Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Duras alusiones de Cristina a Scioli

Política

Una vieja disputa dentro del oficialismo se reanudó ayer cuando la presidenta Cristina Kirchner lanzó un feroz ataque verbal contra el gobernador Daniel Scioli en un acto en Lomas de Zamora . Sin nombrarlo, pero con referencias muy claras a él, lo responsabilizó por la inseguridad, por "no poner la cara" ni "hacerse cargo", y por no defenderla a ella de la crítica de la prensa porque, según dijo, cuenta con "protección de medios corporativos".

"Estoy un poquito cansada, no de gobernar, sino de que algunos se hagan los idiotas o me tomen a mí por idiota", estalló. "A mí no me defienden algunos dirigentes que, cuando dicen las cosas que dicen de mí o de mi compañero, miran para otro lado", agregó. Durante su discurso miró dos veces a Scioli , que permaneció serio y mudo.

Pese a que culpó a Scioli por la inseguridad, un rato después Cristina Kirchner hizo anunciar que había desplazado del gabinete a su propia ministra de Seguridad , Nilda Garré.

"No vamos a hacer comentarios", dijo a LA NACION un vocero oficial que acompañó al gobernador bonaerense. Sin embargo, dentro del sciolismo interpretaron que la embestida obedeció a que Scioli había dicho por la mañana que "entre el odio y el fanatismo tiene que haber un punto de equilibrio", en referencia al paro docente en la provincia.

"Cuidemos al país, cuidemos la estabilidad", agregó Scioli en declaraciones a Radio 10. "¿Qué hay detrás de esto? ¿Algo raro", sugirió sobre la extensión del paro. Cerca del gobernador sospechan de una intencionalidad política: los gremios docentes tienen vínculos con el kirchnerismo.

Muchos en el Gobierno y en el sciolismo recordaron el día en que el fallecido ex presidente Néstor Kirchner lo había desafiado en público a que "diga quién le ata las manos" para esclarecer casos de inseguridad. "¿Si Kirchner lo nombró, por qué ella no?", se preguntó un sciolista, intrigado.

Pero además, en el entorno de Scioli suponen que esta nueva pelea puede acelerar la filtración de candidatos propios en las listas de Francisco de Narváez para las elecciones de diputados nacionales y legisladores provinciales de octubre. "Cristina no nos pondrá candidatos en sus listas", concluyeron.

También algunos sospechan que Cristina podría haberse enterado de reuniones privadas o comentarios reservados de Scioli contrarios a la estrategia electoral de la Casa Rosada.

"Quiero ser sincera porque, la verdad, estoy un poquito cansada. Pero no cansada de gobernar, no, no, no, al contrario", se lamentó la Presidenta. "De lo que estoy cansada es de que algunos se hagan los idiotas o me tomen a mí por idiota. ¿Y saben por qué? Porque siempre he actuado de muy buena fe", agregó.

En otra referencia casi directa a Scioli, Cristina Kirchner agregó: "Cuando tuvimos la desgracia en La Plata de una tragedia sin precedentes, no se me ocurrió hacerme la estúpida y mirar para otro lado, como hacen otros que siempre se borran y nunca ponen la cara, y dicen que todo es lindo y que todo está bien". Pero se le escapó una frase polémica: "Fui y puse la cara donde no tenía que ponerla porque no era mi responsabilidad".

Las críticas comenzaron con la inseguridad. "Muchas veces veo situaciones de mucha injusticia cuando se cargan las tintas sobre los intendentes", dijo. Y propuso: "Habría que organizar una descentralización definitiva. Porque no me parece justo que las decisiones o los controles que se hacen a nivel provincial, si no se hacen bien, luego lo tengan que pagar los intendentes". Pareció una clara alusión a la responsabilidad de Scioli.

"Es cierto también que determinados sectores cuentan con protecciones mediáticas porque parece ser que no tuvieran responsabilidad de nada y nadie les pide nada", acusó.

"A mí me llama mucho la atención que siempre haya dirigentes intocados. Por ahí, dirigentes importantes de nuestro país, a los que los grandes medios corporativos nunca los tocan, tal vez porque tengan intereses también", agregó con tono suspicaz.

"Por supuesto que siempre es más fácil y más cómodo decir palabras de ocasión, siempre es mucho más fácil. Nada más fácil que quedar bien con todos y tener un millón de amigos", aseguró la jefa del Estado, haciendo casi una descripción del concepto que muchos tienen de Scioli. "Imagínense a ese tipo de dirigentes frente a corporaciones como el Fondo Monetario", señaló. "Y cuídense mucho de esos a los que parece ser que nada les toca ni nada les llega o que todo está bien", advirtió para desacreditar a Scioli, con la mira puesta en las presidenciales de 2015.

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezDamián StefaniniLa salud de CristinaMarcelo TinelliEl drama de Pistorius