comisario europeo para la Economía, Olli Rehn.

Difíciles de controlar

En un esfuerzo considerable, los 17 países de la zona euro redujeron globalmente sus déficits en aproximadamente 1,5% del PBI. Ese ritmo, según la CE, se achicará a la mitad este año.

Desde que comenzó la crisis, los 27 países del bloque aceptaron otorgar a la Comisión Europea mayor poder para controlar sus presupuestos nacionales.

Esa concesión incluye la posibilidad de penalizar o emitir recomendaciones vinculantes a los países con excesivos déficits.

En la práctica, esas atribuciones funcionan con los pequeños países. Las grandes economías del bloque, como Francia, suelen ser mucho más difíciles de controlar.

Fuentes del Ministerio de Economía francés reconocieron ayer que el ministro Pierre Moscovici "comparte" el diagnóstico de la CE.

"En cuanto a la realización, es evidente que Francia hace sus reformas a su ritmo, respetando sus instituciones y los actores sociales", agregaron.

Las recomendaciones de la CE serán vinculantes una vez que sean aprobadas por los líderes de la UE en una cumbre prevista en Bruselas para el mes próximo.

Brasil admite que crecerá menos

Tras el anuncio de la modesta expansión del 0,6% de la economía brasileña en el primer trimestre respecto del período octubre-diciembre pasado, el gobierno de Dilma Rousseff revisará hacia abajo su pronóstico de crecimiento económico del 3,5% en 2013, admitió ayer el ministro de Hacienda, Guido Mantega. "Seguramente revisaremos, y seguramente será hacia abajo", expresó Mantega al comentar los datos sobre el desempeño de la economía brasileña divulgados ayer por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).La expansión del 0,6% de un PBI de US$ 531.000 millones es inferior a las expectativas del mercado, que estimaba un aumento de entre el 0,8% y el 1%.El anuncio se conoció horas después de que el Fondo Monetario Internacional rebajara a 7,75% su pronóstico para este año del crecimiento de China, tras prever el 8%, contracción causada por la debilidad en la economía global y la caída en las exportaciones del gigante asiático..

Del editor: qué significa.
La austeridad, por ahora, sigue en pie y lejos está de su fin, a pesar de que la economía europea necesite, con urgencia, un shock de crecimiento.

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAEl brote de ébolaElecciones en BrasilEstado Islámico